ECONOMÍA

China intenta bajar los precios del petróleo liberando sus reservas estratégicas

El Gobierno chino decidió liberar petróleo de sus reservas estratégicas por primera vez, con el objetivo explicito de bajar los precios en una intervención sin precedentes de Beijing en el mercado mundial de crudo.

10/09/2021 11:53

404

La Administración Nacional de Alimentos y Reservas Estratégicas anunció que el país liberaría crudo de sus reservas, con el objetivo de "relajar la presión al alza de los precios de las materias primas".

La entidad encargada de las reservas de commodities de la segunda economía del mundo, indicó que una "normal rotación del crudo en las reservas estatales es un importante modo de balancear el mercado" y de "estabilizar la oferta y la demanda doméstica", por lo que no descarta volver a hacerlo en un futuro.

Los inversores desconocen el impacto que tendrá la medida ya que China no comunicó detalles de las cantidades ni la fecha de cuándo se desprendió de dichas reservas, y según cálculos de analistas de Goldman Sachs, se produjo en agosto y se colocaron en el mercado 22 millones de barriles.

China ya realizó las mismas intervenciones con reservas de otras commodities como el aluminio, los granos y el cobre, pero raramente las confirma públicamente, y algunos analistas ven este anuncio como un intento de maximizar el impacto.

El anuncio ocurre en un marco de subas en los precios de la energía en China, no sólo en el caso del petróleo sino también en el carbón y el gas natural, según indica la agencia Bloomberg.

Algunas industrias fueron forzadas a recortar su producción para hacer frente a situación de escasez de energía en algunas de las provincias del país asiático.

Además, la situación está produciendo presiones inflacionarias en el resto de los precios: la inflación mayorista (los precios que pagan los productores industriales) alcanzó un máximo en 13 años (9,5% interanual) durante agosto por la suba en los valores de las materias primas, según difundió la Oficina Nacional de Estadísticas.

China es el mayor importador mundial de petróleo y durante la última década conformó una reserva de 220 millones de barriles. La decisión de influir en el mercado con ellas contrasta con otros países como Estados Unidos y las naciones europeas, donde solamente se recurre a las reservas en casos de escasez de suministro o guerras.

Durante el mes pasado, Estados Unidos pidió a los países productores nucleados en la OPEP+ de liberar un mayor suministro de petróleo, para hacer frente a las subas de los precios de la nafta al consumidor.

Estas acciones de China y Estados Unidos sugieren que ambos países (los mayores consumidores del mundo de petróleo) aspiran a un precio máximo de entre US$ 70 a US$ 75 para el barril.