"Efecto" Ómicron: las Bolsas internacionales y el petróleo cotizan en baja

Las principales bolsas internacionales y el petróleo operaban con caídas en los mercados de referencia, debido a los temores por la variante Ómicron del Coronavirus.

17 DIC 2021 - 13:18 | Actualizado

Países como el Reino Unido están siendo severamente afectados por la nueva variante: el país registró casi 90.000 casos ayer, un récord de contagios desde que comenzó la pandemia.

Alemania, por su parte, informó hoy 51.000 positivos, y su ministro de Salud, Karl Lauterbach, advirtió que el país debe prepararse para una nueva "ola masiva" de contagios.

Al temor por los rebrotes del coronavirus y las nuevas restricciones, se suma también la decisión de diversos bancos centrales de reducir o finalizar sus políticas de estimulo dispuestas durante la pandemia, con el fin de hacer frente a las fuertes presiones inflacionarias.

A la decisión de la Reserva Federal (FED) de acelerar la reducción de compras mensuales de bonos, para así comenzar a subir en 2022 sus tasas de interés, se suma la resolución del Banco de Inglaterra de incrementar, por primera vez desde la crisis sanitaria y económica, la tasa de interés de 0,1% a 0,25%.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE), si bien recortó su nivel de compra de activos, prometió continuar en 2022 su política acomodaticia de apoyo a los países del bloque, manteniendo sus tasas de referencia sin modificaciones.

Los principales índices de la región Asia-Pacífico cerraron con valores negativos en su mayoría según la agencia Bloomberg.

Anotaron caídas el índice japonés Nikkei con una baja de 1,79%, Hong Kong (Hang Seng) 1,21% y los índices chinos de Shanghai y Shenzhen con rojos del 1,16% y 1,41% respectivamente.

Por el contrario, cerraron en alza Corea del Sur (Kospi) 0,38%, y Taiwán (Taiex) 0,15%.

Las bolsas del continente asiático se vieron arrastradas por las bajas de ayer en Wall Street. En el caso del Nikkei, se suma la decisión del Banco de Japón de reducir su política de compra de bonos a los niveles previos a la pandemia: una decisión que sigue a la tomada el último miércoles por la Reserva Federal estadounidense (FED).

Más allá de la reducción de los estímulos, el banco central japonés decidió mantener las tasas sin cambios y continuará con sus políticas de crédito extendido para pequeñas empresas por seis meses más.

Por su parte, las principales bolsas europeas operaban con caídas: retrocedían Londres (FTSE 100) 0,07%, París (CAC40) 1,37%, Francfort (DAX) 1%, Madrid (IBEX35) 1,11% y Milán (Ftsemib) 1,05%; con los papeles tecnológicos liderando las caídas.

Respecto de los datos macroeconómicos del continente, hoy el Bundesbank (el banco central de Alemania) decidió revisar a la baja las previsiones de crecimiento del PBI alemán para este año, de 3,7% a 2,5%, y para el año próximo de 5,2% a 4,2%.

Los economistas advirtieron que Alemania podría entrar en recesión técnica durante el próximo invierno boreal, debido en gran medida a los problemas de suministro que afectan a la manufactura alemana.

En tanto, la lira turca se devaluó 7% hoy marcando un nuevo piso récord.

Las bolsas de Nueva York registraban pérdidas y su principal índice, el Dow Jones Industriales, caía 0,94% hasta 35.560,61 puntos; mientras que el selectivo S&P 500 bajaba 0,47% y el tecnológico Nasdaq presentaba un verde del 0,21%.

En tanto, la Bolsa de San Pablo operaba con un rojo del 1,03% y se ubicaba su principal índice, el Bovespa, en 107.210,20 puntos.

De relevancia para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con valores positivos: la soja avanzaba US$ 6,06 para situarse en US$ 475,36 para los contratos con entrega en enero.

Para las entregas en marzo, el trigo y el maíz subían US$ 1,93 y US$ 2,66 hasta US$ 285,03 y US$ 235,43 respectivamente.

Por otro lado, el petróleo operaba con caídas y apunta a cerrar la semana en negativa a raíz del temor por la variante Ómicron y el impacto en la demanda del crudo; además de las subas de las tasas.

No obstante, pese a las amenazas de Ómicron, el banco de inversión Goldman Sachs estimó hoy que la nueva variante tendrá consecuencias limitadas en la movilidad y en la demanda, y espera que el consumo de crudo alcance récords en 2022 y 2023.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), retrocedía 1,98% y se comercializaba a US$ 70,95 el barril en los contratos con entrega en enero..

En tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se negociaba a US$ 73,62 y se desvalorizaba 1,87% para la entrega en febrero.

