REL/RAW

9.4°
CRD

9.8°
PMY

2.4°
EQS

1.1°
domingo, 21 de julio de 2019

DEPORTES

El destino premió a quien abandonó su esencia


J.J. Moreno de Puerto Madryn abrumó a la Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia y consiguió un triunfo de dos goles de diferencia. El “Azzurro”, que guardó su proclamada escuela de “buen fútbol” para otra ocasión, clasificó por el triunfo conseguido en la ida.
12/05/2019 02:00

822

El milagro futbolístico en Puerto Madryn estuvo a un paso de consumarse. J.J. Moreno derrotó por 2-0 a la CAI de Comodoro, resultado insuficiente para revertir el 4-1 del partido de ida. Esto implicó la eliminación del “Naranja” del Regional 2019. El “Azzurro”, que renunció a su proclamada escuela de “buen fútbol” y jamás incomodó a Alejandro Giardino, avanzó a la final patagónica del torneo.

J.J. Moreno se erigió en el dominador de las acciones a partir del silbatazo inicial de Fernando Marcos, de impecable tarea. Acuciado por la necesidad de reducir la abultada desventaja, no había otra opción para el “Naranja”. Con una audaz línea de tres zagueros y tres delanteros, el anfitrión asedió y neutralizó a nivel ofensivo al “Azzurro”. Sin embargo, en el primer segmento de la etapa inicial, el dueño de casa carecía de claridad para generar ocasiones de gol.

La esperanza

Este contexto se modificó drásticamente a los 26 minutos. Tras un tiro libre ejecutado con rapidez de forma rasante, Juan Bordaberry, el futbolista más incisivo del elenco de Andrés Iglesias en el periodo inicial, efectuó un disparo que no pudo ser contenido por Kevin Flores. El rebote fue recolectado por Brian Garino, quien dentro del área efectuó un fulminante remate, que impactó en el travesaño antes de ingresar al arco sin tocar la red. Fue el único aporte sobresaliente de “Puchi”. Bordaberry no era el único jugador inspirado. En líneas generales, el rendimiento individual de los futbolistas morenistas estaba a la altura de las circunstancias. Pero “Chiqui” portaba la batuta.

El tanto dotó de claridad a J.J. Moreno y contribuyó a disminuir a un visitante agobiado. Fruto de este panorama, el “Naranja” generó tres claras oportunidades. En la primera de ellas, Marcos Rilo frenó el segundo gol en las cercanías de la línea. En la segunda ocasión, Bordaberry estrelló un balón en el travesaño, mientras que en la última, un remate de Alejandro Aguirre careció de precisión.

El frenesí

El inicio del segundo tiempo, donde el desarrollo del cotejo no se modificó un ápice, le aportó más frenesí al encuentro. A los cinco minutos, tras un yerro defensivo del “Azzurro”, Rodrigo Linares definió con una pequeña emboquillada y logró el segundo tanto. La tensión iba “in crescendo”. Los futbolistas del elenco visitante, que apostaba a Mauro Villegas como único atacante en ese segmento del cotejo, despejaban por los aires los balones a nivel defensivo. La CAI guardó su proclamada escuela de juego vistoso para un contexto más amigable. En tanto, el “Naranja”, si bien sofocaba a la visita, no lograba generar peligro.

Sin éxito, Iglesias trató de dinamizar el circuito local con los ingresos de Sergio Tussett, Diego Giménez y Franco Vaccaro. Dos de los sustituidos fueron Bordaberry y Agustín Segundo. Según narró el DT, ambos estaban acalambrados por el cansancio. El primero es recolector de residuos, mientras que “Pepe” trabaja en el puerto de Madryn hasta 20 horas por día.

El balance

En el epílogo del partido, con el espíritu como principal herramienta, el “Naranja” procuró forzar los penales ante un equipo enfocado en defender. El esfuerzo final no fue suficiente y el anfitrión se despidió del certamen. Con un sabor agridulce, concluyó el Regional 2019 para Moreno. Logró mejorar la campaña del Federal B 2017, certamen donde fue eliminado en la fase de grupos. Este año, además de clasificar en la etapa inicial, logró superar dos cruces y a base de un dominio indiscutible y coraje, ayer estuvo a un tanto de alcanzar los penales. El adiós a un torneo dista de ser placentero, pero si Moreno mantiene esta línea, inevitablemente, la trascendencia hacia una categoría superior será algo más que un sueño.


CAI de Comodoro Rivadavia Federal B J.J. Moreno