PROVINCIA

“Está en riesgo la prestación de los servicios”, dijo el gerente de la Cooperativa de Sarmiento

Gabriel Álvarez, consideró además que “el 2021 se nos perfila oscuro” debido a que los costos operativos están superados ampliamente por los ingresos que recauda la entidad. Por otro lado, habló del embargo que sufrieron desde el municipio, y brindó detalles acerca de la dantesca deuda que mantienen, al igual que todas las Cooperativas de Chubut, con CAMMESA. “Debemos alrededor de 1162 millones de pesos; es un pago imposible de afrontar”, concluyó.

26/01/2021 17:25

904

En diálogo con Cadena Tiempo, el gerente de la Cooperativa de Sarmiento, Gabriel Álvarez, habló sobre la situación actual de la entidad; deudas titánicas que ponen en riesgo la operatividad del servicio, un embargo del municipio y una situación que se replica en todas las Cooperativas de la provincia y que parece no tener solución. A pocos días de haber comenzado el año, el titular de CoopSar habló de un 2021 que “se nos perfila oscuro, con un panorama no agradable”.

“Esta cooperativa, que es relativamente chica, tiene una deuda con CAMMESA de alrededor de 1162 millones de pesos; es un pago imposible de afrontar. Estamos subsistiendo porque no estamos pagando la factura de CAMMESA, si tenemos que pagar el corriente, que serían 5 o 6 millones de pesos, no podríamos brindar el servicio”, explicó Álvarez.

Y agregó: “Este año se nos perfila oscuro, con un panorama no agradable para nosotros. La situación se ha puesto compleja y no vemos una solución inmediata, no sé cómo vamos a seguir porque cada vez el ahogo es mayor. Realmente corre en riesgo la prestación de los servicios. Tiene que haber una idea clara para ver cómo seguimos todas las Cooperativas de la provincia para brindar los servicios”.

Embargo del municipio de Sarmiento

Como si la situación financiera actual de la Cooperativa no fuera poco, la entidad recibió un embargo de parte del municipio de la localidad. “Fuimos embargados por la Municipalidad en virtud de un reclamo de cobro del agua. Se acumuló una deuda y se debía dinero. Por eso presentamos un plan de pago que llevamos al municipio, pero no obtuvimos respuestas. En este marco surgió el embargo en el cien por cien de las cuentas que el pasado 15 de enero se cumplió y ahora estamos a la espera del levantamiento del mismo”, explicó el gerente de CoopSar.

Y amplió: “Estamos hace tres años sin actualización de tarifa y se nos hace imposible seguir sosteniendo el servicio eléctrico de esta manera. Por ejemplo, hoy un usuario promedio está pagando una factura de 300 pesos, que es nada, una locura, con los costos que tiene hoy la energía”.

Por último, y para graficar la delicada situación por la que está atravesando la entidad, Álvarez resumió: “Tuvimos que hacer malabares para cumplir con el sueldo del personal, gracias a que los usuarios pagan a término podemos estar al día, pero es insostenible”.