PAÍS & MUNDO

Francia promete acelerar la vacunación tras la ola de críticas

El Gobierno francés prometió "ampliar, acelerar y simplificar" su campaña de vacunación contra el coronavirus, luego de recibir una catarata de críticas por su lento arranque con respecto a otros países europeos.

05/01/2021 10:39

532

"La velocidad de crucero de la vacunación" contra la Covid-19 en Francia "alcanzará la de nuestros vecinos en los próximos días", aseguró el ministro de Salud francés, Olivier Véran, en una entrevista concedida a la radio RTL.

"Ayer superamos las 2.000 vacunaciones y de aquí el jueves volveremos a aumentar de forma muy significativa" el número de vacunas administradas en el país, añadió el ministro, citado por la agencia de noticias AFP.

Hasta el 1 de enero, 516 personas habían recibido la primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech en Francia, frente a 200.000 en Alemania y alrededor de un millón en Reino Unido, lo que desató una ola de críticas en el país.

Véran prometió ampliar los grupos prioritarios de vacunación, por lo que las personas mayores de 75 años, aunque no vivan en residencias de ancianos, podrán recibir la inmunización este mes, así como los cuidadores a domicilio de más de 50 años y los bomberos.

Hasta ahora el plan contemplaba vacunar de forma prioritaria únicamente a las personas mayores que viven en residencias y al personal de salud de más de 50 años.

Además, en los próximos días las personas que quieran vacunarse y que no pertenezcan a ninguno de estos grupos prioritarios podrán inscribirse en una lista para pedir cita.

Si bien Francia recibe por el momento 500.000 dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech (la única vacuna autorizada en la Unión Europea) por semana, podrían llegar además 500.000 dosis por mes de la de Moderna cuando ésta reciba el aval de la agencia médica europea, posiblemente mañana.

Según un sondeo de opinión realizada la semana pasada por la encuestadora Ipsos, sólo el 40% de los franceses estaría dispuesto a vacunarse.

Véran también dijo que se detectaron en Francia "unos 10 casos sospechosos o confirmados" de la nueva cepa del coronavirus que apareció en Reino Unido.

"Es una variante que nos preocupa y para la que estamos desplegando recursos logísticos y de diagnóstico muy importantes", apuntó.

"Estamos vigilando esto como la leche al fuego", dijo y señaló que "todas las personas que regresan a Francia desde Inglaterra deben haber pasado una prueba".

Desde el inicio de la pandemia, el país registró 2.6 millones de contagios y 65.415 muertes, según los datos del Ministerio de Salud.