Por último, el bono a 30 años de EEUU mostraba un rendimiento de 1,82%, mientras el título a 10 años rendía 1,39% anual y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,62%.

17 DIC 2021 - 13:18

Países como el Reino Unido están siendo severamente afectados por la nueva variante: el país registró casi 90.000 casos ayer, un récord de contagios desde que comenzó la pandemia.

Alemania, por su parte, informó hoy 51.000 positivos, y su ministro de Salud, Karl Lauterbach, advirtió que el país debe prepararse para una nueva "ola masiva" de contagios.

Al temor por los rebrotes del coronavirus y las nuevas restricciones, se suma también la decisión de diversos bancos centrales de reducir o finalizar sus políticas de estimulo dispuestas durante la pandemia, con el fin de hacer frente a las fuertes presiones inflacionarias.

A la decisión de la Reserva Federal (FED) de acelerar la reducción de compras mensuales de bonos, para así comenzar a subir en 2022 sus tasas de interés, se suma la resolución del Banco de Inglaterra de incrementar, por primera vez desde la crisis sanitaria y económica, la tasa de interés de 0,1% a 0,25%.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE), si bien recortó su nivel de compra de activos, prometió continuar en 2022 su política acomodaticia de apoyo a los países del bloque, manteniendo sus tasas de referencia sin modificaciones.

Los principales índices de la región Asia-Pacífico cerraron con valores negativos en su mayoría según la agencia Bloomberg.

Anotaron caídas el índice japonés Nikkei con una baja de 1,79%, Hong Kong (Hang Seng) 1,21% y los índices chinos de Shanghai y Shenzhen con rojos del 1,16% y 1,41% respectivamente.

Por el contrario, cerraron en alza Corea del Sur (Kospi) 0,38%, y Taiwán (Taiex) 0,15%.

Las bolsas del continente asiático se vieron arrastradas por las bajas de ayer en Wall Street. En el caso del Nikkei, se suma la decisión del Banco de Japón de reducir su política de compra de bonos a los niveles previos a la pandemia: una decisión que sigue a la tomada el último miércoles por la Reserva Federal estadounidense (FED).

Más allá de la reducción de los estímulos, el banco central japonés decidió mantener las tasas sin cambios y continuará con sus políticas de crédito extendido para pequeñas empresas por seis meses más.

Por su parte, las principales bolsas europeas operaban con caídas: retrocedían Londres (FTSE 100) 0,07%, París (CAC40) 1,37%, Francfort (DAX) 1%, Madrid (IBEX35) 1,11% y Milán (Ftsemib) 1,05%; con los papeles tecnológicos liderando las caídas.

Respecto de los datos macroeconómicos del continente, hoy el Bundesbank (el banco central de Alemania) decidió revisar a la baja las previsiones de crecimiento del PBI alemán para este año, de 3,7% a 2,5%, y para el año próximo de 5,2% a 4,2%.

Los economistas advirtieron que Alemania podría entrar en recesión técnica durante el próximo invierno boreal, debido en gran medida a los problemas de suministro que afectan a la manufactura alemana.

En tanto, la lira turca se devaluó 7% hoy marcando un nuevo piso récord.

Las bolsas de Nueva York registraban pérdidas y su principal índice, el Dow Jones Industriales, caía 0,94% hasta 35.560,61 puntos; mientras que el selectivo S&P 500 bajaba 0,47% y el tecnológico Nasdaq presentaba un verde del 0,21%.

En tanto, la Bolsa de San Pablo operaba con un rojo del 1,03% y se ubicaba su principal índice, el Bovespa, en 107.210,20 puntos.

De relevancia para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con valores positivos: la soja avanzaba US$ 6,06 para situarse en US$ 475,36 para los contratos con entrega en enero.

Para las entregas en marzo, el trigo y el maíz subían US$ 1,93 y US$ 2,66 hasta US$ 285,03 y US$ 235,43 respectivamente.

Por otro lado, el petróleo operaba con caídas y apunta a cerrar la semana en negativa a raíz del temor por la variante Ómicron y el impacto en la demanda del crudo; además de las subas de las tasas.

No obstante, pese a las amenazas de Ómicron, el banco de inversión Goldman Sachs estimó hoy que la nueva variante tendrá consecuencias limitadas en la movilidad y en la demanda, y espera que el consumo de crudo alcance récords en 2022 y 2023.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), retrocedía 1,98% y se comercializaba a US$ 70,95 el barril en los contratos con entrega en enero..

En tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se negociaba a US$ 73,62 y se desvalorizaba 1,87% para la entrega en febrero.

Por último, el bono a 30 años de EEUU mostraba un rendimiento de 1,82%, mientras el título a 10 años rendía 1,39% anual y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,62%.


NOTICIAS RELACIONADAS