España alcanzó la cifra de 1.351 muertos y 24.926 contagiados

El país ibérico alcanzó estas cifras por coronavirus, según el último balance del Ministerio de Sanidad, cruzado con los datos de las comunidades autónomas, de las cuales 1.612 personas están ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos y 2.125 han recibido el alta.

21 MAR 2020 - 18:07

Desgarrador testimonio de una trabajadora sanitaria en España: "Quédate en tu casa y no salgas, por favor. Esto está empezando y es muy gordo lo que viene"

En España rige el estado de alarma. Hay 1.093 muertos y más de 21.500 casos pic.twitter.com/Pq8JDXsnfu

— C5N (@C5N) March 21, 2020"Estos siete días hemos visto cómo se cumplían los peores pronósticos y todos los gobiernos han tomado medidas extremas. Esta es una catástrofe para que la humanidad no estaba preparada", aseguró el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, al hacer balance de la situación en una videoconferencia entrada la noche.

"Los casos diagnosticados y fallecidos van a aumentar en los próximos días. Llegan días muy duros, y tenemos que llegar al final de la próxima semana muy fuertes", añadió el líder socialista, quien anunció "un mayor esfuerzo" en las zonas más afectadas, empezando por la región de Madrid, y siguiendo por Cataluña y el País Vasco.

Ante el panorama cada vez más crítico, Sánchez concretó la llegada de más equipamiento, entre el que figuran 700 respiradores, para reforzar la atención en los hospitales más saturados.

Asimismo, señaló que el gobierno nacional también puso a disposición de las regiones, que gestionan el servicio sanitario, uno total de 52.000 médicos y enfermeros, incluidos jubilados y estudiantes del último año.

La Comunidad de Madrid, que sigue estando a la cabeza en número de contagios, con 8.921 y 804 víctimas mortales (hoy sumó 176), está a la espera de que se pueda utilizar en las próximas horas el hospital de campaña que se está levantando contra reloj en el reciento ferial Ifema, con 5.500 camas y servicio de terapia intensiva.

Además, varios hoteles de la capital se sumaran a los establecimientos que ya funcionan como alojamientos para pacientes leves.

Sanchez confirmó también que se están distribuyendo 500.000 mascarillas de seguridad entre los profesionales sanitarios y 800.000 entre pacientes, y que cada semana llegarán más de forma exponencial, con lo que ya no habrá escasez como denunciaron los gobiernos regionales de Madrid y Cataluña.

Por otro lado, el líder socialista remarcó que comenzaron a distribuirse "test rápidos" de coronavirus, lo que permitirá tener una mejor radiografía de la evolución de la epidemia.

"Los ciudadanos pueden sentirse protegidos, estuvimos adquiriendo en el mercado mundial estos materiales", remarcó Sánchez.

Primera semana de confinamiento

Aunque el panorama es cada vez más crítico, las autoridades sanitarias anunciaron la llegada de más equipamiento, entre el que figuran 700 respiradores, para reforzar la atención en los hospitales más saturados.

Solo en Cataluña, la segunda región con más contagios detrás de Madrid, hay 300 personas graves por Covid-19 que están o pueden necesitar un respirador, según la consejera de salud catalana, Alba Vergés, quien advirtió que en los próximos días los hospitales tendrán "aún más presión".

La Comunidad de Madrid, que sigue estando a la cabeza en número de contagios, con 8.921 y 804 víctimas fatales (hoy sumó 176), está a la espera de que se pueda utilizar en las próximas horas el hospital de campaña que se está levantando contra reloj en el reciento ferial Ifema, con 5.500 camas y servicio de terapia intensiva.

Además, varios hoteles de la capital se sumaran a los establecimientos que ya funcionan como alojamientos para pacientes leves.

El Ministerio de Sanidad también informó hoy que se están distribuyendo 500.000 mascarillas de seguridad entre los profesionales sanitarios y 800.000 entre pacientes, y que cada semana llegarán más de forma exponencial, con lo que ya no habrá escasez como hasta ahora.

Asimismo, las autoridades españolas aseguran que comenzaron a distribuirse "test rápidos" de coronavirus, lo que permitirá tener una mejor radiografía de la evolución de la epidemia.

Actualmente las pruebas diagnósticas se están haciendo a pacientes hospitalizados, que son el 50% del total.

De acuerdo con los datos disponibles al día de hoy, el Ministerio de Salud español registró 4.946 contagios en las últimas 24 horas, lo que eleva el número total de infectados por coronavirus en España a 24.926 personas y las víctimas fatales a 1.326, tras el fallecimiento de 324 personas.

Esta cifra global de 24.926 infectados convierte a España en el tercer país del mundo en número de contagiados, por detrás de China (81.303 casos) e Italia (41.021 casos) y superando a la República Islámica de Irán (20.610).

"La letalidad del coronavirus en España se sitúa en el 5% de los casos confirmados", un porcentaje "que puede parecer alto", pero que no es real, porque "no tiene en cuenta a todos los contagios por Covid-19", matizó María José Sierra, la número dos del Centro de Alertas y Emergencia Sanitarias, en videoconferencia.

