La clave del día / Un poco más de respeto

28 ENE 2022 - 21:19

Existe en Puerto Rawson un lugar donde es posible encontrar residuos debajo de un cartel que dice “Prohibido arrojar residuos”. Así de grosero. La Secretaría de Ambiente, Producción y Desarrollo Sustentable de Rawson denunció en reiteradas oportunidades que se continúa arrojando basura donde no se debe. Hay cartelería que lo expresa, pero se ignora completamente.

Dicen que se encuentran allí montículos de residuos y cáscaras de langostinos. Dado el sitio en el que se encuentra, es evidente cuál es la procedencia de la basura. Se ha notificado a los puestos de venta del puerto, pero sigue ocurriendo. Se han instalado carteles de prohibición e incluso se ha colocado un contenedor, pero la basura sigue apareciendo donde no debe. Parece que sólo falta arrodillarse y pedir por favor. Estas faltas de respeto contra los espacios públicos y, en igual medida, las conductas indecorosas contra los entornos naturales que tanto acostumbramos a ver, son las que luego desencadenan las campañas de limpieza que ya son materia común en nuestras playas, bosques y ríos. Vecinos comunes saliendo a limpiar el enchastre de otros. Se equivoca quien cree que sus acciones no tienen consecuencias. Es el mismo error de pensar que en sociedad se tienen sólo derechos y no responsabilidades. La higiene de los espacios comunes está antes que el deber municipal: es una responsabilidad de cada ciudadano. No más indiferencia, construyamos como individuos el respeto que siempre exigimos a los demás.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
28 ENE 2022 - 21:19

Existe en Puerto Rawson un lugar donde es posible encontrar residuos debajo de un cartel que dice “Prohibido arrojar residuos”. Así de grosero. La Secretaría de Ambiente, Producción y Desarrollo Sustentable de Rawson denunció en reiteradas oportunidades que se continúa arrojando basura donde no se debe. Hay cartelería que lo expresa, pero se ignora completamente.

Dicen que se encuentran allí montículos de residuos y cáscaras de langostinos. Dado el sitio en el que se encuentra, es evidente cuál es la procedencia de la basura. Se ha notificado a los puestos de venta del puerto, pero sigue ocurriendo. Se han instalado carteles de prohibición e incluso se ha colocado un contenedor, pero la basura sigue apareciendo donde no debe. Parece que sólo falta arrodillarse y pedir por favor. Estas faltas de respeto contra los espacios públicos y, en igual medida, las conductas indecorosas contra los entornos naturales que tanto acostumbramos a ver, son las que luego desencadenan las campañas de limpieza que ya son materia común en nuestras playas, bosques y ríos. Vecinos comunes saliendo a limpiar el enchastre de otros. Se equivoca quien cree que sus acciones no tienen consecuencias. Es el mismo error de pensar que en sociedad se tienen sólo derechos y no responsabilidades. La higiene de los espacios comunes está antes que el deber municipal: es una responsabilidad de cada ciudadano. No más indiferencia, construyamos como individuos el respeto que siempre exigimos a los demás.


NOTICIAS RELACIONADAS