DEPORTES

Escuela de boxeo y contención en Trelew

La Escuela de boxeo “Mario Narváez” comenzó como un proyecto para ayudar a jóvenes que aspiran a ser grandes boxeadores y se encuentran en situación de riesgo social.

21/01/2019 02:00

Parte del grupo de boxeo que entrena Mario Narváez en su escuela. Tanto varones como mujeres practican el deporte de los puños en Trelew.

1.971

Uno de los ejemplos es el de Ezequiel Labat, un joven que estuvo en contacto con la droga y la delincuencia y hoy lucha para salir adelante gracias al boxeo.

Hoy, Diario Jornada, a través de Jornada Play, te cuenta la historia de la Escuela y de Ezequiel.

Historia de superación

Mario Narváez, entrenador, y Federico Withencamp, preparador físico, son la cabeza de este proyecto solidario. El hermano del “Huracán” Narváez, contó que: ““Ezequiel viene de un pasado duro y nosotros con Federico intentamos ayudarlo a salir adelante. La idea es sacar a los pibes de la calle, de problemas familiares, con la droga y la delincuencia, les damos alojamiento y los entrenamos para que se formen como futuros boxeadores profesionales. Ezequiel es un buen pibe y tiene talento, sabemos que puede dar mucho en el deporte chubutense, hay que ayudarlo a que salga de los problemas que tenía, por eso apostamos a él”. Y agregó: “queremos brindarle lo bueno del deporte, una vida sana, que nunca se olvide de donde viene pero tiene que hacer un cambio en su vida para alejarse de lo malo”.

Por su parte, Withencamp contó que “con Mario tuvimos la suerte de viajar por varios lugares del mundo, California me atrapó, vimos un gimnasio público con campeones del mundo entrenando juntos con chicos de la calle, gente que tiene problemas, eso te hace ver muchas cosas, vimos como incluían a la gente que está fuera de la sociedad, como trabajaban, como se superan y la idea fue copiar eso. Si no hay alguien que te valore e invierta tiempo en vos es difícil para los chicos. Salió de Ezequiel querer un cambio, nosotros lo hacemos a pulmón, queremos ayudar. Queremos ir armando un equipo de trabajo que vaya elevando el nivel de los chicos. Armar un campamento de boxeo para que los chicos vayan creciendo deportivamente. Esto tiene que ser un ida y vuelta, nosotros lo ayudamos pero él tiene que esforzarse y dar lo máximo para llegar a ser un buen boxeador y llegar a ser un campeón, es una cadena, es nuestra idea, el día de mañana si se da esa posibilidad de que lleguen a ser campeones, que no se borren y sigamos siempre trabajando juntos y ayuden a futuros campeones”.

Droga y delincuencia

Ezequiel contó que es de Trelew y creció en el barrio Inta que “lamentablemente está dominado por la droga y delincuencia. Yo boxeo desde los 14 años, pero entre los 15 y 16 andaba en la droga, robando, anduve mucho en la calle, nunca dejé el boxeo pero andaba con malas juntas y en el boxeo encontré la forma de alejarme de eso. También tuve que alejarme de la familia para no llevar problemas. Me dijeron si quería vivir del boxeo, me tenían fe, y acá estamos con todas las ganas”. Labat expresó que ahora sus días cambiaron: “me levanto temprano y voy a entrenar, ya no me drogo, me siento mejor, a la tarde entreno de vuelta, una vida más tranquila, no ando en la calle, está mucho mejor esta vida, en el barrio no era vida, no podía andar si no tenía un fierro en la cintura”, dijo sobre su pasado. “Siempre quise dejar de drogarme, pero estando en el barrio cuesta mucho, porque la tenés servida”, agregó. “Hace tres meses que vengo a full entrenando, me propuse una meta y varios desafíos, estamos pensando en pasar al profesionalismo. Además, estoy aprendiendo a trabajar en el gimnasio para aprender un oficio, lo único que hice fue boxear y andar en la calle, quiero servirle un poco más a la sociedad”, continuó. Por último, el joven manifestó que “cuesta pero es todo voluntad de uno salir adelante y dejar las drogas, hay que sentar cabeza, eso no te lleva a nada”. Y expresó que su referente es Lucas Matthysse “porque es de Trelew y salió del barrio igual que yo por eso”. En un futuro “me veo siendo profesional, les agradezco mucho a Mario y Fede lo que hacen por mí, espero recompensar lo que ellos hacen por mí y voy a poner todo para poder ser campeón”, cerró.

Vivir del boxeo

Otro joven boxeador, Oscar Aravales de Camarones de 17 años, dijo que “desde chico miro entrenamientos en youtube, hace 5 meses arranqué a entrenar, dejar a la familia es duro, los extraño, pero estoy enfocado en la preparación, me cuesta un poco pero le pongo lo mejor porque quiero vivir del boxeo”.