Se estima que la fotografía cambiará impulsando al alza los contagios cuando se empiecen a hacer las pruebas rápidas en los próximos días, tras la compra inicial de 640.000 test y la previsión de llegar a 1 millón.

Mientras tanto cada nuevo parte muestra información muy importante para la gestión de la crisis sanitaria.

Las autoridades españolas saben que la curva de contagios sigue en ascenso, lo que derivará en una presión aún mayor en los hospitales, especialmente en los servicios de cuidados intensivos de las zonas más afectadas como Madrid, donde se produjo el brote de contagios más grande, focalizado en torno a geriátricos.

Del total de enfermos, actualmente 13.282 permanecen hospitalizados, de los cuales 1.612 están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El dato positivo es que la cifra de personas que se curan también va en aumento, ya que en el último día se produjeron 540 altas médicas, lo que llevó el global a 2.125.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ya admitió en los últimos días que algunas unidades de terapia intensiva están bajo un "estrés cercano al límite", y que tienen que adoptar criterios más restrictivos en la admisión de los pacientes.

Las autoridades insisten en que todavía no se llegó al pico de infectados, lo que llevo a plantear a la asociación que agrupa a los médicos "intensivistas" una guía ética que plantea como criterio priorizar al paciente con mayor esperanza de vida con calidad.

Sin embargo, los expertos y las autoridades trabajan codo a codo tanto para ampliar la atención y evitar este tipo de decisiones, como en la prevención, de ahí que se mantiene la tensión sobre el confinamiento de la población que llegó hoy a su ecuador, desde la declaración del estado de alarma el sábado pasado por una plazo inicial de 15 días.

Desde que entró en vigor el estado de alarma 350 personas fueron detenidas y 31.000 denunciadas en toda España por incumplir las medidas decretadas, que limitan la circulación de los ciudadanos a tareas concretas como las salidas a los supermercados, farmacias y trabajos necesarios, así como "razones de fuerza".

Si bien la tónica es la disciplina, son muchos los ciudadanos que están siendo multados por saltarse las normas del confinamiento haciendo trampa, entre ellas paseando al perro a kilómetros de sus hogares, o usando una barra de pan para justificar un largo paseo, o actuar como si no conociera a la personas con la que pasea.

Este tipo de actitudes pueden ser denunciadas bajo costos altos, como una multa de entre 600 y 30.000 euros, si la personas resulta que tiene síntomas de Covid-19.

Pero también hay algunos ciudadanos irresponsables que podrían llegar a pagar una multa de 600.000 euros, entre ellas el propietario de una disco en un hotel de Leganés, en Madrid, que organizó una fiesta en pleno estado de alarma, según denunció la propia policia nacional en Twitter.

21 MAR 2020 - 18:07

Desgarrador testimonio de una trabajadora sanitaria en España: "Quédate en tu casa y no salgas, por favor. Esto está empezando y es muy gordo lo que viene"

En España rige el estado de alarma. Hay 1.093 muertos y más de 21.500 casos pic.twitter.com/Pq8JDXsnfu

— C5N (@C5N) March 21, 2020"Estos siete días hemos visto cómo se cumplían los peores pronósticos y todos los gobiernos han tomado medidas extremas. Esta es una catástrofe para que la humanidad no estaba preparada", aseguró el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, al hacer balance de la situación en una videoconferencia entrada la noche.

"Los casos diagnosticados y fallecidos van a aumentar en los próximos días. Llegan días muy duros, y tenemos que llegar al final de la próxima semana muy fuertes", añadió el líder socialista, quien anunció "un mayor esfuerzo" en las zonas más afectadas, empezando por la región de Madrid, y siguiendo por Cataluña y el País Vasco.

Ante el panorama cada vez más crítico, Sánchez concretó la llegada de más equipamiento, entre el que figuran 700 respiradores, para reforzar la atención en los hospitales más saturados.

Asimismo, señaló que el gobierno nacional también puso a disposición de las regiones, que gestionan el servicio sanitario, uno total de 52.000 médicos y enfermeros, incluidos jubilados y estudiantes del último año.

La Comunidad de Madrid, que sigue estando a la cabeza en número de contagios, con 8.921 y 804 víctimas mortales (hoy sumó 176), está a la espera de que se pueda utilizar en las próximas horas el hospital de campaña que se está levantando contra reloj en el reciento ferial Ifema, con 5.500 camas y servicio de terapia intensiva.

Además, varios hoteles de la capital se sumaran a los establecimientos que ya funcionan como alojamientos para pacientes leves.

Sanchez confirmó también que se están distribuyendo 500.000 mascarillas de seguridad entre los profesionales sanitarios y 800.000 entre pacientes, y que cada semana llegarán más de forma exponencial, con lo que ya no habrá escasez como denunciaron los gobiernos regionales de Madrid y Cataluña.

Por otro lado, el líder socialista remarcó que comenzaron a distribuirse "test rápidos" de coronavirus, lo que permitirá tener una mejor radiografía de la evolución de la epidemia.

"Los ciudadanos pueden sentirse protegidos, estuvimos adquiriendo en el mercado mundial estos materiales", remarcó Sánchez.

