Una condena de 4 años de prisión para un reincidente

El juez Daniel Pérez emitió su fallo, en el marco de cuatro causas penales contra Gonzalo Casanova. Resolvió imponer la pena única de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.

11 JUN 2021 - 21:05

Esta sentencia comprende la pena de tres años de prisión en suspenso dictada el 3 de octubre de 2019 y la pena de dos años y un mes de prisión impuesta el 17 de marzo de 2020.

Los hechos

Según un parte de prensa de la Fiscalía, el 5 de abril de 2018 a las 21:30, en un domicilio ubicado en calle Rivadavia del barrio “Parque Patagonia” de Sarmiento, Casanova y un cómplice le dieron una patada a la puerta de la casa e ingresaron gritando “tírate al piso, tírate al piso”.

La reacción del damnificado fue embestir a golpes contra los delincuentes. En este contexto, los imputados lograron sustraer un teléfono celular y un reloj pulsera, que se encontraban arriba de la mesa. Luego, escaparon corriendo e ingresaron a un departamento ubicado sobre la calle Dorrego y Rivadavia.

En tanto, la segunda causa se originó ese mismo día, unos minutos después del primer hecho. Según los investigadores, los dos procesados subieron a bordo de un vehículo y se alejaron del lugar.

La tercera imputación ocurrió el jueves 24 de mayo de 2018, a las 22:40 en un domicilio ubicado sobre la calle Rivadavia en el barrio “Parque Patagonia”. Allí, Gonzalo Casanova y otro sujeto-que aún no fue identificado- treparon a una reja, e ingresaron al predio.

Luego rompieron la puerta ubicada en la parte delantera de la casa. De su interior sustrajeron un set de perfumes, dinero y un pendrive. En este contexto, se denunció que dañaron la puerta trasera a la altura de la cerradura. El accionar de los sospechosos fue advertido a la policía por un vecino quien informó que personas desconocidas habían ingresado a ese domicilio.

Al llegar al lugar, los policías observaron a una persona que se encontraba en la mitad de la calle. El sospechoso vio a la policía y escapó del lugar. En ese momento, arribó un vehículo en el que se desplazaban los titulares de la vivienda. La propietaria de la casa, intentó ingresar por la puerta delantera y fue sorprendida por Gonzalo Casanova. El joven le apuntó con un arma de fuego y de esa manera quiso escaparse.

En este contexto, uno de los policías extrajo su arma reglamentaria e impartió la voz de alto. Casanova también apuntó al efectivo y el policía accionó la corredera de su pistola. Finalmente, el procesado arrojó su arma al piso y dijo “no me tire, no me tire, me entrego”. Fue detenido en el lugar.

El 2 de septiembre de 2018, a las 04:30, Casanova y un cómplice rompieron los vidrios de dos ventanas para ingresar a una de las habitaciones de una casa ubicada en calle Rivadavia entre Perito Moreno y Uruguay.

Allí sustrajeron: un televisor LCD de 32 pulgadas un televisor tipo LED de 32 pulgadas con su respectivo control remoto, una play station III de color negro con dos joysticks de color rojo inalámbricos, dos notebooks con sus respectivos cargadores y funda, dos tablets de 7 pulgadas, una mochila, una caja de Blu-ray de play station.

Los elementos fueron cargados en un rodado que había quedado estacionado a metros del lugar del hecho. Una vecina del frente de la vivienda damnificada, escuchó ruidos. Luego se acercó y al observar lo que estaba pasando dio aviso telefónico a la comisaría. También brindó datos sobre los sospechosos.

11 JUN 2021 - 21:05

Esta sentencia comprende la pena de tres años de prisión en suspenso dictada el 3 de octubre de 2019 y la pena de dos años y un mes de prisión impuesta el 17 de marzo de 2020.

Los hechos

Según un parte de prensa de la Fiscalía, el 5 de abril de 2018 a las 21:30, en un domicilio ubicado en calle Rivadavia del barrio “Parque Patagonia” de Sarmiento, Casanova y un cómplice le dieron una patada a la puerta de la casa e ingresaron gritando “tírate al piso, tírate al piso”.

La reacción del damnificado fue embestir a golpes contra los delincuentes. En este contexto, los imputados lograron sustraer un teléfono celular y un reloj pulsera, que se encontraban arriba de la mesa. Luego, escaparon corriendo e ingresaron a un departamento ubicado sobre la calle Dorrego y Rivadavia.

En tanto, la segunda causa se originó ese mismo día, unos minutos después del primer hecho. Según los investigadores, los dos procesados subieron a bordo de un vehículo y se alejaron del lugar.

La tercera imputación ocurrió el jueves 24 de mayo de 2018, a las 22:40 en un domicilio ubicado sobre la calle Rivadavia en el barrio “Parque Patagonia”. Allí, Gonzalo Casanova y otro sujeto-que aún no fue identificado- treparon a una reja, e ingresaron al predio.

Luego rompieron la puerta ubicada en la parte delantera de la casa. De su interior sustrajeron un set de perfumes, dinero y un pendrive. En este contexto, se denunció que dañaron la puerta trasera a la altura de la cerradura. El accionar de los sospechosos fue advertido a la policía por un vecino quien informó que personas desconocidas habían ingresado a ese domicilio.

Al llegar al lugar, los policías observaron a una persona que se encontraba en la mitad de la calle. El sospechoso vio a la policía y escapó del lugar. En ese momento, arribó un vehículo en el que se desplazaban los titulares de la vivienda. La propietaria de la casa, intentó ingresar por la puerta delantera y fue sorprendida por Gonzalo Casanova. El joven le apuntó con un arma de fuego y de esa manera quiso escaparse.

En este contexto, uno de los policías extrajo su arma reglamentaria e impartió la voz de alto. Casanova también apuntó al efectivo y el policía accionó la corredera de su pistola. Finalmente, el procesado arrojó su arma al piso y dijo “no me tire, no me tire, me entrego”. Fue detenido en el lugar.

El 2 de septiembre de 2018, a las 04:30, Casanova y un cómplice rompieron los vidrios de dos ventanas para ingresar a una de las habitaciones de una casa ubicada en calle Rivadavia entre Perito Moreno y Uruguay.

Allí sustrajeron: un televisor LCD de 32 pulgadas un televisor tipo LED de 32 pulgadas con su respectivo control remoto, una play station III de color negro con dos joysticks de color rojo inalámbricos, dos notebooks con sus respectivos cargadores y funda, dos tablets de 7 pulgadas, una mochila, una caja de Blu-ray de play station.

Los elementos fueron cargados en un rodado que había quedado estacionado a metros del lugar del hecho. Una vecina del frente de la vivienda damnificada, escuchó ruidos. Luego se acercó y al observar lo que estaba pasando dio aviso telefónico a la comisaría. También brindó datos sobre los sospechosos.


NOTICIAS RELACIONADAS