PAÍS & MUNDO

Un hombre con Covid-19 fue caminando al hospital y murió en la puerta

La muerte de un hombre en la puerta de un hospital causó conmoción en San Luis. Ángel Ariel Ávila, de 43 años, se desempeñaba en la V Brigada Aérea y se estaba recuperando en su casa. Pero el martes a la noche ya no podía respirar y tuvo que irse caminando para pedir auxilio. No consiguió que le mandaran una ambulancia.

20/05/2021 19:46

Ángel Ariel Ávila fue al hospital caminando junto a su esposa, ya que no le mandaban una ambulancia y murió a metros del nosocomio.

2.805

El caso ocurrió en la noche del martes en el Barrio Jardín del Sur, en la ciudad de Villa Mercedes, según informa El Chorrillero. A Ángel Ariel Ávila no lo habían internado, estaba recuperándose en su domicilio con los medicamentos que le habían indicado los profesionales. Hasta ahora ninguna autoridad sanitaria salió a responder lo que pasó.

Todo lo que se sabe es a través de los vecinos que 24 horas después no pueden entender por qué el hombre“no tuvo la asistencia que necesitaba”, con un hospital tan cerca de su casa, y lo que es más incomprensible, con una ambulancia estacionada en la puerta.

La esposa de Ávila hizo reiterados llamados para que le mandaran la emergencia, pero no le contestaron y entonces decidió salir con su marido caminando. Tenían que hacer dos cuadras. Ya era de noche.

Cuando llegaron a la esquina, justo al frente del Hospital Suárez Rocha (situado sobre sobre Héctor Aubert y Tiburcia Escudero), su cuerpo no resistió y se desplomó.Los habitantes de la zona fueron los testigos de todo. Del dolor y la desesperación. También de los interrogantes que nadie explica.

El personal de la ambulancia que estaba en la puerta, lo socorrió. Le practicaron maniobras de RCP por varios minutos pero no pudieron reanimarlo. Alrededor de las 20:15 comunicaron la muerte.

Ávila no tenía enfermedades de basey formaba parte de la V Brigada Aérea. Tras haberse contagiado de Covid-19, la semana pasada su estado se había complicado.Tenía problemas respiratorios y por eso fue varias veces al nosocomio, pero no había quedado internado.

(Fuente: El Chorrillero)