ECONOMÍA

Inquilinos de Río Negro piden ayuda ante la crisis derivada del coronavirus

La Unión de Inquilinos Rionegrinos pidió hoy a la gobernadora Arabela Carreras que se adopten medidas urgentes para los inquilinos de la provincia "ante la situación de quebranto económico que causó el coronavirus, que se está empezando a notar", dijo hoy el presidente de la organización, Roberto Díaz.

19/03/2020 16:14

1.090

Y agregó que el pedido de medidas concretas que contengan al sector también será elevado al presidente Alberto Fernández.

"En estas últimas horas fuimos saturados con consultas sobre la posibilidad de no pagar el alquiler", dijo Díaz en medios locales y explicó que hasta ayer las consultas fueron 20, pero hoy ya superaron esa cantidad.

Para el titular de la organización que agrupa a los inquilinos rionegrinos, es necesario que el gobierno prevea la falta de pago de los alquileres, de los servicios de luz o de gas.

"Porque, además, la gente tiene que comer, nadie imaginaba lo que hoy está ocurriendo, muchos comercios no están obteniendo ingresos y los empleados no van a poder cobrar", precisó Díaz.

En ese marco, señaló que son necesarias medidas económicas consensuadas en una mesa que esté integrada por el gobierno, empresarios, sindicatos y la oposición, "porque el que alquila no tiene otro lugar para vivir, y si no genera los ingresos económicos necesarios es muy probable que no pueda pagar", advirtió.

Los inquilinos piden medidas concretas, como que suspendan los posibles desalojos de los personas que puedan ser despedidas de sus trabajos.

Para Díaz, la economía se está deteniendo, "los comercios que tienen empleados no podrán cumplir con las obligaciones patronales, y si no es el Estado, quién va a responder por estas situaciones", se preguntó.

Según contó, en Río Negro existen 165.000 inquilinos y afirmó: "No queremos llegar al momento donde los datos sean peores que ahora, con pedidos de desalojo, la justicia desbordada, y el sistema sanitario colapsado".

"Si se empieza a pensar desde ahora, podría ser más fácil de afrontar la crisis social", concluyó.

Entre las medidas para alquileres de vivienda permanente solicitan la suspensión de los cortes de luz y gas por al menos 180 días; eximir del pago de impuestos municipales y provinciales a inquilinos que pierdan el empleo; subsidio a inquilinos e inquilinas para afrontar el alquiler; suspensión de desalojos; tratamiento de ley de alquileres a nivel nacional; congelamiento del precio de alquileres y la extensión automática y obligatoria del contrato de alquiler.

Para los alquileres comerciales, se requieren subsidios para comerciantes que deban y no deban impuestos pero que tengan empleados (no para el que despida trabajadores); exención del pago de impuestos municipales y provinciales para pequeñas empresas y comercios por 180 días; subsidio para el pago de luz y gas; congelamiento del precio de alquileres y la extensión automática y obligatoria de los contratos de alquiler.