ECONOMÍA

Soriano: crisis e incertidumbre


La planta está endeudada y sin fondos para comprar los insumos y reactivar la producción de mezcla del agar-agar. Los trabajadores hace meses no cobran su sueldo. A mitad de la semana podría haber una reunión clave para definir el futuro de la histórica empresa de algas de Gaiman.
22/07/2018 02:00

3.999

La planta de Soriano hace un mes está paralizada. Hay 24 trabajadores que ya hace meses no vienen cobrando el sueldo y hay una gran incertidumbre sobre el futuro. Sobre la empresa pesan hipotecas por los créditos solicitados y ya en Gaiman no quedan miembros de la familia Soriano que estén al frente de la administración de la firma. Hoy el manejo se hace desde Buenos Aires.
Hoy la situación es crítica y algunos se animan a decir que se está más cerca del cierre que de encontrar una salida sustentable. La principal dificultad es el mercado importador. Las fuertes deudas hacen que tampoco se esté en condiciones de comprar los insumos para activar la mezcla del producto y hacer los despachos.
Según fuentes del gremio del STIA, a partir del lunes podrían comenzar a depositarse los subsidios por parte del Gobierno Provincial para los empleados. Serían cercanos a los $ 5.000.
Mientras tanto, para mitad de semana integrantes de la familia Soriano podrían estar viajando a Gaiman para mantener un encuentro con las autoridades provinciales y la planta de personal. Allí revelarán si existe algún tipo de proyecto o el camino es la quiebra.

En caída libre

Ya desde 2013 el producto final (Agar-Agar) que se hacía solo en la firma de algas de Chubut para todo el país comenzó a importarse, sobre todo desde China. Allí apareció un nuevo negocio para los importadores, que luego negociaban directamente con las industrias alimenticias el producto del agar-agar, un gelificante indispensable para darle la consistencia al dulce de leche, dulce de batata, cremas o las gelatinas, como tantos otros bienes que están en el mercado.
Lo que venía desde China como producción terminada, ingresaba al país con un costo en su momento de 6 a 7 dólares menor que los precios internacionales. Los reclamos por medidas antidumping cayeron en saco roto y competir contra los importadores se volvió inviable.
A fines de 2016 desde Jornada se advertía de la posibilidad de cierre de la principal unidad de negocios de Soriano: la producción de agar-agar. Pocas semanas después llegaron los 32 despidos de trabajadores y las máquinas de la principal planta de la empresa se apagaron definitivamente.
Para comienzos de 2017 la compañía de algas inició una reconversión. Dejó la producción para importar el insumo del agar-agar desde Asia y también de Chile. Se pasó al proceso de mezclado para más de 18 variedades. Además, desde el área de ventas se buscó diversificar los productos para ampliar la cartera de clientes. De única productora en el país, a importadora.
En la actualidad, no se cuenta con los fondos suficientes para traer la materia prima y realizar la mezcla del agar-agar. Gonzalo Soriano, que había quedado al frente para afrontar la severa crisis que atravesaba la empresa, hoy ya dejó la conducción. Y en la gerencia y como cara visible ha quedado el ingeniero García, que es el padre del intendente de la ciudad, Mariano García Aranibar.

Una propuesta

La propuesta que llegó de la familia Soriano es en algunas semanas saldar la deuda con los trabajadores hasta el mes de junio. Además se estaban gestionando los subsidios con el Gobierno Provincial por $ 5.000 para cada trabajador. Ha habido reuniones con los funcionarios provinciales y se les ha planteado que si Soriano no cumple, se haga la rescisión de la concesión para la explotación de las algas.
Entre la planta en Gaiman se cuentan entre los 24 operarios personal de mantenimiento, de administración y profesionales químicos y de laboratorio. Los mensualizados hace al menos dos meses que no cobran, mientras que sería menor lo adeudado con aquellos que se les paga por quincena.
El intendente de Gaiman, Mariano García Aranibar, estuvo pendiente de las gestiones que se han hecho en el último tiempo, pero que no han tenido resultados. “Tenemos un contexto difícil, donde las políticas que se están aplicando para las pymes son más que complicadas. Lo vemos acá en la zona con diferentes industrias”.
Así como ocurre con algunos textiles de Trelew, se espera por la aparición de algún inversor que pueda sacar adelante la fábrica, pagar las deudas. Aunque en caso de poder activar las máquinas nuevamente, habrá que rever la estrategia de negocios y apuntar a un modelo sostenible. Ya que la demanda existe, pero la oferta llega a través de cada vez más importadores que han ingresado al negocio hace ya casi 5 años.
“Es una empresa con una estructura vieja, tiene ventas para realizar, pero debería transformarse en una unidad de negocios sustentable, algo que hoy no lo es”, apunto Aranibar.
Desde el Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA), el vocero Oscar Hughes aseguró que “la situación es muy compleja y complicada. Hace algunos meses se perdieron puestos de trabajo y a los trabajadores hace 3 o 4 meses que se viene pagando fuera de término los sueldos”.
Describió que “la situación de ellos es complicada por el tema financiero de la empresa. El agar-agar ya no se producía con las algas que traían de Bahía Bustamente, la molienda ya se importa y esa alga se importa y acá sólo se hace una mezcla. Era muy poco lo que se estaba produciendo en Gaiman. Ahora se dejó de producir y el planteo de la planta es que la situación se va a hacer muy difícil para seguir adelante debido a las políticas de importaciones que se abrieron con este Gobierno que perjudicó a muchos y a la producción de la planta de Gaiman”.
Afirmó que “la posibilidad  que nos han manifestado es que con el Banco de la Provincia se otorgue un préstamo para importar el alga y hacer mezcla en Gaiman. Pero la verdad que la planta ya se encuentra hipotecada por créditos anteriores que vienen de la gestión de Martín Buzzi”.
Y señaló en esa dirección que “hubo muchas reuniones con las autoridades para ver si se podía salvar la histórica empresa. Hoy la planta de Soriano la tiene hipotecada el Banco de Chubut. Es muy delicada la situación”.#

 


Crisis de Soriano endeudada Gaiman