DEPORTES

Al menos se definió en la cancha el clásico que vio pasar al “Lobo”


Jorge Newbery pasó y jugará contra Sol de Mayo. No se modificó el 1-1 en el minipartido que ayer se jugó sin público en cancha de USMA. Fue expulsado Asencio y el encuentro comenzó una hora tarde por ausencia de ambulancia.
24/02/2017 02:00

653

El miniclásico, un minipartido. Dos tiempos cortos, demasiada tensión y mucho clima interno después de todo lo ocurrido hace quince días en el barrio Industrial. Jorge Newbery con un hombre menos, “bancó” la diferencia y terminó festejando el pasaje a la siguiente llave de la Copa Argentina.

Huracán que arrancó mejor, terminó sufriendo la expulsión de Jeremías Asencio y después ya no tuvo opciones para llegar con buenas idea. Ahora el “Lobo” jugará en Viedma ante Sol de Mayo el próximo martes.

Decir que la definición se dio en la cancha suena a consuelo. Ojalá se haya aprendido la lección y se interprete finalmente que por sobre cualquier rivalidad, debe prevalecer el criterio y que esto involucra por igual a todas las partes.

El público ayer en Km. 5 estuvo ausente. Pero el vacío no le ganó a la confusión. El encuentro estaba previsto para las 10 de la mañana mientras en la ciudad se realizaban los actos oficiales por el Aniversario pero se inició casi una hora después.

La ausencia de la ambulancia obligó a una espera desprolija. Cuando finalmente el servicio sanitario se hizo presente en USMA, el médico de turno carecía del carné habilitante, lo que derivó en un reemplazo de la unidad. Otra espera y una nueva comedia de enriedos.

La doctora Charadía, la misma que intervino en la agresión al jugador Rodrigo Cárcamo y que derivara en la suspensión llegó a la cancha obviamente con escaso interés debido a los episodios ya conocidos para firmar la planilla reglamentaria y permitir al menos, que el juego se pusiera en marcha.

En lo futbolístico Huracán mostró la ambición de ir. Y trató de encerrar al rival en su campo. Tuvo opciones claras que desperdiciaron sucesivamente Asencio, Bilbao y el paraguayo Romero. La roja directa sufrida por Asencio a los 17’ (foul desde atrás a Rubio) le alteró los planes a Jorge Montesino.

En el reinicio, el mediocampo fue la escala menos visitada. Huracán se repitió en pelotazos y dividió el protagonismo ante un “Lobo” sólido atrás y con buena tarea del arquero Brian Romero. De contra, Newbery casi lo define: una corrida de Villegas terminó en el palo y una restante, tras una proyección de Velázquez, fue despedicidada por el ex CAI cuando el grito era inminente.

Enfrente con Barrera, Bustos y Nicolás Tapia el “Globo” se jugó las últimas cartas. Y estuvo más cerca a pesar de tener al reloj como enemigo. Y a un rival que se replegó, manejó los tiempos y se dedicó en el escaso resto que planteaba el trámite, a cuidar lo que había cosechado en la ida con aquel gol de Eric Castro.No le alcanzó el esfuerzo al Globo quien acusó el hombre de menos.


Copa Argentina Huracán de Comodoro Newbery