PAÍS & MUNDO

El premier japonés llega a Teherán para aliviar tensiones con EEUU


El primer ministro japonés, Shinzo Abe, llegó este miércoles a Teherán para una visita de poco más de 24 horas en la que espera rebajar las tensiones entre Irán y Estados Unidos.
12/06/2019 11:00

337

Abe, cuyo avión aterrizó poco antes de las 09h30 GMT, según imágenes de la televisión iraní, es el primer jefe de gobierno japonés que visita Irán desde la revolución de 1979 que derrocó al sha.

Fue precedido por su ministro de Exteriores, Taro Kono, que mantuvo una reunión con su homólogo iraní, indicó un fotógrafo de la AFP.

Japón es un aliado clave de Estados Unidos, rival de Irán, y el país asiático tuvo tradicionalmente buenas relaciones con los iraníes.

"En un contexto de inquietud por las tensiones crecientes en Oriente Medio que focalizan la atención de la comunidad internacional, Japón espera hacer lo mejor posible para la paz y la estabilidad en la región", dijo Abe a la prensa en Tokio antes de despegar.

Abe se reunirá el miércoles con el presidente iraní Hasán Rohaní y el jueves con el Guía Supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei. El primer ministro pidió un "intercambio de puntos de vista franco" con ambos líderes.

Según una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores japonés, el viaje de Abe está destinado a "abogar por una caída de tensiones" entre Irán y Estados Unidos, así como a "consolidar la amistad" iranojaponesa y a "mostrar" la voluntad de Japón de "contribuir a la paz de Oriente Medio".

Su visita coincide con las tensiones entre Irán y Estados Unidos.

El presidente estadounidense Donald Trump retiró unilateralmente a su país en mayo de 2018 del acuerdo sobre el programa nuclear iraní de 2015, lo que provocó nuevas sanciones económicas a Irán.

Washington también desplegó importantes medios militares en el Golfo y presionó a sus aliados como Japón para que dejen de comprar petróleo iraní.

Según el portavoz del gobierno japonés, Abe habló con Trump por teléfono el martes con quien abordó entre otras cuestiones la "situación de Irán".

Varios responsables japoneses explicaron sin embargo que Abe no va a Teherán con una lista de demandas o con un mensaje de Washington.

Abe no viene a Irán a "hacer de mediador entre Irán y Estados Unidos", dijo el martes a la prensa un responsable japonés. "El primer objetivo es de rebajar tensiones", aseguró.

Por parte iraní, Rohaní dijo el miércoles que Irán presentaría a Abe un mensaje según el cual "el principal culpable es Estados Unidos" y que "esto no lo duda ningún iraní".

Desde el punto de vista iraní, Japón tiene una imagen de país que logró modernizarse sin renunciar a sus tradiciones y conservando su identidad cultural.

"Nos parece muy importante que pidamos al más alto nivel a Irán, en tanto que potencia regional, a rebajar la tensión, a conformarse al acuerdo nuclear y a tener un papel constructivo en la estabilidad de la región", dijo el portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga.

En Irán algunos comentaristas creen posible que Abe se encargue de transmitir mensajes entre Teherán y Washington.

"La visita de Abe llega justo después de la Trump a Japón y los estadounidenses tienen interés en utilizar este canal", dijo Ebrahim Rahimpur, ex viceministro de Relaciones Exteriores en declaraciones al periódico iraní Shargh.

Con el título "Un samurái en Teherán", el periódico reformador Sazangégui publica este miércoles un dibujo de Abe con vestido tradicional de samurái, con armadura pero con un escudo de Capitán América.

Antes de las nuevas sanciones económicas estadounidenses a Irán, Japón importaba cerca del 5% de su petróleo de Irán.


EE.UU. Irán Japón Shinzo Abe