ECONOMÍA

Por tomas de deuda, en 2017 Chubut pagará el equivalente a dos masas salariales más


Serán cerca de 160 millones de dólares. Por trimestre habrá que pagar 40 millones de dólares, por el nuevo bono y los Bodic. Además se suma una fuerte emisión de Letras del Tesoro.
07/05/2017 02:00

4.675

Por trimestre el Gobierno Provincial debe afrontar vencimientos de deuda de alrededor de U$S 40 millones. Lo que implica, números más, números menos, el pago de medio aguinaldo cada tres meses, o el pago de 2 masas salariales más de los empleados públicos por año.
Los datos se desprenden de un informe en base a datos de la Comisión Nacional de Valores al que accedió el Económico. Así, cada tres meses, al Gobierno se le suman por un lado los intereses del bono emitido a 10 años por 650 millones de dólares, lo que representan más de 12,6 millones de dólares. Capital e intereses del Bodic 1 sacado por la anterior gestión por otros U$S 15,6 millones.
A esos 28 millones de dólares trimestrales, se le suman los intereses del Bodic 2, el Fideicomiso Chubut y las Letras del Tesoro. Es decir cada 3 meses debe afrontar un cóctel de alrededor de 40 millones de dólares. Al año son U$S 160 millones, el equivalente al pago de dos sueldos de la administración pública, si se considera que la masa salarial mensual es de cerca de U$S 80 millones.
Este escenario se presenta además en un momento de egresos importantes y caída de los ingresos.
Y la proyección, marca que de acá a 2026, cuando vence el plazo del nuevo bono emitido por el Gobierno, se mantendrá la estructura de vencimientos de 40 millones de dólares por trimestre. Debido a que si bien en 2020 finaliza el BODIC 1, comenzará la amortización de capital del Bodic 2.
Fuentes consultadas que entienden de los mercados financieros sostienen que se podrían haber tomado dos opciones más atractivas: una de ellas no acumular todos los vencimientos de forma trimestral y extender el pago del último bono emitido por ejemplo de modo semestral.
Y una segunda alternativa: la emisión bajo el formato “Bullet”, que implica amortizar en una sola cuota al final de la vida del bono y sólo pagar intereses periódicos, generalmente cada año o semestralmente.
De acuerdo con las proyecciones, con la tasa prevista el bono emitido el año pasado por 650 millones de dólares tendrá por los próximos 10 años un interés acumulado de 365 millones de dólares acumulado, con lo cual entre el capital (650 millones) y el interés (365 millones), se pagará un total superior a los 1.000 millones de dólares.
Deuda de corto plazo

Otra señal de alerta está relacionada con las Letras del Tesoro, que sirven como un endeudamiento a corto plazo, pero con una elevada tasa de interés. Este año se hicieron ya tres colocaciones.
La emisión de Letras busca refinanciar anteriores emisiones, pero la herramienta sirve para cubrir desequilibrios de caja. Este año el límite para endeudarse con Letras es de U$S 188 millones de dólares, casi $ 3.000 millones de pesos con la cotización actual de la moneda. Y en 4 meses el Gobierno ya emitió $ 2.176 millones de pesos, según datos del Mercado Abierto Económico (MAE). Sin embargo, estos vencimientos por ahora caen dentro del ejercicio 2017, con lo cual el Ejecutivo lo puede considerar como si no fuera deuda.
La primera emisión de Letras fue por 800 millones de pesos en el mes de febrero. Un mes después, en marzo, se colocaron 617 millones de pesos. Mientras que la última emisión fue hace unos días, el 21 de abril, por un valor de 759 millones de pesos. En este último caso con plazos de pago en julio, septiembre y noviembre. Por lo que por ahora siguen estando dentro del ejercicio.
La tasa de colocación en cada una de las emisiones osciló entre el 21 y el 23 por ciento. Un valor mejor al obtenido el año pasado, aunque sigue siendo la herramienta financiera más costosa.
“Lo preocupante es que tenían una posibilidad cierta de sanear endeudamiento con el bono de los 650 millones. Eso era lo que los iba a colocar en una mejor posición de carácter financiero. Por lo que vemos no se están cancelando deudas de proveedores, no se han cancelado las Letras y se sigue al límite y eso coloca a la provincia en una situación compleja”, aseguró la diputada del FpV y exministra de Economía durante la gestión Buzzi, Gabriela Dufour.
Agregó que “las Letras están como reserva para un desequilibrio de caja. No puede estar uno permanentemente utilizando una instrumento de corto plazo para cualquier circunstancia”.
Y al respecto puntualizó que “si son desequilibrios de caja sabes que junio es el problema, porque están los aguinaldos. Si no pudiste acumular el pago de aguinaldos, generalmente tenés que recurrir a Letras para ese desfasaje. Si ya estamos partiendo de un piso muy alto, puede ocurrir que le tengan que pedir a la Legislatura que amplíe esa endeudamiento”.
Sintonía fina

Dufour insistió: “Mirando los números me preocupa, porque no hay que mirar el corto plazo, sino los recursos que se generan. Si no hay que hacer rápidamente gestiones ante el gobierno Nacional y no solo estar pidiendo obras y como Nación nos va a ayudar a cubrir estos déficits”.
Como vía alternativa para resolver el problema, la exfuncionaria provincia indicó que “el recurso más ágil es un ATN (Adelanto del Tesoro Nacional) que saneae parte de lo que hay en Letras y pensar en una administración más austera. Y si no, pensar en un endeudamiento a mucho mas alargo plazo para tener un periodo de saneamiento. Algunas de las obras con recursos provinciales se hagan con financiamiento internacional que son generalmente a largo plazo”.
Por último expresó que “se debería reemplazar algunas de las obras significativas, pensar en reasignárselas a un endeudamiento que provenga por ejemplo de financiamiento internacional. Hay que hacer algo, sintonía fina se va a requerir. Hay una disponibilidad de los organismos internacionales, pero es una opción. O cambiar la fuente de financiamiento y que sea más largo plazo”.#

 


deuda problemas vencimientos