Falleció a los 65 años una de las grandes figuras del boxeo argentino: Sergio Víctor Palma

Con el chaqueño se fue uno de los grandes de nuestro boxeo. Campeón mundial Súper gallo 1980-1982, fue un peleador notable. Poeta, actor y periodista. En los últimos años, un ACV lo fue apagando. Hoy, este maldito COVID se lo llevó.

28 JUN 2021 - 11:33

El ex campeón mundial de boxeo Sergio Víctor Palma, de 65 años, falleció tras estar internado en Mar del Plata luego de haberse contagiado coronavirus.

Palma, quien vive en la mencionada ciudad desde hace ocho años, había sido derivado al Hospital Interzonal marplatense y estaba en tratamiento tras sufrir un accidente cerebrovascular, mientras que además se le diagnosticó la enfermedad de Parkinson.

El ex púgil oriundo de la provincia de Chaco tuvo su momento de gloria en el boxeo cuando superó por nocaut al estadounidense Leo Randolph en Spokane y se adjudicó el título mundial de los supergallos versión Asociación (AMB en el año 1980.

Luego, defendió la corona exitosamente cinco veces, hasta que en junio de 1982 la perdió tras caer por puntos frente al dominicano Leonardo Cruz en fallo unánime en la ciudad estadounidense de Miami, mientras que tuvo su última pelea en agosto de 1990, cuando derrotó a Juan Domingo Nogueira.

En su carrera como profesional, Palma disputó 62 peleas, con 52 victorias (20 por la vía rápida), 5 derrotas y 5 empates, mientras que, además del boxeo, hizo un programa de radio que se llamó Round de Música y Palabras y también grabó un disco con canciones y poemas de su autoría.

Querido por todos sus colegas. Respetado, arriba y abajo del ring, aún recordamos el aliento recibido por un rival en plena pelea. Mientras el chubutense Juan Domingo Malvares, lo castigaba a voluntad, en 1983, lo estimulaba diciéndole: “Por favor, Sergio, reaccioná, un grande como vos no puede pelear asi…Por favor“.

Estiró por antojo su carrera hasta 1990. Yse rompió la mano en su último desafíoa los 34 años.

Hizo lo que sintió. Antes y después del campeonato. La guitarra y la declamación de poemas lo desvelaron muchos años. Grabó, filmó y recitó en pleno centro de Buenos Aires. Definió aquellos pasajes como: “Quedaba bien ver a un pibe joven que ganaba por KO cantando temas dulces y leyendo poemas de amor. Muchos creyeron que era algo fantástico. Yo me reía de todo”.

28 JUN 2021 - 11:33

El ex campeón mundial de boxeo Sergio Víctor Palma, de 65 años, falleció tras estar internado en Mar del Plata luego de haberse contagiado coronavirus.

Palma, quien vive en la mencionada ciudad desde hace ocho años, había sido derivado al Hospital Interzonal marplatense y estaba en tratamiento tras sufrir un accidente cerebrovascular, mientras que además se le diagnosticó la enfermedad de Parkinson.

El ex púgil oriundo de la provincia de Chaco tuvo su momento de gloria en el boxeo cuando superó por nocaut al estadounidense Leo Randolph en Spokane y se adjudicó el título mundial de los supergallos versión Asociación (AMB en el año 1980.

Luego, defendió la corona exitosamente cinco veces, hasta que en junio de 1982 la perdió tras caer por puntos frente al dominicano Leonardo Cruz en fallo unánime en la ciudad estadounidense de Miami, mientras que tuvo su última pelea en agosto de 1990, cuando derrotó a Juan Domingo Nogueira.

En su carrera como profesional, Palma disputó 62 peleas, con 52 victorias (20 por la vía rápida), 5 derrotas y 5 empates, mientras que, además del boxeo, hizo un programa de radio que se llamó Round de Música y Palabras y también grabó un disco con canciones y poemas de su autoría.

Querido por todos sus colegas. Respetado, arriba y abajo del ring, aún recordamos el aliento recibido por un rival en plena pelea. Mientras el chubutense Juan Domingo Malvares, lo castigaba a voluntad, en 1983, lo estimulaba diciéndole: “Por favor, Sergio, reaccioná, un grande como vos no puede pelear asi…Por favor“.

Estiró por antojo su carrera hasta 1990. Yse rompió la mano en su último desafíoa los 34 años.

Hizo lo que sintió. Antes y después del campeonato. La guitarra y la declamación de poemas lo desvelaron muchos años. Grabó, filmó y recitó en pleno centro de Buenos Aires. Definió aquellos pasajes como: “Quedaba bien ver a un pibe joven que ganaba por KO cantando temas dulces y leyendo poemas de amor. Muchos creyeron que era algo fantástico. Yo me reía de todo”.


NOTICIAS RELACIONADAS