PAÍS & MUNDO

Amnistía Internacional denuncia censura de autoridades chinas


La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denunció hoy "detenciones arbitrarias" y "censura" por parte de las autoridades chinas en relación a la información sobre la epidemia de coronavirus que dejó al menos 563 muertos y 28.018 infectados en el país asiático.
06/02/2020 16:31
426

El gobierno chino realizó grandes esfuerzos para ocultar la información sobre el coronavirus y los peligros que éste representaba para la salud pública, indicó hoy un comunicado oficial de Amnistía.

En ese sentido, la organización internacional agregó que las autoridades chinas "silenciaron" a los médicos de Wuhan que a finales de diciembre de 2019 compartieron sus temores sobre pacientes con síntomas parecidos al brote del síndrome respiratorio agudo grave (SRAG) del 2002 y, dijeron, "los castigaron por difundir rumores".

"La censura, la discriminación, la detención arbitraria y las violaciones de derechos humanos no tienen cabida en la lucha contra la epidemia del coronavirus", aseguró el director regional de Amnistía para Asia, Nicholas Bequelin, en un comunicado de prensa citado por la agencia Efe.

Y, dijo: "Las violaciones de derechos humanos obstaculizan, en lugar de facilitar, las respuestas a las emergencias de salud pública y reducen su efectividad".

A su vez, el comunicado remarcó los esfuerzos por minimizar la gravedad del brote por parte de los más altos niveles del gobierno chino, "tal como dejó patente la agresiva labor de captación de apoyos de China para que la Organización Mundial de la Salud no declarara el brote una emergencia de salud pública de importancia internacional".

"El hecho de que parte de esta información no esté disponible para todos -aseveró-, aumenta el riesgo del daño del coronavirus y retrasa una respuesta efectiva", agregó Bequelin.

Esta censura, denuncia la organización, también ha afectado a varios países del sudeste asiático, como Malasia, Tailandia y Vietnam.

Asimismo, AI hizo hincapié en el derecho al acceso a los servicios sanitarios, superados por completo en la ciudad de Wuhan por la actual crisis, según la organización.

"Los hospitales están rechazando a muchos pacientes tras horas de espera y los centros no cuentan con el material de diagnóstico necesario", aseguró Amnistía en el texto.

Asimismo, señaló que el gobierno chino atacó a personas que trataron de compartir información sobre el coronavirus en las redes sociales.

"Por ejemplo, el destacado abogado y profesional del periodismo ciudadano Chen Qiushi denunció acoso de las autoridades después de publicar imágenes de hospitales en Wuhan", especificó el comunicado.

AI también denunció los actos racistas derivados del temor internacional al coronavirus que están sufriendo los chinos como los descendientes de chinos de otras nacionalidades y otras personas procedentes de países del entorno.

De igual manera, la ONG exigió que las cuarentenas y los cierres fronterizos fueran proporcionados y aludió a casos de abusos llevados a cabo por los gobiernos de Australia y de Papúa Nueva Guinea.