Efecto Ucrania: alta volatilidad en el mercado de granos con fuerte movimientos de precios

La invasión de Rusia a Ucrania repercutió en el mercado mundial de granos con una fuerte volatilidad en sus precios y puso un nuevo signo de interrogación respecto a la provisión de este commoditie a causa de la reducción que significa este tipo de conflicto en el plano logístico.

Un ave rapaz vuela mientras la cosechadora cosecha granos en un campo cerca del pueblo de Prokhorovo, a unos 45 kilómetros de Moscú.
27 FEB 2022 - 12:26

Si bien el presidente ruso Vladimir Putin ordenó el ingreso de sus fuerzas en la madrugada del jueves, el mercado comenzó a reflejar de manera anticipada esta situación desde el martes pasado, luego de que Rusia anunciara el reconocimiento de independencia de las repúblicas separatistas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk, el paso previo para el envío de tropas a esos territorios.

En ese mismo instante, Chicago comenzó a reportar subas generalizadas y dio lugar a una semana de volatilidad extrema, con precios que llegaron a estar cerca de los máximos históricos.

Un informe del Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) marcó que el conflicto produjo un "aumento de la volatilidad intradiaria (diferencia entre el máximo y el mínimo precio operado en un día), reflejo del nivel de incertidumbre bajo el cual se desenvuelven los mercados de granos".

A modo de ejemplo señalaron que el jueves pasado, el mercado de Chicago presentó una volatilidad intradiaria del 7%, cuando el resto del mes se ubicaba en el orden del 2%.

En ese marco, la soja y el aceite de soja llegaron a negociarse con valores cercanos a los máximos históricos, ya que el poroto alcanzó las US$ 646 la tonelada y el aceite US$ 1644 la tonelada.

Tras alcanzar esos valores, ambos productos marcaron sensibles retrocesos a causa de una fuerte toma de ganancias por parte de los fondos especulativos.

De esta forma, la soja finalizó la semana con bajas respecto al cierre del viernes previo (-0,70%), mientras que el maíz marcó una suba moderada (+0,80%) en el mismo período.

En tanto, los incrementos más considerables se registraron en el trigo, con un aumento en la cotización del 5,77% al pasar de US$ 292,85 a US$ 309,75 la tonelada, tras alcanzar un máximo de US$340,24 la tonelada el jueves.

Para el economista jefe de la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba), Gonzalo Agusto, la continuidad de la volatilidad del mercado estará atada a la evolución del conflicto.

"Se plantea un escenario muy volátil hasta que no se defina un poco la situación y se vea en claro cuáles van a ser los objetivos de Rusia para con Ucrania", indicó Agusto a Télam.

El especialista sostuvo que este conflicto "seguramente va a impactar en fertilizantes y en exportación de maíz y trigo".

Agusto dijo que para entender el movimiento de los precios hay que tener en cuenta, entre otros factores, la importante participación de ambos países en la producción de granos y, sobre todo, en su comercio y en el aspecto logístico.

Según el informe del INAI, Rusia y Ucrania, en conjunto, explican el 14% de la producción de trigo a nivel mundial, el 4,7% en el caso del maíz y el 59,5% del aceite de girasol.

En materia de exportaciones los números son más contundentes: ambos países explican el 28,5% del trigo; el 18,7% del maíz; y el 78,3% del aceite de girasol que se comercializa a nivel global.

Otro especialista, el analista de mercado de la corredora de granos Grassi, Juan Manuel Uberti, dijo a Télam que "el gran temor por las posibles interrupciones en los embarques desde tales terminales, se interpretó como una mayor demanda hacia otros orígenes, recalentando los precios a nivel mundial".

"La volatilidad en los precios será alta, principalmente afectada por las turbulencias en los mercados de commodities y financieros que imprime el conflicto", agregó Uberti.

"Mientras persista este escenario, el mercado ira reaccionando positiva o negativamente a las novedades respecto de los flujos de comercio. Además, no hay que perder de vista que el segmento perteneciente a fondos especulativos, suelen tomar posiciones muy cambiantes en estos escenarios, ocasionando importantes variaciones de precios", recalcó el especialista.

Por su parte, el director de la consultora de Agritrend, Gustavo López, sostuvo que el trigo es el grano que "más componente de exposición tiene en el conflicto ruso-ucraniano" ya que ambos países tenían previsto exportar antes del inicio del conflicto alrededor de 60 millones de toneladas, sobre un total de 207 millones de toneladas proyectado a nivel global para el corriente año.

