Polémica: Suiza creó una cápsula para suicidio asistido en pocos segundos

La polémica se instaló en Suiza cuya nació legalizó una nueva forma de morir por suicidio asistido, es que la junta de revisión médica del país autorizó el uso del Sarco Suicide Pod, que es una cápsula portátil con forma de ataúd impresa en 3D con ventanas que se puede transportar a un lugar tranquilo, para los últimos momentos de la vida de una persona. (Fotos)

08 DIC 2021 - 21:11

Cabe destacar, que los métodos convencionales de suicidio asistido generalmente involucraron una sustancia química. El inventor Philip Nitschke de Exit International dijo al sitio web SwissInfo.ch que su "cápsula de la muerte" ofrece un enfoque diferente.

"Queremos eliminar cualquier tipo de revisión psiquiátrica del proceso y permitir que el individuo controle el método por sí mismo",dijo. “Nuestro objetivo es desarrollar un sistema de detección de inteligencia artificial para establecer la capacidad mental de la persona. Naturalmente, hay mucho escepticismo, especialmente por parte de los psiquiatras”, agregó.

En cuanto a su mecanismo, la cápsula se puede activar desde el interior y puede dar a la persona que tiene la intención de morir varias opciones de dónde quiere estar en sus momentos finales."La máquina se puede remolcar a cualquier lugar para la muerte", dijo. "Puede ser en un entorno idílico al aire libre o en las instalaciones de una organización de suicidio asistido, por ejemplo".

Encuesta a aprobar

Para calificar para usar la cápsula, la persona que quiere morir debe responder una encuesta en línea que está destinada a demostrar si está tomando la decisión por su propia cuenta, y si pasan, se les dirá la ubicación de la cápsula y se les dará un código de acceso.

Una vez dentro, la persona que pretenda acabar con su vida deberá contestar preguntas pregrabadas y presionar un botón que iniciará el proceso de inundar el interior con nitrógeno, lo que reducirá rápidamente el nivel de oxígeno en el interior del 21% al 1%."La persona entrará en la cápsula y se acostará", dijo, y agregó: "Es muy cómodo".

El inventor dijo que la persona probablemente se sentirá desorientada o eufórica. “Todo tarda unos 30 segundos”, dijo. “La muerte se produce por hipoxia e hipocapnia, privación de oxígeno y dióxido de carbono, respectivamente. No hay pánico, no hay asfixia ".

Cabe destacar, que en 2020, alrededor de 1.300 personas murieron por suicidio asistido en Suiza, casi todas por la ingestión de pentobarbital sódico líquido, que pone al paciente en un coma profundo antes de matarlo.El suicidio asistido también es legal en los Países Bajos, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Canadá.

Se espera que el Sarco Suicide Pod esté operativo en 2022 y la compañía realizó tres prototipos, pero uno no era "estéticamente agradable", por lo que no se utilizará. La compañía aún no anunció cuánto costará utilizar el servicio.

08 DIC 2021 - 21:11

Cabe destacar, que los métodos convencionales de suicidio asistido generalmente involucraron una sustancia química. El inventor Philip Nitschke de Exit International dijo al sitio web SwissInfo.ch que su "cápsula de la muerte" ofrece un enfoque diferente.

"Queremos eliminar cualquier tipo de revisión psiquiátrica del proceso y permitir que el individuo controle el método por sí mismo",dijo. “Nuestro objetivo es desarrollar un sistema de detección de inteligencia artificial para establecer la capacidad mental de la persona. Naturalmente, hay mucho escepticismo, especialmente por parte de los psiquiatras”, agregó.

En cuanto a su mecanismo, la cápsula se puede activar desde el interior y puede dar a la persona que tiene la intención de morir varias opciones de dónde quiere estar en sus momentos finales."La máquina se puede remolcar a cualquier lugar para la muerte", dijo. "Puede ser en un entorno idílico al aire libre o en las instalaciones de una organización de suicidio asistido, por ejemplo".

Encuesta a aprobar

Para calificar para usar la cápsula, la persona que quiere morir debe responder una encuesta en línea que está destinada a demostrar si está tomando la decisión por su propia cuenta, y si pasan, se les dirá la ubicación de la cápsula y se les dará un código de acceso.

Una vez dentro, la persona que pretenda acabar con su vida deberá contestar preguntas pregrabadas y presionar un botón que iniciará el proceso de inundar el interior con nitrógeno, lo que reducirá rápidamente el nivel de oxígeno en el interior del 21% al 1%."La persona entrará en la cápsula y se acostará", dijo, y agregó: "Es muy cómodo".

El inventor dijo que la persona probablemente se sentirá desorientada o eufórica. “Todo tarda unos 30 segundos”, dijo. “La muerte se produce por hipoxia e hipocapnia, privación de oxígeno y dióxido de carbono, respectivamente. No hay pánico, no hay asfixia ".

Cabe destacar, que en 2020, alrededor de 1.300 personas murieron por suicidio asistido en Suiza, casi todas por la ingestión de pentobarbital sódico líquido, que pone al paciente en un coma profundo antes de matarlo.El suicidio asistido también es legal en los Países Bajos, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Canadá.

Se espera que el Sarco Suicide Pod esté operativo en 2022 y la compañía realizó tres prototipos, pero uno no era "estéticamente agradable", por lo que no se utilizará. La compañía aún no anunció cuánto costará utilizar el servicio.


NOTICIAS RELACIONADAS