SOCIEDAD

Un niño de dos años murió por la picadura de un alacrán

Un niño de dos años murió como consecuencia de la picadura de un alacrán ocurrida en una vivienda del barrio Villa Urquiza, de la ciudad de Córdoba.

25/09/2018 16:00

1.642





  El deceso del chico se produjo en el Hospital de Niños de la capital provincial, adonde fue derivado desde el Hospital Misericordia, en grave estado y con evidencias de haber sido picado en distintas partes del cuerpo.



   El vicedirector del Hospital de Niños, Adrián Fonseca, resaltó que el niño "estaba muy grave" al ingresar a ese centro asistencial e indicó que las principales picaduras las había recibido en el cuello.



   Como las picaduras principales fueron en el cuello el tratamiento con suero no pudo salvar al chico, que no resistió la acción del veneno.



   La madre del nene, en declaraciones a una radio local, dijo que cree que el ataque del arácnido se produjo cuando el chico se fue a dormir: "Parece que estaba en la almohada", consideró.



   En la Argentina, la especie de alacranes o escorpiones más peligrosa es la Tityus trivittatus, que no es autóctona y fue introducida por accidente a principios de siglo.



   Es de color amarillo claro con tres líneas oscuras sobre su lomo y tener pinzas muy finas, mientras que Bothriurus, otra variante más común y menos peligrosa, es de color castaño oscuro, casi negro, y posee pinzas gruesas.



   Según datos del Cocinet, en los últimos diez años se registraron al menos 50 muertes por causa del arácnido.



   La toxicidad del veneno afecta con mayor gravedad a los niños, en quienes la picadura es mucho más dañina.



   El veneno inoculado desde al aguijó situado en al cola del animal, compuesto por agua, sales, proteínas, péptidos y pequeñas moléculas, puede llevar a la posterior afección al corazón y los pulmones, originando el temido paro cardiorrespiratorio.