"Ese 30% del comercio mundial sale por el Mar Negro y ya se está hablando que hay suspensión de exportaciones en esos puertos, por ejemplo en el de Odessa. Lo mismo sucede en el mar de Azov", dijo López.

Un ave rapaz vuela mientras la cosechadora cosecha granos en un campo cerca del pueblo de Prokhorovo, a unos 45 kilómetros de Moscú.
27 FEB 2022 - 12:26

Si bien el presidente ruso Vladimir Putin ordenó el ingreso de sus fuerzas en la madrugada del jueves, el mercado comenzó a reflejar de manera anticipada esta situación desde el martes pasado, luego de que Rusia anunciara el reconocimiento de independencia de las repúblicas separatistas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk, el paso previo para el envío de tropas a esos territorios.

En ese mismo instante, Chicago comenzó a reportar subas generalizadas y dio lugar a una semana de volatilidad extrema, con precios que llegaron a estar cerca de los máximos históricos.

Un informe del Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) marcó que el conflicto produjo un "aumento de la volatilidad intradiaria (diferencia entre el máximo y el mínimo precio operado en un día), reflejo del nivel de incertidumbre bajo el cual se desenvuelven los mercados de granos".

A modo de ejemplo señalaron que el jueves pasado, el mercado de Chicago presentó una volatilidad intradiaria del 7%, cuando el resto del mes se ubicaba en el orden del 2%.

En ese marco, la soja y el aceite de soja llegaron a negociarse con valores cercanos a los máximos históricos, ya que el poroto alcanzó las US$ 646 la tonelada y el aceite US$ 1644 la tonelada.

Tras alcanzar esos valores, ambos productos marcaron sensibles retrocesos a causa de una fuerte toma de ganancias por parte de los fondos especulativos.

De esta forma, la soja finalizó la semana con bajas respecto al cierre del viernes previo (-0,70%), mientras que el maíz marcó una suba moderada (+0,80%) en el mismo período.

En tanto, los incrementos más considerables se registraron en el trigo, con un aumento en la cotización del 5,77% al pasar de US$ 292,85 a US$ 309,75 la tonelada, tras alcanzar un máximo de US$340,24 la tonelada el jueves.

Para el economista jefe de la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba), Gonzalo Agusto, la continuidad de la volatilidad del mercado estará atada a la evolución del conflicto.

"Se plantea un escenario muy volátil hasta que no se defina un poco la situación y se vea en claro cuáles van a ser los objetivos de Rusia para con Ucrania", indicó Agusto a Télam.

El especialista sostuvo que este conflicto "seguramente va a impactar en fertilizantes y en exportación de maíz y trigo".

Agusto dijo que para entender el movimiento de los precios hay que tener en cuenta, entre otros factores, la importante participación de ambos países en la producción de granos y, sobre todo, en su comercio y en el aspecto logístico.

Según el informe del INAI, Rusia y Ucrania, en conjunto, explican el 14% de la producción de trigo a nivel mundial, el 4,7% en el caso del maíz y el 59,5% del aceite de girasol.

En materia de exportaciones los números son más contundentes: ambos países explican el 28,5% del trigo; el 18,7% del maíz; y el 78,3% del aceite de girasol que se comercializa a nivel global.

Otro especialista, el analista de mercado de la corredora de granos Grassi, Juan Manuel Uberti, dijo a Télam que "el gran temor por las posibles interrupciones en los embarques desde tales terminales, se interpretó como una mayor demanda hacia otros orígenes, recalentando los precios a nivel mundial".

"La volatilidad en los precios será alta, principalmente afectada por las turbulencias en los mercados de commodities y financieros que imprime el conflicto", agregó Uberti.

"Mientras persista este escenario, el mercado ira reaccionando positiva o negativamente a las novedades respecto de los flujos de comercio. Además, no hay que perder de vista que el segmento perteneciente a fondos especulativos, suelen tomar posiciones muy cambiantes en estos escenarios, ocasionando importantes variaciones de precios", recalcó el especialista.

Por su parte, el director de la consultora de Agritrend, Gustavo López, sostuvo que el trigo es el grano que "más componente de exposición tiene en el conflicto ruso-ucraniano" ya que ambos países tenían previsto exportar antes del inicio del conflicto alrededor de 60 millones de toneladas, sobre un total de 207 millones de toneladas proyectado a nivel global para el corriente año.

"Ese 30% del comercio mundial sale por el Mar Negro y ya se está hablando que hay suspensión de exportaciones en esos puertos, por ejemplo en el de Odessa. Lo mismo sucede en el mar de Azov", dijo López.


NOTICIAS RELACIONADAS