PROVINCIA

COVID: un octogenario falleció en el hospital Isola

Ariel Urbano, director del hospital Isola, analizó el estado de situación en materia de ocupación de camas y la demanda que existe actualmente. Los niveles de ocupación de camas son muy altos y hay preocupación por los porcentajes de casos positivos.

14/10/2020 02:00

Uno de los pacientes con COVID de la clínica médica falleció en la madrugada de ayer.

851

Los datos epidemiológicos de Puerto Madryn siguen arrojando preocupación por los niveles de positividad en los casos y por los niveles de ocupación de camas en el hospital Isola, además de confirmarse una nueva víctima fatal en la madrugada del martes.

El director del nosocomio, Ariel Urbano, explicó que “estamos en una situación bastante complicada porque tenemos 27 pacientes COVID internados en clínica médica, además de pacientes internados en clínica quirúrgica y con 10 pacientes en terapia con pacientes con asistencia ventilatoria. A ellos tenemos 2 pacientes no COVID en la terapia pediátrica y teníamos 2 pacientes en la terapia que está en clínica médica, uno de los cuales falleció en la madrugada”. La nueva víctima por coronavirus en la ciudad del Golfo era un octogenario y que tenía comorbilidades, además de ser definido como un paciente añoso con una neumonía grave.

Urbano reconoció que ante la demanda de camas que se presenta por los casos positivos “estamos viendo en que otros lugares poder internar e inclusive hemos tenido pacientes aguardando en la guardia para poder ser subidos. Hay camas disponibles pero fuera del servicio de clínica así que a este ritmo todo el hospital quedará para pacientes COVID”.

En este reacomodamiento interno, el director adelantó que “si esto se sigue llenando tendremos que mandar pacientes fuera del hospital” en referencia a las patologías que no están ligadas al virus.

Saturación de servicios

Junto al tema de las camas preocupa la cantidad de personal que está en aislamiento por ser tener coronavirus o ser contacto estrecho de alguna persona que está cursando la enfermedad. Ariel Urbano detalló que “hemos tenido una baja en el personal, especialmente en el sector de enfermería donde tenemos 35 personas fuera de sus funciones por ser contactos estrechos o casos positivos. Estamos en una situación muy complicada porque para habilitar nuevas camas o nuevas ubicaciones necesitamos enfermería. A ello hay que sumarle el cansancio que tiene el personal porque la terapia intensiva esta con 12 pacientes en lugares distintos. Todo eso hace que la gente tenga que hacer un mayor esfuerzo para sostener esta situación y que demanda muchas horas de trabajo”.

En esta misma línea, el director recalcó que “los servicios que más afectados están son la guardia, clínica y terapia” agregando que “tenemos un nivel muy alto de ocupación de camas con un promedio de internación de 14 días para los pacientes críticos y muy parecido en clínica médica porque son pacientes que requieren oxigeno por un tiempo. Eso nos limita poder darlos de alta. Esto hace que tengamos un giro de cama muy lento”.#