Primera semana de confinamiento

Aunque el panorama es cada vez más crítico, las autoridades sanitarias anunciaron la llegada de más equipamiento, entre el que figuran 700 respiradores, para reforzar la atención en los hospitales más saturados.

Solo en Cataluña, la segunda región con más contagios detrás de Madrid, hay 300 personas graves por Covid-19 que están o pueden necesitar un respirador, según la consejera de salud catalana, Alba Vergés, quien advirtió que en los próximos días los hospitales tendrán "aún más presión".

La Comunidad de Madrid, que sigue estando a la cabeza en número de contagios, con 8.921 y 804 víctimas fatales (hoy sumó 176), está a la espera de que se pueda utilizar en las próximas horas el hospital de campaña que se está levantando contra reloj en el reciento ferial Ifema, con 5.500 camas y servicio de terapia intensiva.

Además, varios hoteles de la capital se sumaran a los establecimientos que ya funcionan como alojamientos para pacientes leves.

El Ministerio de Sanidad también informó hoy que se están distribuyendo 500.000 mascarillas de seguridad entre los profesionales sanitarios y 800.000 entre pacientes, y que cada semana llegarán más de forma exponencial, con lo que ya no habrá escasez como hasta ahora.

Asimismo, las autoridades españolas aseguran que comenzaron a distribuirse "test rápidos" de coronavirus, lo que permitirá tener una mejor radiografía de la evolución de la epidemia.

Actualmente las pruebas diagnósticas se están haciendo a pacientes hospitalizados, que son el 50% del total.

De acuerdo con los datos disponibles al día de hoy, el Ministerio de Salud español registró 4.946 contagios en las últimas 24 horas, lo que eleva el número total de infectados por coronavirus en España a 24.926 personas y las víctimas fatales a 1.326, tras el fallecimiento de 324 personas.

Esta cifra global de 24.926 infectados convierte a España en el tercer país del mundo en número de contagiados, por detrás de China (81.303 casos) e Italia (41.021 casos) y superando a la República Islámica de Irán (20.610).

"La letalidad del coronavirus en España se sitúa en el 5% de los casos confirmados", un porcentaje "que puede parecer alto", pero que no es real, porque "no tiene en cuenta a todos los contagios por Covid-19", matizó María José Sierra, la número dos del Centro de Alertas y Emergencia Sanitarias, en videoconferencia.

Se estima que la fotografía cambiará impulsando al alza los contagios cuando se empiecen a hacer las pruebas rápidas en los próximos días, tras la compra inicial de 640.000 test y la previsión de llegar a 1 millón.

Mientras tanto cada nuevo parte muestra información muy importante para la gestión de la crisis sanitaria.

Las autoridades españolas saben que la curva de contagios sigue en ascenso, lo que derivará en una presión aún mayor en los hospitales, especialmente en los servicios de cuidados intensivos de las zonas más afectadas como Madrid, donde se produjo el brote de contagios más grande, focalizado en torno a geriátricos.

Del total de enfermos, actualmente 13.282 permanecen hospitalizados, de los cuales 1.612 están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El dato positivo es que la cifra de personas que se curan también va en aumento, ya que en el último día se produjeron 540 altas médicas, lo que llevó el global a 2.125.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ya admitió en los últimos días que algunas unidades de terapia intensiva están bajo un "estrés cercano al límite", y que tienen que adoptar criterios más restrictivos en la admisión de los pacientes.

Las autoridades insisten en que todavía no se llegó al pico de infectados, lo que llevo a plantear a la asociación que agrupa a los médicos "intensivistas" una guía ética que plantea como criterio priorizar al paciente con mayor esperanza de vida con calidad.

Sin embargo, los expertos y las autoridades trabajan codo a codo tanto para ampliar la atención y evitar este tipo de decisiones, como en la prevención, de ahí que se mantiene la tensión sobre el confinamiento de la población que llegó hoy a su ecuador, desde la declaración del estado de alarma el sábado pasado por una plazo inicial de 15 días.

Desde que entró en vigor el estado de alarma 350 personas fueron detenidas y 31.000 denunciadas en toda España por incumplir las medidas decretadas, que limitan la circulación de los ciudadanos a tareas concretas como las salidas a los supermercados, farmacias y trabajos necesarios, así como "razones de fuerza".

Si bien la tónica es la disciplina, son muchos los ciudadanos que están siendo multados por saltarse las normas del confinamiento haciendo trampa, entre ellas paseando al perro a kilómetros de sus hogares, o usando una barra de pan para justificar un largo paseo, o actuar como si no conociera a la personas con la que pasea.

Este tipo de actitudes pueden ser denunciadas bajo costos altos, como una multa de entre 600 y 30.000 euros, si la personas resulta que tiene síntomas de Covid-19.

Pero también hay algunos ciudadanos irresponsables que podrían llegar a pagar una multa de 600.000 euros, entre ellas el propietario de una disco en un hotel de Leganés, en Madrid, que organizó una fiesta en pleno estado de alarma, según denunció la propia policia nacional en Twitter.


NOTICIAS RELACIONADAS