PAÍS & MUNDO

Madrid y Barcelona flexibilizarán la cuarentena desde el lunes 25 de Mayo


El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, anunció que ambas ciudades accederán a la fase 1 del desconfinamiento desde el próximo lunes, dentro del plan previsto por el Gobierno que contiene cuatro fases.
22/05/2020 13:47

515

De esta manera, todo el territorio español estará en alguna fase de desconfinamiento a partir del lunes.

La región de Madrid y el área metropolitana de Barcelona son los territorios más importantes que pasarán a la fase 1, mientras que buena parte del resto del país podrá pasar el lunes a la fase 2, que permite más actividades económicas y sociales.

"Toda España estará ya como mínimo en fase 1", afirmó en Illa en conferencia de prensa, quien insistió en que "cada paso" que se da "debe ser un paso seguro" para no retroceder en la lucha contra la pandemia.

Junto a Madrid y a Barcelona se suman a la fase 1, la primera en la desescalada, toda la región de Castilla y León, región limítrofe con Madrid y que tenía a todas sus capitales fuera de esta fase.

Estos territorios se añaden a otros que pasaron a esta fase durante la pasada semana, en total se trata de unos 25 millones de habitantes, que suponen el 53 % de la población española.

El resto de regiones, que suman unos 22 millones de personas y representan el 47 % de la población, pasarán desde el lunes a la fase 2.

La fase 1, entre otras cosas, permite la apertura del pequeño comercio sin turno previo y las terrazas de bares y restaurantes al 50 %, o los mercadillos al 25 % y la apertura de hoteles sin usar las zonas comunes.

También habilita reuniones familiares y de amigos hasta diez personas.

Además se podrán celebrar velatorios con número limitado de personas y se abrirán los lugares de culto, aunque a un tercio de su capacidad, y en el ámbito cultural, estarán permitidos los actos con límites de asistencia.

En la fase 2, en tanto, los bares y restaurantes servirán comida dentro de los locales con limitación de mesas, también abrirán los centros comerciales, con limitación de aforo, mientras que se amplía el de las tiendas pequeñas.

Asimismo se amplía la cantidad de gente en los lugares de culto y se permitirán bodas, aunque con cupo de asistentes y podrán reabrirse cines, teatros y auditorios.