PROVINCIA

Pesca: el SOMU vs. las cámaras

Mientras los trabajadores mantienen los cortes en rutas de Puerto Madryn, los empresarios pidieron que haya una “actitud responsable”.

12/07/2020 02:00

Protesta en pie. Así se mantienen los cortes parciales sobre algunas de las rutas en Madryn impidiendo la circulación de los camiones.

2.961

Los marineros continúan con los cortes parciales de la ruta A010, a la altura de la avenida del Trabajo, así como en el ingreso al parque pesquero donde están impidiendo que circulen los camiones que transportan insumos y materias primas para las plantas pesqueras, así como aquellas que buscan ser sacadas de Puerto Madryn.

Cabe mencionar que el jueves la secretaría de Trabajo provincial convocó a la dirigencia gremial donde se les informó a las autoridades provinciales del estado en que está el conflicto laboral que se mantiene con las cámaras y empresas pesqueras.

Durante el encuentro los funcionarios provinciales asumieron el “compromiso en interceder con los organismos nacionales que correspondan”, además de recalcarse que “las medidas de fuerzas se irían endureciendo si no se tenían respuestas al reclamo” expresa el comunicado emitido por el SOMU.

Asimismo, la dirigencia de los marineros informó que el viernes en el muelle Storni se realizó una reunión con los representantes del gremio SUPA. En la misma estaba presente el subsecretario de Pesca, Gabriel Aguilar, sobre quien el SOMU advirtió que “lo hacemos responsable directo de cualquier hecho de violencia entre los trabajadores que pudiera ocurrir en las manifestaciones por nuestro justo reclamo” expresa el documento.

Las autoridades del gremio marítimo recordaron que el reclamo que llevan adelante se basa “en la defensa del Convenio Colectivo de Trabajo que rige nuestra ciudad pesquera homologaod por el ministerio de Trabajo de la Nación” agregando que “las cámaras y empresas pesqueras quieren desconocer”.

En este sentido, las autoridades del SOMU afirmaron que “no cederemos ya que creemos que de hacerlo, está embestida empresarial se replicaría no solo a los convenios de nuestra actividad sino a todas” añadiendo que los empresarios “vienen por una idea de flexibilización laboral que no es ni más ni menos que una precarización laboral”.

Respuesta

A un mes de haber empezado la temporada de pesca, las cámaras del sector salieron en conjunto a desmentir versiones del SOMU. Aclaran que el componente variable seguirá atado al valor del dólar, es decir, que no se pesificará. Reclaman al gremio una actitud responsable. Las cámaras empresarias difundieron un comunicado en el que desmienten las “afirmaciones expresadas por distintos dirigentes del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que solo intentan confundir a los trabajadores de la pesca y a la opinión pública en general”.

En primer lugar, desde la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA), la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) señalaron que “es falso que las empresas estén proponiendo una baja del 40% del salario. Se propone un incremento que va del 5 al 10% con relación al salario cobrado en 2019. Los trabajadores van a ganar más que lo ganado el año pasado”.

Asimismo, también desmintieron que las empresas pretendan pesificar los ingresos. “La propuesta garantiza que el ingreso variable del trabajador pesquero siga atado al dólar” y agregaron que lo que se pretende discutir es “que sea a un valor del langostino más en sintonía a los precios del mercado internacional, y no a valores de hace 14 años”, resaltaron. En ese sentido, sostuvieron que es mentira “que esta discusión se pretenda llevar a todas las especies.

Y un ejemplo claro en ese sentido es el acuerdo sobre el calamar, que se atendió el reclamo de los trabajadores y se aumentó el cálculo base de sus ingresos”. “Frente a esta situación, el Gobierno nacional intentó establecer una mesa de diálogo, donde circularon distintas propuestas para evitar la profundización del conflicto y que se pierdan los 500 millones de dólares que ingresan al año por exportación de langostino. Sin embargo, las autoridades del gremio respondieron con un paro general”, agregaron desde las cámaras empresarias.

En tanto, consideraron que “en el actual contexto, el trabajador promedio pretende garantizar su fuente de trabajo, la continuidad de sus ingresos para el sostén de su familia y que su salario no pierda valor. Y hoy, a un mes de haber comenzado la temporada, lamentablemente deben enfrentar la incertidumbre de no saber si van a poder trabajar. En octubre finaliza la temporada, y lo que no se pesque este año, no se pesca más”.

Por último, y en relación al SOMU, afirmaron que “la dirigencia gremial debe entender que las condiciones del mercado cambiaron para todos. Con niveles altos de producción y un valor internacional en caída (el precio del congelado a bordo bajó de USD/Tn 9.531 en 2006 a USD/Tn 4.755 en la actualidad), no se discuten márgenes de ganancias: estamos frente a un esquema inviable”. “Salir a pescar en estas condiciones implica una pérdida de US$ 1.271 por tonelada. Las empresas corren riesgo de quebrar y de tener que bajar sus persianas, y los trabajadores de perder sus puestos de trabajo. La respuesta a esta situación debe ser más diálogo, responsabilidad y compromiso de todos, y no promover actitudes que intenten generar desabastecimiento y caos social, como los recientes bloqueos en los accesos a las plantas en Puerto Madryn y Puerto Deseado, entre otras medidas”, finalizaron.

La CGT del Virch repudió elaccionar de las empresas

La CGT Regional VIRCh y Puerto Madryn emitieron un comunicado donde expresaron su “total apoyo” a la lucha iniciada por los trabajadores enrolados en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos –SOMU-, además de “repudiar enérgicamente el intento del sector patronal que pretende, aprovechándose de la difícil situación que atraviesan distintas actividades de nuestro país, flexibilizar las relaciones laborales contenidas en los convenios colectivos firmados por ambas partes, violando el principio de buena fe que debe existir entre las mismas, pretendiendo una reducción salarial que traerá aparejado una importante recorte en los sueldos de los trabajadores del sector marinería y, por consiguiente, una pérdida del poder adquisitivo como consecuencia de la voracidad de los empresarios del sector pesquero”.

El documento de la CGT VIRCh y Puerto Madryn afirma que “en momentos tan difíciles como los que atraviesa nuestro país, son los empresarios los que deberían resignar parte de lo que ganan, haciéndose cargo al menos una vez, de la responsabilidad social y el riesgo empresario que nunca asumen”.

Asimismo, el posicionamiento de la entidad madre expresa que “las empresas del sector no han debido resignar nada en estos tiempos de crisis, no han sido alcanzados por la cuarentena y no han visto reducidos sus beneficios, con un dólar en permanente alza y la pesca de nuestros recursos siempre en aumento y a precios que no les ha generado pérdidas sino pingües ganancias”.

Los miembros de la CGT afirmaron que “la pesca es una de las actividades más importantes de nuestro país. Señores gobernantes no permitan que se siga manoseando a nuestros trabajadores. El recurso es de todos y para todos”.

Por último, los dirigentes gremiales enrolados en la CGT VIRCh y Puerto Madryn “observamos con gran preocupación el proceder temerario del empresariado pesquero y, por ello, solicitamos a las autoridades laborales que intercedan a fin de evitar la continuidad de la paralización de las actividades por el fuerte impacto negativo que la misma le ocasionará a miles de trabajadores del sector y a la sociedad de Chubut en general, como consecuencia de las pretensiones del sector empresario en desmedro de sus trabajadores”, además de enfatizar su “apoyo y solidaridad a los compañeros del SOMU”.#