Alquileres: un mercado frenado en Chubut

A partir del decreto que no permite aumentos, en Chubut dueños retiraron las propiedades.

06 NOV 2020 - 17:39

Tiempo atrás se conoció el decreto presidencial por el cual se determinó extender el congelamiento de los alquileres y la imposibilidad de desalojo hasta el 31 de enero del 2021, en el marco de la pandemia. Dicha situación cayó como un baldazo de agua fría para el sector.

En Chubut la medida ocasionó malestar y según informaron desde la Cámara de Corredores Inmobiliarios, fueron varios los dueños que indignados con la resolución decidieron sacar sus propiedades del mercado, a la espera de condiciones más estables para operar.

“No compartimos. Nadie lo comparte, ninguna institución porque la finalidad del decreto inicial firmado en su momento era otra. Salir de ese grave problema que hubo en marzo. Ahora que están todas las actividades normalizadas, salvo el turismo, se suponía que íbamos a negociar con cada inquilino para ver cómo pagaban los aumentos”, expresaron desde el Colegio Inmobiliario de la provincia en modo institucional.

El titular del Colegio, Walter Kobak, ahondó en los argumentos: “Supuestamente era una medida hasta el 30 de septiembre para poder paliar un poco la situación complicada. Funcionó bien, estábamos todos de acuerdo, una medida necesaria para llevar algo de tranquilidad a todos los inquilinos, pero ahora volverlo a prorrogar genera un malestar impresionante”.

Indicó en esa dirección que “existe una cantidad importante de propietarios que han sacado sus propiedades del alquiler porque sienten que le están metiendo la mano en el bolsillo. Es algo bastante complicado y se vuelve en contra del mismo inquilino, porque imagínate esos propietarios el día que salgan a alquilar por las dudas como pasó con la ley de alquileres. No saben cuáles serán los aumentos y pos las dudas hacen una recarga del precio. Por más que la situación es complicada, se pone un precio más a los contratos nuevos, porque si no, no lo alquilan”.

Asimismo, remarcó que tampoco se dan garantías acerca de cómo manejarse con los inquilinos: “No le dan seguridad. No hay desalojo, por ejemplo. Si me toca un inquilino complicado que no me paga y tengo el departamento ocupado y no puedo hace nada. Le quita seguridad jurídica al propietario. No está respaldado por nada y creo que nos pasa esto”.

Kobak indicó que “tampoco se entiende la decisión, ya que en todo el país hay cumplimiento del pago del alquiler. El problema no existe. Lo que si hay es un porcentaje de vivos que se aprovechan de esas medidas para no pagar aumentos o si existe la ley no pago más y cuando termine el contrato me desalojarán”.

Y remarcó que “hay que entender que hay gente que tiene una jubilación y el alquiler para vivir y vos se lo fijás durante un año, porque será hasta marzo seguramente. Es un año entero que el propietario no tendrá aumentos en el alquiler con una inflación importante y el que vive de eso se le complica también”.

El titular del Colegio Inmobiliario insistió en que “genera malestar porque en Chubut por ejemplo el 92% de los inquilinos no se acogió al DNU anterior. Los que tenían un aumento prefirieron que se les haga el aumento y no patearlo para adelante. Y los que tenían que reonovar automáticamente hasta el 30 de septiembre prefirieron renovar porque no querían acumular deudas. El planteo que hicieron a todos con los colegas es más o menos el mismo, no quieren acumular deuda porque después se les complica”.

Qué dice el DNU

En su ARTÍCULO 1º, el decreto presidencial estipula la SUSPENSIÓN DE DESALOJOS: Prorróganse hasta el 31 de enero de 2021 los plazos previstos en el artículo 2º del Decreto N° 320/20.

ARTÍCULO 2º.- PRÓRROGA DE CONTRATOS: Prorrógase hasta el 31 de enero de 2021 el plazo de vigencia de los contratos indicado en el primer párrafo del artículo 3° del Decreto Nº 320/20, para los contratos cuyo vencimiento opere antes del 31 de enero de 2021.

ARTÍCULO 3º.- CONGELAMIENTO DE PRECIOS DE ALQUILERES: Prorrógase, en los mismos términos y condiciones, y hasta el 31 de enero de 2021, el plazo previsto en el artículo 4º del Decreto N° 320/20.

Y en los fundamentos se expresa que “la emergencia sanitaria antes aludida, con sus consecuencias económico-sociales, ha dificultado para una importante cantidad de locatarios y locatarias, la posibilidad de hacer frente a sus obligaciones en los términos estipulados en los contratos suscriptos con anterioridad a la aparición de la pandemia de COVID-19, la cual ha modificado la cotidianeidad y las previsiones de los y las habitantes del país.

“Además, muchos trabajadores y trabajadoras, comerciantes, profesionales, industriales y pequeños y medianos empresarios y empresarias, han visto fuertemente afectados sus ingresos desde el inicio de la pandemia, como consecuencia de la merma de la actividad económica.

Y remacan que “por la situación descripta puede llevar a que locatarios y locatarias incurran en incumplimientos contractuales, lo que puede desembocar en el desalojo de la vivienda en la cual residen, agravando la compleja situación que atraviesa un vasto sector de la población, y todo ello en el difícil marco de la evolución de la pandemia”.

