POLICIALES

Robó en una estancia armas, balas y cartones de cigarrillos y va a juicio

El imputado tenía una suspensión de juicio a prueba por el caso, pero cometió diversos delitos y le revocaron los beneficios que gozaba y deberá comparecer en una audiencia oral y pública. Tenía que hacer trabajos comunitarios.

27/11/2017 02:00

La fiscal de Sarmiento Laura Castagno encargada de la imputación.

1.925

Pablo Gabriel Aguirre (29), que tenía una suspensión de juicio a prueba por un robo en una estancia de Sarmiento, irá a juicio oral y público a cometer nuevos delitos en la zona sur de la provincia.

El acusado había obtenido una suspensión de juicio a prueba por un robo agravado en el establecimiento ganadero “El remache” en agosto del 2012, pero cometió nuevos delitos y el ex juez Roberto Casal, le revocó el beneficio.

La fiscal Laura Castagno solicitó que se lo declare autor penalmente responsable y le impongan la pena de tres años y seis meses de prisión. Po su parte, el abogado defensor Horacio Hernández, considero que se debe dictar un fallo absolutorio a favor de su asistido.

En la sala de audiencias n°2 de la Oficina Judicial se desarrollo un juicio oral y público contra Pablo Aguirre, acusado por el Ministerio Publico Fiscal como presunto coautor del delito de robo agravado.

El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. La Fiscalía estuvo representada por la fiscal Laura Castagno y el funcionario Ezequiel Castro. El imputado, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado particular Horacio Hernández.

La etapa de debate y producción de prueba permitió escuchar catorce testimonios y se leyeron diecinueve medios de prueba documentales.

Al momento de los alegatos, Castagno sostuvo que mediante el análisis una cadena de indicios se puede concluir la participación de Aguirre en el hecho denunciado. En este sentido, destacó los resultados de los allanamientos y el reconocimiento de los objetos por parte de la víctima.

En consecuencia peticionó al juez que entiende en la causa, Alejandro Rosales que se declare al acusado autor penalmente responsable del delito de robo agravado por ser cometido en despoblado.

Con respecto a la pretensión punitiva, pidió que se le imponga a Pablo Aguirre la pena de 3 años y 6 meses de prisión.

A su turno, el abogado particular Horacio Hernández alego que su teoría del caso quedo probada en función que las evidencias aportadas por la parte acusadora, demostraron que Aguirre no tuvo participación en el hecho.

Asimismo, señaló que ante la orfandad probatoria correspondía peticionar al tribunal que dicte un fallo absolutorio, informó un parte de la Fiscalía.

Los hechos

En la pieza de acusación pública se indicó que los hechos ocurrieron el 28 de agosto del 2012, en el establecimiento ganadero “El Remache” ubicado en la zona de San Bernardo.

Aproximadamente a las 22:00, Aguirre llegó al lugar a bordo de su camioneta. Aprovechando la ausencia de sus moradores forzó el candado del galpón, la puerta de ingreso a la vivienda y la puerta de una casilla. Luego sustrajo varios elementos.

Los damnificados denunciaron que les robaron una carabina calibre 22 con mira telescópica, una motosierra, tres cartones de cigarrillos, una suma de dinero de aproximadamente 25.000 pesos, tres cajas de balas calibre 22, dos miras telescópicas, una escopeta calibre 16 de un caño, dos linternas, varios cuchillos y leña de ñire. Con el avance de la investigación algunos elementos fueron secuestrados en el domicilio de Aguirre y reconocidos por su propietario.

Antecedentes

En esta causa, Pablo Aguirre y el coimputado Mauro Llanquihuen, habían obtenido el beneficio de suspensión de juicio a prueba en agosto del 2013. En la resolución se dispuso que debían cumplir determinadas reglas de conducta.

Una de las reglas establecía que no podían cometer nuevos delitos durante el periodo de prueba, se informó. Aguirre incumplió con esta obligación. El 25 de mayo del 2014 consumo un nuevo ilícito en la circunscripción judicial de Comodoro Rivadavia.

Finalmente, el 26 de abril del 2016 la jueza Gladys Olavarría lo condenó a la pena de 6 meses de prisión de ejecución condicional y esa sentencia ya se encuentra firme.

Asimismo, en noviembre del año pasado el juez Daniel Pérez resolvió condenarlo como autor penalmente responsable del delito de abigeato, en grado de tentativa.

En este caso le impuso una pena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso. También tuvo que cumplir 40 horas de trabajo comunitaria, a favor del Estado, detalló el informe de la Fiscalía de Sarmiento.#