POLICIALES

Por tentativa de homicidio, seguirá preso en una casa que ofreció su jefe

Edwin Alexis Cárdenas Urbano es un colombiano de 21 años que atacó a un hombre de 68 años en el barrio Parque Patagonia de Sarmiento. Lo vigilarán con rondines y no puede acercarse a la víctima. Su empleador aportó una vivienda.

04/07/2020 02:00

Virtual. Una postal de las partes debatiendo el futuro procesal de Cárdenas Urbano tras su imputación.

406

Los jueces Miguel Caviglia y Mariel Suárez aplicaron prisión permanente e ininterrumpida, para Edwin Alexis Cárdenas Urbano. Además mantuvieron la resolución del juez Daniel Pérez respecto al cambio de la calificación de presunto autor de “homicidio criminis cause”, por la del delito de tentativa de homicidio.

Cárdenas Urbano fue detenido el domingo 24 de mayo. Lo encontraron en el interior de una vivienda sobre calle Manfredini del barrio “Parque Patagonia”. Atacaba a un hombre de 68 años con un cuchillo. La víctima sufrió cortes en diversas partes del cuerpo y debió ser hospitalizado.

Según el parte de prensa de Fiscalía, la audiencia fue por videoconferencia. Actuó el defensor público Marcelo Catalano. El detenido participó desde su lugar de detención, utilizando un celular de la Policía.

Según Catalano, el juez Pérez en de la audiencia de revisión se habría extralimitado en la valoración de la prueba, lo que no correspondía a esta etapa del proceso. Sostuvo que esta manera de analizar los elementos colectados en la investigación de la Fiscalía, deja indefenso al imputado, ante su derecho de confrontar las pruebas.

Sobre la continuidad de la prisión preventiva, el asesor legal del detenido, consideró que el magistrado señala la ausencia de un domicilio de imputado, pero esto no representa la falta de arraigo. Recordó que Cárdenas Urbano es un ciudadano de origen colombiano, que se radicó en esta comunidad a los once años. Agregó que presentaron el testimonio de un emprendedor comercial, que ofreció una vivienda y una actividad laboral para el imputado. También un informe socioambiental.

Por último, peticionó al tribunal que otorgue la libertad del detenido, bajo las condiciones propuestas, la imposición de una orden de prohibición de contacto con la víctima, y la obligación de presentarse cada quince días en la Comisaría local.

La funcionaria de Fiscalía Marisol Sandoval requirió a los magistrados que dejen firme la resolución adoptada por el juez por estar debidamente fundamentada. Sobre el plazo de la prisión preventiva, refirió que está dentro de los principios de proporcionalidad y razonabilidad, requeridos por el Código Penal.

Luego de un cuarto intermedio, el el juez Caviglia, explicó que el análisis puntual de su par de Sarmiento, lo había realizado en función de analizar el cambio de calificación legal, que había promovido el defensor público. En consecuencia, sostuvieron que no existía una extralimitación del magistrado local.

Sobre la medida de coerción, indicó que analizaron puntillosamente el informe socioambiental y la propuesta de vivienda y trabajo, ofrecida por el emprendedor comercial. Y coincidieron en que el agravio presentado por la defensa, es atendible. Por eso dispusieron aplicar una medida menos gravosa para el procesado. El tribunal resolvió que Urbano Cárdenas continúe con prisión preventiva en la modalidad de permanencia continua e ininterrumpida, en el domicilio propuesto por su empleador.

Ordenaron una serie de rondines policiales o visitas periódicas para confirmar su cumplimiento. Por último, dictaron una orden de prohibición de acercamiento y contacto entre el imputado y la víctima.

El hecho denunciado se registró el domingo 24 de mayo, a las 21: 55, en un domicilio ubicado en la calle Manfredini del barrio “parque patagonia”. Según los investigadores, la víctima salió hacia el exterior de su casa para corroborar si el corte de energía eléctrica que sufrió en ese momento, también habría afectado a otras viviendas del sector.

Allí confirmo que sólo su casa se había quedado sin luz. Luego fue tomado desde atrás por Cárdenas Urbano. Para los investigadores, el sospechoso tenía claras intenciones de robarle y por eso le colocó al denunciante un arma (de aire comprimido) en la cabeza.

La víctima se defendió y comenzó un forcejeo. En esta lucha, el imputado sujeto del cuello al denunciante y lo arrastró al interior de la casa. Cerró la puerta de una patada.

La lucha continuó en el interior de la vivienda. La víctima sufrió puntazos en la zona del rostro, el cuello y el estómago. Asimismo, denunció que el agresor le exigía la entrega de un teléfono celular. También le habría manifestado: “Si me delatás, te mato”.

Los vecinos -que habían observado algunos momentos de la agresión y escucharon los pedidos de ayuda de la víctima- llamaron telefónicamente a la policía. Cuando los uniformados llegaron al lugar, encontraron Cárdenas Urbano encima de la víctima y procedieron a la detención. Los investigadores secuestraron una pistola réplica de arma de fuego (de aire comprimido) y un cuchillo.