DEPORTES

La dirigencia de River tendrá un semestre movido porque en junio terminan ocho contratos

La cúpula del "Millo" iniciará en enero las charlas con los ocho jugadores que se quedarán sin contrato el 30 de junio de 2020, entre ellos Enzo Pérez, Pinola y Scocco, con la idea de extenderlos un año más a pedido de Gallardo.

27/12/2019 16:35

En Núñez son optimistas respecto a la continuidad de los cuatro veteranos más allá de junio de 2020.

533

El caso más urgente parece ser el de Pérez, que fue uno de los mejores jugadores del año y la idea es que permanezca en el club a pesar de las ofertas que tiene para volver a Portugal. Desde su entorno aseguraron que el volante no quiere irse de Argentina.

Lo mismo sucede con Pinola, a quien lo espera un proyecto en Nuremberg, Alemania, pero a sus 37 años por cumplir quiere seguir compitiendo al menos una temporada más, en especial para lograr un título local de la Superliga.

En cuanto a Scocco, el tema de sus tiempos de lesión e inactividad influyen en la idea de jugar una temporada más: el delantero cree que, con continuidad, este puede ser el año de los goles y la consagración definitiva, por eso descuentan que no habrá inconvenientes en acordar pronto.

En cuanto a Leonardo Ponzio, ya adelantó que quiere jugar un año más y retirarse en River en 2021. Su despedida formará parte del contrato que va a firmar antes del 30 de junio, aunque en este caso los acuerdos son de palabras y casi no hay negociaciones.

La otra resolución está en el arco, pues tanto Germán Lux como Enrique Bologna se quedan sin contrato y están evaluando qué hacer, ya que para el DT la idea es traer un arquero de peso a mediados de año ante la chance de que Franco Armani pueda irse del club con alguna venta importante.

Por último, si bien no vence el año que viene, el gran tema será el contrato de Ignacio Fernández, que aún espera la nueva propuesta de 4 años que no llegó a sus manos y que podría ser presentada en enero, tal como solicitó Gallardo para que no sea vendido.

En todos estos casos el gran problema de River es el precio del dólar, que va a estar en los 70 pesos para las negociaciones, casi el doble de lo que firmaron todos los jugadores en su momento.