PAÍS & MUNDO

Trump cuestionó a la revista Time por distinguir a Greta Thunberg


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuestionó hoy la decisión de la revista Time de distinguir a la activista sueca de 16 años Greta Thunberg como "Persona del Año 2019", mientras le recomendó a la joven que maneje "su problema con la ira".
12/12/2019 16:56

380

"Ridículo. Greta debe trabajar en su problema de control de la ira y luego ir a ver una buena película clásica con un amigo.

¡Greta, relájate!", publicó el mandatario norteamericano en su cuenta de la red social Twitter.

En tanto, agregó: "´Time´ dejó fuera a los manifestantes que en Hong Kong luchan por sus vidas y libertades para promover a una adolescente que está siendo usada como un truco de marketing.¿Cómo se atreven?".

Tras el mensaje de Trump, Greta cambió la descripción de su biografía de Twitter a modo de burla por las declaraciones: "Una adolescente trabajando en su problema con el control de la ira. Por el momento, tranquila viendo una película clásica con un amigo", escribió.

No es el primer cruce entre Thunberg y el presidente estadounidense: en septiembre pasado, el político afirmó que Greta parecía "una niña muy feliz a la que le aguarda un brillante y maravilloso futuro", por lo que la joven actuó de igual manera y lo escribió en su cuenta de la misma red social.

La revista Time distinguió con el premio "Persona del Año" a la activista, que se convirtió en la mujer más joven de la historia en recibir esta mención, por su influencia en la lucha contra el cambio climático a lo largo de 2019.

La revista estadounidense anunció la noticia este miércoles acompañado de un reportaje con la protagonista durante su travesía en catamarán hasta su llegada a Madrid para la COP25 el pasado viernes 6 de diciembre.

En poco más de un año, Thunberg movilizó a multitudes en todo el mundo en reclamo por el cambio climático y fue cuestionada por empresarios y mandatarios: en las últimas horas reaccionó en su contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien la tildó de "mocosa".

De esta manera, la activista se convirtió en un fenómeno mundial y así lo demostró en su llegada a Madrid, donde miles de personas la esperaban en la estación de Chamartín, en la COP y en la manifestación por el clima llevada a cabo el pasado viernes.