El crimen ligado a las criptomonedas fue de u$s14.000 millones en 2021

El crimen asociado a las criptomonedas alcanzó un nuevo máximo histórico en 2021, con acciones ilícitas que alcanzaron los US$ 14.000 millones a nivel global, según un informe elaborado por una firma especializada en análisis de la tecnología blockchain.

09 MAR 2022 - 15:06

Estas acciones ilícitas canalizaron US$ 14.000 millones el año pasado, frente a los US$ 7.800 millones de 2020, ante el avance global de las criptomonedas, sostuvo la la plataforma de datos Chainalysis.

En base a esto números, los fraudes aumentaron en 2021 un 82% con respecto a los totales de 2020.

De ese total, "las que involucran direcciones ilícitas representaron sólo el 0,15% del volumen de transacciones de criptomonedas en 2021, a pesar de que el valor bruto del volumen de transacciones ilícitas alcanzó su nivel más alto en la historia", detalló el reporte.

Así, las dos mayores categorías en el rubro criptomonedas resultaron ser el "robo de fondos" y las "estafas".

"Según el número de criptomonedas enviadas desde direcciones ilícitas a direcciones alojadas por servicios, los ciberdelincuentes lavaron US$ 8.600 millones en criptomonedas en 2021", detallaron, y explicaron que "esto representa un aumento del 30% en la actividad de lavado de dinero con respecto al año previo".

Además, desde 2017, "los ciberdelincuentes han lavado más de 33.000 millones de dólares en criptodivisas", señala el informe de Chainalysis.

En una rueda de prensa virtual, el ejecutivo de cuentas para América del Norte y Latinoamérica de la firma, Dan Cartolin, advirtió que el número final puede ser mayor debido a que existen "muchos casos en que las compañías no reportan que fueron atacadas, por ejemplo para no asumir una vulnerabilidad en sus sistemas de seguridad".

El representante de Chainalysis sostuvo además que "varios tipos de malware como los ladrones de información, los clippers, los troyanos y los criptohackers han comenzado a impulsar la criptodelincuencia a gran escala".

De cara a esta situación, Cartolin destacó la necesidad de que se realicen las correspondiente denuncias dado que "la información es rastreable".

También llamó a generar "recursos para invertir en las agencias que investigan esta actividad", además de afirmar que la educación tiene también un rol esencial en este mercado en auge, que representa una alternativa de inclusión financiera, particularmente para aquellos países que tienen un "alto porcentaje de personas no bancarizadas".

Dijo que son fundamentales las capacitaciones que ofrezcan "conceptos y fundamentos de criptomonedas para poder tomar mejores decisiones".

Por último, Cartolin señaló que en materia de criptodelincuencia, América Latina "supone entre el 7% y el 10% de la actividad ilícita global".

09 MAR 2022 - 15:06

Estas acciones ilícitas canalizaron US$ 14.000 millones el año pasado, frente a los US$ 7.800 millones de 2020, ante el avance global de las criptomonedas, sostuvo la la plataforma de datos Chainalysis.

En base a esto números, los fraudes aumentaron en 2021 un 82% con respecto a los totales de 2020.

De ese total, "las que involucran direcciones ilícitas representaron sólo el 0,15% del volumen de transacciones de criptomonedas en 2021, a pesar de que el valor bruto del volumen de transacciones ilícitas alcanzó su nivel más alto en la historia", detalló el reporte.

Así, las dos mayores categorías en el rubro criptomonedas resultaron ser el "robo de fondos" y las "estafas".

"Según el número de criptomonedas enviadas desde direcciones ilícitas a direcciones alojadas por servicios, los ciberdelincuentes lavaron US$ 8.600 millones en criptomonedas en 2021", detallaron, y explicaron que "esto representa un aumento del 30% en la actividad de lavado de dinero con respecto al año previo".

Además, desde 2017, "los ciberdelincuentes han lavado más de 33.000 millones de dólares en criptodivisas", señala el informe de Chainalysis.

En una rueda de prensa virtual, el ejecutivo de cuentas para América del Norte y Latinoamérica de la firma, Dan Cartolin, advirtió que el número final puede ser mayor debido a que existen "muchos casos en que las compañías no reportan que fueron atacadas, por ejemplo para no asumir una vulnerabilidad en sus sistemas de seguridad".

El representante de Chainalysis sostuvo además que "varios tipos de malware como los ladrones de información, los clippers, los troyanos y los criptohackers han comenzado a impulsar la criptodelincuencia a gran escala".

De cara a esta situación, Cartolin destacó la necesidad de que se realicen las correspondiente denuncias dado que "la información es rastreable".

También llamó a generar "recursos para invertir en las agencias que investigan esta actividad", además de afirmar que la educación tiene también un rol esencial en este mercado en auge, que representa una alternativa de inclusión financiera, particularmente para aquellos países que tienen un "alto porcentaje de personas no bancarizadas".

Dijo que son fundamentales las capacitaciones que ofrezcan "conceptos y fundamentos de criptomonedas para poder tomar mejores decisiones".

Por último, Cartolin señaló que en materia de criptodelincuencia, América Latina "supone entre el 7% y el 10% de la actividad ilícita global".


NOTICIAS RELACIONADAS