“Usan la Municipalidad como botín de guerra”

Críticas del SOEME al gabinete municipal en Esquel.

01 JUL 2021 - 20:27

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel discute con el Ejecutivo la recategorización de más de 200 empleados. Antonio Osorio, secretario general del SOEME, recordó que en la gestión de Rafael Williams trabajaron en la reestructuración de los recursos humanos y nuevo escalafón, y en base a ello se negocia.

Consideró que es necesario que se reconozca la tarea de cada empleado, y que su sueldo sea acorde a la responsabilidad y capacitación. “Hay un escalafón y queremos que se respete”, sostuvo.

La directora de Recursos Humanos del municipio les acercó un trabajo de lo que tendría que ser la recategorización. Osorio explicó que los titulares de áreas brindan información a RR.HH., y algunos no elaboraron informes como corresponde. “A algunos secretarios no les importa mucho el escalafón, y estarían dispuestos a dar más categorías de las que propone la directora de personal”.

Rechazó Osorio que se pretenda repartir recategorizaciones como si fueran caramelos, sin tener en cuenta que parte de la carrera administrativa es la capacitación y asunción de responsabilidades, para la mejor calidad de los servicios.

“Apuntamos a jerarquización con mayor remuneración, y también a una gestión de calidad. Los funcionarios pasan y nosotros quedamos; por eso tenemos que defender nuestro trabajo mejorando el servicio”.

Reunión con Ongarato

El conductor del SOEME pedirá hablar con el intendente Sergio Ongarato, para plantearle “el comportamiento de algunos secretarios que para dejar en offside al gremio, ofrecen a trabajadores una categoría por encima del escalafón”.

“Siguen usando el municipio como un botín de guerra, y cuando se pretende hacer un trabajo serio, estos comportamientos son graves”. Esto en el sentido de que a un empleado se le planteé subir de categoría sin asumir una responsabilidad, “la persona va a agarrar”. Dijo no entender que “salimos a pedirles criterio y razonabilidad, y algunos funcionarios salen a hacer campaña política con recursos del municipio. Es increíble que ocurra y me indigna porque con el gremio acordamos trabajar de una manera seria y objetiva”.

Muy molesto Osorio analizó que “buscan corrernos por izquierda, y que la gente teniendo más categoría de la que corresponde, directamente se desafilie, y por ese lado se presenta una política antisindical, y es pan para hoy y hambre para mañana”.

Admitió que un empleado al que le ofrezcan una mayor categorización, ganará más. “Pero si se debilita el gremio dentro de dos años volveremos a punto cero”.

El secretario general le apuntó en esta maniobra que calificó de campaña, a las Secretarías de Hacienda y de Cultura, y puntualizó que la mayoría de los secretarios se inclinan por respetar el escalafón. Lamentó que la mayoría de los trabajadores aceptan subir la categoría 12. “Es una movida para desprestigiar al gremio, y nos obligarán a plantear que nadie tenga categorías de 1 a 10, pero es lo que no queremos hacer; no queremos abandonar los criterios de razonabilidad. Con estas acciones irresponsables de funcionarios, uno se desanima”.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
01 JUL 2021 - 20:27

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel discute con el Ejecutivo la recategorización de más de 200 empleados. Antonio Osorio, secretario general del SOEME, recordó que en la gestión de Rafael Williams trabajaron en la reestructuración de los recursos humanos y nuevo escalafón, y en base a ello se negocia.

Consideró que es necesario que se reconozca la tarea de cada empleado, y que su sueldo sea acorde a la responsabilidad y capacitación. “Hay un escalafón y queremos que se respete”, sostuvo.

La directora de Recursos Humanos del municipio les acercó un trabajo de lo que tendría que ser la recategorización. Osorio explicó que los titulares de áreas brindan información a RR.HH., y algunos no elaboraron informes como corresponde. “A algunos secretarios no les importa mucho el escalafón, y estarían dispuestos a dar más categorías de las que propone la directora de personal”.

Rechazó Osorio que se pretenda repartir recategorizaciones como si fueran caramelos, sin tener en cuenta que parte de la carrera administrativa es la capacitación y asunción de responsabilidades, para la mejor calidad de los servicios.

“Apuntamos a jerarquización con mayor remuneración, y también a una gestión de calidad. Los funcionarios pasan y nosotros quedamos; por eso tenemos que defender nuestro trabajo mejorando el servicio”.

Reunión con Ongarato

El conductor del SOEME pedirá hablar con el intendente Sergio Ongarato, para plantearle “el comportamiento de algunos secretarios que para dejar en offside al gremio, ofrecen a trabajadores una categoría por encima del escalafón”.

“Siguen usando el municipio como un botín de guerra, y cuando se pretende hacer un trabajo serio, estos comportamientos son graves”. Esto en el sentido de que a un empleado se le planteé subir de categoría sin asumir una responsabilidad, “la persona va a agarrar”. Dijo no entender que “salimos a pedirles criterio y razonabilidad, y algunos funcionarios salen a hacer campaña política con recursos del municipio. Es increíble que ocurra y me indigna porque con el gremio acordamos trabajar de una manera seria y objetiva”.

Muy molesto Osorio analizó que “buscan corrernos por izquierda, y que la gente teniendo más categoría de la que corresponde, directamente se desafilie, y por ese lado se presenta una política antisindical, y es pan para hoy y hambre para mañana”.

Admitió que un empleado al que le ofrezcan una mayor categorización, ganará más. “Pero si se debilita el gremio dentro de dos años volveremos a punto cero”.

El secretario general le apuntó en esta maniobra que calificó de campaña, a las Secretarías de Hacienda y de Cultura, y puntualizó que la mayoría de los secretarios se inclinan por respetar el escalafón. Lamentó que la mayoría de los trabajadores aceptan subir la categoría 12. “Es una movida para desprestigiar al gremio, y nos obligarán a plantear que nadie tenga categorías de 1 a 10, pero es lo que no queremos hacer; no queremos abandonar los criterios de razonabilidad. Con estas acciones irresponsables de funcionarios, uno se desanima”.


NOTICIAS RELACIONADAS