POLICIALES

Presos de Comodoro amenazan con matar a policías


Son dos internos de la Alcaidía, donde en los últimos días hubo intentos de motín. Las amenazas quedaron registradas en un video.
14/04/2017 09:47
2.169

Dos presos de en la Alcadía grabaron un video con un teléfono celular donde envían mensajes desde el interior de un pabellón de la alcaidía policial.



Según informa El Patagónico, se trata de  Pablo “Chipi” Rodríguez y Pedro “Chiqui” Monaldi.  “Afuera vamos a salir a matar a unos pares, estamos bien organizados ya, bien piola”, advierte Rodríguez, quien en simultáneo hace ademanes y fuma. Mientras, Monaldi denuncia: “la yuta son la patota, la mafia más grande”.



“Acá con los compa vamos a acribillar unos pares, porque nos da el pecho y matar un par de policías igual”, advierte “Chipi” Rodríguez.



Después que un grupo de detenidos en ese recinto carcelario protagonizara hace dos semanas un motín donde resultaron heridos dos policías y le robaran el teléfono celular a uno de los celadores, ahora se conocieron estas imágenes que corresponden a un teléfono que estaba en poder de los presos –aparato de uso prohibido para los reos- y que se lo olvidaron cargando a la hora en que ingresa el personal policial a efectuar un recuento rutinario de detenidos.



Bajo una suerte de presentador, “Chipi” Rodríguez, conocido por su participación en el violento asalto a “Hottys” del 16 de febrero de 2010 -en donde intentó matar por la espalda al agente Hugo Yapura-, comienza el video contando entre la oscuridad y la sombra del pabellón: “estamos acá en cana, fumando un faso, acá con mi compañero Chiqui (Monaldi)”, a quien saluda con un apretón de manos.



“Afuera vamos a salir a matar a unos pares, estamos bien organizados ya, bien piola”,. advierte Rodríguez y le da paso a su compañero de celda.



“Acá tranqui nomás, pura gente piola, delincuentes y asesinos, la mejor. No estamos ni ahí con la yuta (policía)´. Este video si la yuta lo llega a encontrar se lo dedicamos a ellos, porque ellos nos tienen encerrados acá. Porque ellos son la patota, la mafia más grande, nos encerraron acá, pero ya vamos a ganar la calle”, señala Monaldi, haciendo ademanes mientras sostiene un cigarro armado entre sus manos.



“Los pibes delincuentes vamos a salir y le vamos a meter fruta eh, no se nos enfrió el pecho a los pibes. Hace un par de años estamos en cana”, subraya Rodríguez quien hace gesto con sus manos como cuando se carga un arma.

 

“Dentro de pronto vamos a estar afuera”, dice el “Chipi”. En 2014 fue condenado por agredir a un hombre que perseguía a un amigo suyo que había robado en un domicilio del barrio San Cayetano. Además fue denunciado por haber amenazado con un arma a su madre y hermana, a quienes golpeó junto a su hermano.



“Chiqui” Monaldi, en medio de su mensaje, nombra por su apellido a un policía que prestaría servicios en la alcaidía policial, al

que de alguna manera incluye como destinatario del mensaje



Una de las últimas veces en que fue conducido a la Oficina Judicial, Monaldi resultó denunciado de amenazar a un policía en los pasillos del recinto frente a la mirada de los custodias. Incluso el martes 26 de enero de 2016 fue detenido al intentar robar en la casa de un policía. Y meses antes a esa detención había amenazado a dos policías con un cuchillo.



“Los voy a matar a todos” les habría advertido en un supermercado del Pueyrredón. Ni en período de prueba Monaldi se portó como debía y fue condenado por los tres delitos que su abogado defensor había logrado que le incluyeran en un juicio abreviado.



Además, en 2014 fue señalado como sospechoso en un homicidio pero luego no se encontraron pruebas para imputarlo. En el video que se conoció ayer le manda un saludo a la familia que lo ayuda y les promete portarse “piola” cuando salga.



Rodríguez al contrario es el más exasperado y advierte: “acá con los compa vamos a acribillar unos pares, porque nos da el pecho y matar un par de policías igual”.



Los reclamos



Por estos días en el recinto carcelario se registran jornadas de reclamo. Ayer se supo que uno desistió de una huelga de hambre que mantuvo durante dos días luego de coserse la boca. Algunos reclaman la falta de carne en el menú. Mientras que el pan al recinto no llegaría hasta el momento porque la panadería que lo provee ha sufrido los embates del temporal y está inundada.



No es la primera vez que se dan a conocer públicamente videos de este tipo realizados dentro de los pabellones. El último que había salido a la luz fue el de diciembre del año pasado en el que Nelson “Richy” Alvarado era amenazado por otros dos reos que le colocaban un cuchillo en la garganta dentro de una celda y le exigían “hacé llegar eso”. En requisas posteriores no se encontró el arma blanca ni el teléfono en cuestión.



Fuente: El Patagónico