06 NOV 2020 - 17:39

Tiempo atrás se conoció el decreto presidencial por el cual se determinó extender el congelamiento de los alquileres y la imposibilidad de desalojo hasta el 31 de enero del 2021, en el marco de la pandemia. Dicha situación cayó como un baldazo de agua fría para el sector.

En Chubut la medida ocasionó malestar y según informaron desde la Cámara de Corredores Inmobiliarios, fueron varios los dueños que indignados con la resolución decidieron sacar sus propiedades del mercado, a la espera de condiciones más estables para operar.

“No compartimos. Nadie lo comparte, ninguna institución porque la finalidad del decreto inicial firmado en su momento era otra. Salir de ese grave problema que hubo en marzo. Ahora que están todas las actividades normalizadas, salvo el turismo, se suponía que íbamos a negociar con cada inquilino para ver cómo pagaban los aumentos”, expresaron desde el Colegio Inmobiliario de la provincia en modo institucional.

El titular del Colegio, Walter Kobak, ahondó en los argumentos: “Supuestamente era una medida hasta el 30 de septiembre para poder paliar un poco la situación complicada. Funcionó bien, estábamos todos de acuerdo, una medida necesaria para llevar algo de tranquilidad a todos los inquilinos, pero ahora volverlo a prorrogar genera un malestar impresionante”.

Indicó en esa dirección que “existe una cantidad importante de propietarios que han sacado sus propiedades del alquiler porque sienten que le están metiendo la mano en el bolsillo. Es algo bastante complicado y se vuelve en contra del mismo inquilino, porque imagínate esos propietarios el día que salgan a alquilar por las dudas como pasó con la ley de alquileres. No saben cuáles serán los aumentos y pos las dudas hacen una recarga del precio. Por más que la situación es complicada, se pone un precio más a los contratos nuevos, porque si no, no lo alquilan”.

Asimismo, remarcó que tampoco se dan garantías acerca de cómo manejarse con los inquilinos: “No le dan seguridad. No hay desalojo, por ejemplo. Si me toca un inquilino complicado que no me paga y tengo el departamento ocupado y no puedo hace nada. Le quita seguridad jurídica al propietario. No está respaldado por nada y creo que nos pasa esto”.

Kobak indicó que “tampoco se entiende la decisión, ya que en todo el país hay cumplimiento del pago del alquiler. El problema no existe. Lo que si hay es un porcentaje de vivos que se aprovechan de esas medidas para no pagar aumentos o si existe la ley no pago más y cuando termine el contrato me desalojarán”.

Y remarcó que “hay que entender que hay gente que tiene una jubilación y el alquiler para vivir y vos se lo fijás durante un año, porque será hasta marzo seguramente. Es un año entero que el propietario no tendrá aumentos en el alquiler con una inflación importante y el que vive de eso se le complica también”.

El titular del Colegio Inmobiliario insistió en que “genera malestar porque en Chubut por ejemplo el 92% de los inquilinos no se acogió al DNU anterior. Los que tenían un aumento prefirieron que se les haga el aumento y no patearlo para adelante. Y los que tenían que reonovar automáticamente hasta el 30 de septiembre prefirieron renovar porque no querían acumular deudas. El planteo que hicieron a todos con los colegas es más o menos el mismo, no quieren acumular deuda porque después se les complica”.

Qué dice el DNU

En su ARTÍCULO 1º, el decreto presidencial estipula la SUSPENSIÓN DE DESALOJOS: Prorróganse hasta el 31 de enero de 2021 los plazos previstos en el artículo 2º del Decreto N° 320/20.

ARTÍCULO 2º.- PRÓRROGA DE CONTRATOS: Prorrógase hasta el 31 de enero de 2021 el plazo de vigencia de los contratos indicado en el primer párrafo del artículo 3° del Decreto Nº 320/20, para los contratos cuyo vencimiento opere antes del 31 de enero de 2021.

ARTÍCULO 3º.- CONGELAMIENTO DE PRECIOS DE ALQUILERES: Prorrógase, en los mismos términos y condiciones, y hasta el 31 de enero de 2021, el plazo previsto en el artículo 4º del Decreto N° 320/20.

Y en los fundamentos se expresa que “la emergencia sanitaria antes aludida, con sus consecuencias económico-sociales, ha dificultado para una importante cantidad de locatarios y locatarias, la posibilidad de hacer frente a sus obligaciones en los términos estipulados en los contratos suscriptos con anterioridad a la aparición de la pandemia de COVID-19, la cual ha modificado la cotidianeidad y las previsiones de los y las habitantes del país.

“Además, muchos trabajadores y trabajadoras, comerciantes, profesionales, industriales y pequeños y medianos empresarios y empresarias, han visto fuertemente afectados sus ingresos desde el inicio de la pandemia, como consecuencia de la merma de la actividad económica.

Y remacan que “por la situación descripta puede llevar a que locatarios y locatarias incurran en incumplimientos contractuales, lo que puede desembocar en el desalojo de la vivienda en la cual residen, agravando la compleja situación que atraviesa un vasto sector de la población, y todo ello en el difícil marco de la evolución de la pandemia”.


NOTICIAS RELACIONADAS