Un conflicto entre gremios mantiene parada a la planta de Vientos del Sur

El STIA reclama que tomen trabajadores de su sector. Pero la empresa frigorífica los encuadró dentro del Sindicato del Hielo, como corresponde. La Secretaría de Trabajo ordenó la conciliación obligatoria.

17 NOV 2017 - 21:27

Desde el lunes la empresa pesquera Vientos del Sur tiene bloqueada la entrada y salida de camiones de su planta de Puerto Madryn, a raíz de un conflicto gremial  con el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).
Desde entonces, un grupo de personas que se identificaron como pertenecientes al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, que conduce Luis Núñez, produjeron disturbios y destrozos en las instalaciones de la cámara frigorífica de la empresa, donde hasta hace unos años funcionaba la firma Harengus.
El motivo del conflicto es que el STIA pretende que la empresa tome a personal de su gremio. Fuentes cercanas a Vientos del Sur explicaron que no se trata de una planta de procesamiento de pescado sino de un frigorífico que brinda el servicio de alquiler de frío. Aclaran que allí no se realiza ningún tipo de manufactura de la materia prima y, por consiguiente, el STIA no está encuadrado para tener personal en el lugar y el indicado es el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Mercados Particulares (STIHMPRA).
Vientos del Sur, que pertenece al Grupo Newsan y a Pesquera San Isidro, invirtió más de 5 millones de dólares para poner en marcha a la vieja planta de Harengus. Aunque no hubo comunicado oficial de la compañía, trascendió que los accionistas repudiaron la movida del STIA porque pone en riesgo el desempeño de la actividad pesquera de la provincia, y también eventuales nuevas inversiones que se planeaban desde ese sector. Hace dos días, la delegación Puerto Madryn de la Secretaría de Trabajo de Chubut dictó la conciliación obligatoria, donde se ordenó a todas las partes retroceder con las medidas de acción directas.#

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
17 NOV 2017 - 21:27

Desde el lunes la empresa pesquera Vientos del Sur tiene bloqueada la entrada y salida de camiones de su planta de Puerto Madryn, a raíz de un conflicto gremial  con el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).
Desde entonces, un grupo de personas que se identificaron como pertenecientes al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, que conduce Luis Núñez, produjeron disturbios y destrozos en las instalaciones de la cámara frigorífica de la empresa, donde hasta hace unos años funcionaba la firma Harengus.
El motivo del conflicto es que el STIA pretende que la empresa tome a personal de su gremio. Fuentes cercanas a Vientos del Sur explicaron que no se trata de una planta de procesamiento de pescado sino de un frigorífico que brinda el servicio de alquiler de frío. Aclaran que allí no se realiza ningún tipo de manufactura de la materia prima y, por consiguiente, el STIA no está encuadrado para tener personal en el lugar y el indicado es el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Mercados Particulares (STIHMPRA).
Vientos del Sur, que pertenece al Grupo Newsan y a Pesquera San Isidro, invirtió más de 5 millones de dólares para poner en marcha a la vieja planta de Harengus. Aunque no hubo comunicado oficial de la compañía, trascendió que los accionistas repudiaron la movida del STIA porque pone en riesgo el desempeño de la actividad pesquera de la provincia, y también eventuales nuevas inversiones que se planeaban desde ese sector. Hace dos días, la delegación Puerto Madryn de la Secretaría de Trabajo de Chubut dictó la conciliación obligatoria, donde se ordenó a todas las partes retroceder con las medidas de acción directas.#


NOTICIAS RELACIONADAS