Pérdidas millonarias en el centro del país por la lluvia

Las incesantes lluvias registradas en las últimas semanas, que provocaron la inundación de cientos de miles de hectáreas en la zona núcleo de producción tanto agrícola, como ganadera y lechera, instalaron un horizonte oscuro para los productores que prevén pérdidas millonarias, casi inevitables dado el pronóstico para los próximos días.

22 ABR 2016 - 14:24

"Lamentablemente, los pronósticos a corto plazo indican que las lluvias retornarían a la región el próximo domingo y durarían hasta el miércoles", precisó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, sobre las perspectivas para el área que conforman las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

En su último informe, la GEA estimó "una caída de rinde de 5 quintales por hectárea, en lo que resta por levantar, estando el 40% de la soja de primera cosechada", y precisó que "antes del evento climático, se estimaban 40 quintales por unidad de superficie como rendimiento medio del área".

Alertó que "el daño en la calidad es inmensurable, sin precedentes desde el inicio de la soja en la región", y precisó que "todavía no están dadas las condiciones de piso y de caminos para que ingresen las cosechadoras y se confirmen las estimaciones".

"La ausencia de infraestructura ya es cosa juzgada y en virtud del panorama sombrío que nuestra institución observa para los días por venir, insistimos en la necesidad de acciones rápidas y contundentes", alertó en el mismo sentido la Sociedad Rural de Reconquista, provincia de Santa Fe.

En tanto, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de la misma provincia (Carsfe), Gustavo Vionnet, evaluó que las pérdidas por inundaciones "superarán los u$s 2.500 millones" y aseguró a Télam que "muchas son irreparables".

Vionnet destacó que "no es una situación de unos días, es un verdadero desastre climático", y advirtió además que "afecta por igual a toda forma de producción en la provincia".

Explicó que "hay campos anegados desde hace muchos días, caminos destruidos y pérdida de rinde y calidad en las cosechas".

"Para los tambos, además, es una situación terminal y casi un golpe de gracia", estimó el dirigente agrario, quien consideró que "será necesario adquirir créditos internacionales que pongan nuevamente en marcha las empresas agropecuarias que están totalmente paralizadas".

Con todo, aseveró que "la producción santafesina está en situación de crisis profunda en todas sus actividades, con cultivos agrícolas perdidos o deteriorados; y tambos con su producción severamente disminuida, con pasturas comprometidas y dificultades para alimentar los rodeos".

También remarcó que "los sectores porcinos, ovinos y avícolas están devastados; la ganadería, complicada en producción y destetes y sin pastos para el invierno; los suelos, deteriorados por los excesos hídricos; y la red vial colapsada, impide sacar de los campos aquella producción que ha logrado subsistir".

Por su parte, la Sociedad Rural de Reconquista advirtió sobre el estado de "incomunicación y aislamiento que atraviesan" comunidades del norte santafesino.

Señaló que "la producción santafesina está en una situación de crisis profunda en todas actividades", y aseguró que "los aportes anunciados por los gobiernos nacional y provincial resultan insuficientes ante los daños que productores y pobladores del norte provincial padecen".

En tanto, el Comité de Crisis del Sector Productivo de Entre Ríos reveló que en la provincia, como consecuencia de las últimas lluvias e inundaciones, "se llevan registradas pérdidas, solamente en el cultivo de soja, que superan ampliamente el millón de toneladas que, a valores actuales, serían más de $ 3.700 millones".

"La cuestión climatológica va a afectar mucho a la economía entrerriana", advirtió el Comité que agrupa a diversas entidades vinculadas con el quehacer agropecuario, al tiempo que aseguró que "hay importantes quebrantos que superan el 50% en la lechería entrerriana, la ganadería, citricultura y arroz".

22 ABR 2016 - 14:24

"Lamentablemente, los pronósticos a corto plazo indican que las lluvias retornarían a la región el próximo domingo y durarían hasta el miércoles", precisó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, sobre las perspectivas para el área que conforman las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

En su último informe, la GEA estimó "una caída de rinde de 5 quintales por hectárea, en lo que resta por levantar, estando el 40% de la soja de primera cosechada", y precisó que "antes del evento climático, se estimaban 40 quintales por unidad de superficie como rendimiento medio del área".

Alertó que "el daño en la calidad es inmensurable, sin precedentes desde el inicio de la soja en la región", y precisó que "todavía no están dadas las condiciones de piso y de caminos para que ingresen las cosechadoras y se confirmen las estimaciones".

"La ausencia de infraestructura ya es cosa juzgada y en virtud del panorama sombrío que nuestra institución observa para los días por venir, insistimos en la necesidad de acciones rápidas y contundentes", alertó en el mismo sentido la Sociedad Rural de Reconquista, provincia de Santa Fe.

En tanto, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de la misma provincia (Carsfe), Gustavo Vionnet, evaluó que las pérdidas por inundaciones "superarán los u$s 2.500 millones" y aseguró a Télam que "muchas son irreparables".

Vionnet destacó que "no es una situación de unos días, es un verdadero desastre climático", y advirtió además que "afecta por igual a toda forma de producción en la provincia".

Explicó que "hay campos anegados desde hace muchos días, caminos destruidos y pérdida de rinde y calidad en las cosechas".

"Para los tambos, además, es una situación terminal y casi un golpe de gracia", estimó el dirigente agrario, quien consideró que "será necesario adquirir créditos internacionales que pongan nuevamente en marcha las empresas agropecuarias que están totalmente paralizadas".

Con todo, aseveró que "la producción santafesina está en situación de crisis profunda en todas sus actividades, con cultivos agrícolas perdidos o deteriorados; y tambos con su producción severamente disminuida, con pasturas comprometidas y dificultades para alimentar los rodeos".

También remarcó que "los sectores porcinos, ovinos y avícolas están devastados; la ganadería, complicada en producción y destetes y sin pastos para el invierno; los suelos, deteriorados por los excesos hídricos; y la red vial colapsada, impide sacar de los campos aquella producción que ha logrado subsistir".

Por su parte, la Sociedad Rural de Reconquista advirtió sobre el estado de "incomunicación y aislamiento que atraviesan" comunidades del norte santafesino.

Señaló que "la producción santafesina está en una situación de crisis profunda en todas actividades", y aseguró que "los aportes anunciados por los gobiernos nacional y provincial resultan insuficientes ante los daños que productores y pobladores del norte provincial padecen".

En tanto, el Comité de Crisis del Sector Productivo de Entre Ríos reveló que en la provincia, como consecuencia de las últimas lluvias e inundaciones, "se llevan registradas pérdidas, solamente en el cultivo de soja, que superan ampliamente el millón de toneladas que, a valores actuales, serían más de $ 3.700 millones".

"La cuestión climatológica va a afectar mucho a la economía entrerriana", advirtió el Comité que agrupa a diversas entidades vinculadas con el quehacer agropecuario, al tiempo que aseguró que "hay importantes quebrantos que superan el 50% en la lechería entrerriana, la ganadería, citricultura y arroz".


NOTICIAS RELACIONADAS