PAÍS & MUNDO

Alemania extiende las restricciones por coronavirus hasta el 10 de enero

Alemania extendió hasta el 10 de enero las medidas de restricción diseñadas para controlar la propagación del coronavirus, anunció la canciller, Angela Merkel, tras una reunión a última hora de ayer con los líderes regionales.

03/12/2020 09:59

644

"Los estados extenderán sus medidas desde el 20 de diciembre hasta el 10 de enero", dijo la jefa de Gobierno en conferencia de prensa, y señaló que el 4 de enero volverá a reunirse con los líderes de los 16 estados federados para evaluar la situación.

"En principio, las cosas seguirán como están", dijo la canciller, citada por la agencia de noticias alemana DPA.

Merkel explicó que las tasas de infección por coronavirus en todo el país siguen siendo demasiado altas como para permitir la reapertura de restaurantes, bares e instalaciones de ocio.

Las reuniones privadas también mantendrán el límite de cinco personas de hasta dos hogares.

La semana pasada, Merkel anunció que las restricciones se aliviarán durante el período navideño en la mayor parte de Alemania para permitir que las personas se reúnan en grupos de hasta diez personas, sin contar a los niños.

Alemania está luchando por contener un aumento continuo de infecciones de coronavirus.

La agencia de enfermedades infecciosas del país, el Instituto Robert Koch (RKI), informó ayer de 487 muertes por el virus en las 24 horas previas, la cifra diaria más alta de desde el comienzo de la pandemia.

Según los datos publicados hoy por el RKI, en la última jornada se registraron 22.046 nuevas infecciones y 479 muertes por coronavirus, lo que eleva el número total de muertes a 17.602 y el de infectados a más de 1,1 millones.

El jefe del RKI, Lothar Wieler, se quejó de que muchos alemanes no respetan las restricciones pandémicas.

"La situación sigue siendo muy tensa. Demasiadas personas todavía se están infectando", resaltó.

Wieler agregó que las autoridades están viendo nuevamente grandes brotes en hogares de ancianos, donde las personas mayores y frágiles son particularmente susceptibles al virus.