ECONOMÍA

Grecia achicó su déficit y Europa levantó las sanciones


El Consejo Europeo anunció hoy el cierre del procedimiento de déficit excesivo contra Grecia según una recomendación de la Comisión Europea emitida en julio pasado, que constató la reducción del déficit fiscal heleno a menos del 3% del producto interno bruto (PIB).
25/09/2017 09:30

755


En un comunicado, el Consejo señaló que "está confirmado que el déficit del país está ahora por debajo del 3% del producto interior bruto (PIB), la referencia de la UE para evaluar los déficits públicos"

El anuncio se produce el mismo día que visita la capital griega el presidente del Eurogrupo, quien el sábado indicó que su objetivo era verificar que Grecia estuviera "totalmente preparada" para el levantamiento de los controles.

La presidencia de turno estonia del Consejo, institución que representa a los 28 Estados miembros de la Unión Europea, agregó que ahora "las finanzas griegas están en mucho mejor forma" que en 2009, cuando Atenas entró a la lista de países con exceso de déficit.

"Estamos en el último año del programa de apoyo financiero y se han hecho progresos para habilitar a Grecia de nuevo para abastecerse de dinero en los mercados internacionales a tasas sostenibles", agregó el ministro de Finanzas de Estonia, Toomas Toniste.

La deuda griega en relación con el PIB, que alcanzó un pico del 179% en 2016, también se espera "que decrezca en los años venideros", se añade en el comunicado citado por la agencia de noticias EFE.

"A la luz de todo ello, el Consejo encuentra que Grecia cumple las condiciones para cerrar el procedimiento de déficit excesivo" y puede volver al Pacto de Estabilidad y Crecimiento como el resto de socios de la UE.

La "vigilancia" de Bruselas continuará "hasta agosto de 2018, bajo el programa de ajuste macroeconómico y el post-programa de control que le seguirá", precisó el Consejo.

El sábado, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, aseguró que Grecia "seguirá bajo supervisión después del rescate" financiero, que está previsto para fines de 2018 en una entrevista publicada por el diario griego Ta Nea.

El político holandés aclaró que eso es lo habitual y puso como ejemplo los casos de España, Chipre e Irlanda, donde la supervisión de los acreedores siguió durante algún tiempo luego del rescate.

Dicha supervisión incluye la interferencia de los acreedores en las cuentas de los países deudores a fin de obligarlos a cerrar sus presupuestos de acuerdo a sus consejos, que en general incluyen recortes en gastos como las jubilaciones. 

Con respecto al alivio de la deuda, afirmó que al concluir el programa se examinará "la sostenibilidad de la deuda", y si "Grecia ha cumplido con sus compromisos", se buscarán soluciones.

La economía griega, opinó el presidente del Eurogrupo, "es cada vez mejor", pero hay que fijar "la estabilidad política y económica y promover reformas durante el programa como después de agosto de 2018", ya que -concluyó- "los problemas estructurales" fueron factores clave en la crisis griega.

Las autoridades griegas se han comprometido a mantener un superávit primario del 3,5% del PIB hasta 2022 y una trayectoria fiscal posteriormente que sea "consistente" con los requerimientos fiscales de la UE.

El pasado 12 de julio, la Comisión Europea solicitó que se cerrase el procedimiento de déficit excesivo, tras "los esfuerzos sustanciales del país en los últimos años para consolidar sus finanzas públicas"

Sólo Francia, España y el Reino Unido mantienen abierto el proceso de déficit excesivo, frente a los veinticuatro países que en 2011 se encontraban en esa situación.


Grecia Unión Europea