DEPORTES

San Lorenzo le ganó a San Martín y la serie se define el domingo

El Cuervo de Boedo le ganó al Rojinegro de Corrientes por 89 a 61, e igualó 1-1 la serie que juegan por las semifinales de la Liga Nacional de Básquetbol, que se definirá el domingo.

30/04/2021 21:07

"Yo también puedo defender". Fue el mensaje que el Ciclón le mandó a San Martín, famoso por ser el más sólido en este apartado.

496

Los parciales del partido, jugado en la pista de Obras Sanitarias, fueron: San Lorenzo 19-17, 19-16, 27-9 y 24-19.

La figura del equipo azulgrana, tetracampeón vigente de la Liga, fue Nicolás Romano, con 20 puntos y siete rebotes. José Vildoza aportó 12 tantos, cinco rebotes y seis asistencias; y el "Penka" Nicolás Aguirre, 11, cuatro y tres, respectivamente.

En San Martín sobresalió Sebastián Acevedo. con 18 tantos y tres rebotes.

Romano fue su estandarte en ambos costados de la cancha. Autor de 20 puntos, también capturó siete rebotes y fue uno de los pilares del sistema, sin fisuras ni grietas, edificado por Silvio Santander. Fue una de las piezas determinantes paradomar a Javier Saiz, la gran figura del primer cruce que apenasaportó 11 puntos.San Lorenzo ejerció un switch constante en defensa y limitó al máximo la comodidad ofensiva de San Martín: la formación de Vadell terminó apenas con un 33% de cancha y un raquítico 15% de tres puntos con cuatro aciertos en 26 intentos.

San Martín, el único de los cuatro semifinalistas que llegó desde la Reclasificación, también entregó señales de su desgaste. La acumulación de partidos empieza a ser evidente después de una temporada sumamente exigente a la que le sumó otros seis desafíos entre los tres juegos frente a Platense y los tres -con overtime incluido- del clásico correntino frente a Regatas. El partido del domingo será el noveno de Sanma en los actuales playoffs de la Liga Nacional. El escenario es aún más crítico para un equipo de rotación limitada que enfrenta al plantel más profundo del básquet nacional.

San Lorenzo fue contundente en ambos costados de la cancha y le demostró a San Martín que, llamado a fajarse, también puede ponerse el overol y sacar a relucir su solidaridad, entrega y corazón para adentrarse en la batalla con la garantía de que en ataque siempre encontrará soluciones. Este viernes, con diez anotadores y cinco de ellos por encima de los nueve puntos, Nicolás Romano enarboló la bandera azulgrana pero Vadell y sus dirigidos bien saben que otro podría tomar la posta el domingo.

El partido decisivo se jugará el domingo, en el mismo escenario, desde las 18. En la final ya espera Quimsa de Santiago del Estero, que se impuso 2-0 en su serie con Boca Juniors.