El Gobierno confía que la inflación bajará en los próximos meses

La secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca Bocco, dijo hoy que el Gobierno espera que la inflación baje a partir “de este mes y el que viene”, al tiempo que descartó “enfriar” la economía para reducir los precios.

17 MAY 2022 - 12:00

“Está claro que al inicio del año hemos tenido una aceleración de la inflación”, sostuvo la funcionaria, quién reiteró que la problemática representa una preocupación para el Gobierno.

En ese marco, señaló que se espera que el índice “este mes y el que viene lentamente vaya bajando”, y responsabilizó al “shock internacional” de precios generado por la guerra entre Rusia y Ucrania que agudiza un problema que el país “tenía de antes”.

“La aceleración está provocada básicamente por el efecto de la guerra en los precios de los alimentos y la energía”, explicó Todesca Bocco en declaraciones la radio online Futuröck, y señaló que “hay indicadores internacionales como el de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que lo demuestran”.

Según el último índice de abril de dicho organismo, los precios de los alimentos presentaron un aumento de 29,8% en la comparación interanual.

“Nos gustaría que (la inflación) baje más rápido pero también hay que ver lo que pasa en el escenario internacional ya que los precios no se acomodan todos a la vez”, explicó la funcionaria, e indicó que, de no haberse desencadenado el conflicto bélico, “no hubiera habido una inflación baja pero sí con una disminución respecto de la de 2021”, cuando marcó un 50,9%.

Al respecto, la economista dijo que “es poco lo que podemos hacer respecto de un shock internacional”.

Por otra parte, Todesca Bocco descartó la posibilidad de “enfriar” a la economía, con el fin de reducir la inflación y la demanda de dólares.

“No creo que haya que bajar el crecimiento en esta instancia porque la Argentina no tiene que recuperar sólo lo que se perdió en la pandemia, que en términos de actividad y empleo ya recuperamos todo, ya que veníamos de una crisis anterior bastante pronunciada que se nota aún en los ingresos”, afirmó.

En ese sentido, remarcó que actualmente “la política económica, y sobre todo la fiscal, está siendo expansiva y no contractiva”.

No obstante, según la exvicejefa de Gabinete “la sábana es un poco corta” y “no se pueden resolver un día para otro los problemas conjuntos”, ya que el país “camina por un desfiladero angosto por la deuda que tomó el Gobierno anterior y las condiciones en el mundo”.

“La política monetaria y fiscal tiene que se razonable y hay que saber qué es lo que se puede financiar y qué no”, subrayó.

Por otra parte, respecto de la primera revisión del programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Todesca Bocco se mostró optimista respecto de la misma.

“La primera revisión entiendo que está bien y en la segunda se está trabajando”, señaló la funcionaria, a la vez que calificó como “racional” el diálogo entre el Gobierno y el organismo multilateral.

En ese sentido, enfatizó que posiblemente “haya que hacer ajustes en el acuerdo” frente a los cambios en la coyuntura, aunque sin modificar su esencia.

“Una cosa son las metas que pone el acuerdo y otra son los objetivos que no hay que perder de vista, que son, por ejemplo, que la economía y el empleo crezcan, la pobreza disminuya, y que la Argentina fortalezca su sector externo”, concluyó Todesca Bocco.

17 MAY 2022 - 12:00

“Está claro que al inicio del año hemos tenido una aceleración de la inflación”, sostuvo la funcionaria, quién reiteró que la problemática representa una preocupación para el Gobierno.

En ese marco, señaló que se espera que el índice “este mes y el que viene lentamente vaya bajando”, y responsabilizó al “shock internacional” de precios generado por la guerra entre Rusia y Ucrania que agudiza un problema que el país “tenía de antes”.

“La aceleración está provocada básicamente por el efecto de la guerra en los precios de los alimentos y la energía”, explicó Todesca Bocco en declaraciones la radio online Futuröck, y señaló que “hay indicadores internacionales como el de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que lo demuestran”.

Según el último índice de abril de dicho organismo, los precios de los alimentos presentaron un aumento de 29,8% en la comparación interanual.

“Nos gustaría que (la inflación) baje más rápido pero también hay que ver lo que pasa en el escenario internacional ya que los precios no se acomodan todos a la vez”, explicó la funcionaria, e indicó que, de no haberse desencadenado el conflicto bélico, “no hubiera habido una inflación baja pero sí con una disminución respecto de la de 2021”, cuando marcó un 50,9%.

Al respecto, la economista dijo que “es poco lo que podemos hacer respecto de un shock internacional”.

Por otra parte, Todesca Bocco descartó la posibilidad de “enfriar” a la economía, con el fin de reducir la inflación y la demanda de dólares.

“No creo que haya que bajar el crecimiento en esta instancia porque la Argentina no tiene que recuperar sólo lo que se perdió en la pandemia, que en términos de actividad y empleo ya recuperamos todo, ya que veníamos de una crisis anterior bastante pronunciada que se nota aún en los ingresos”, afirmó.

En ese sentido, remarcó que actualmente “la política económica, y sobre todo la fiscal, está siendo expansiva y no contractiva”.

No obstante, según la exvicejefa de Gabinete “la sábana es un poco corta” y “no se pueden resolver un día para otro los problemas conjuntos”, ya que el país “camina por un desfiladero angosto por la deuda que tomó el Gobierno anterior y las condiciones en el mundo”.

“La política monetaria y fiscal tiene que se razonable y hay que saber qué es lo que se puede financiar y qué no”, subrayó.

Por otra parte, respecto de la primera revisión del programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Todesca Bocco se mostró optimista respecto de la misma.

“La primera revisión entiendo que está bien y en la segunda se está trabajando”, señaló la funcionaria, a la vez que calificó como “racional” el diálogo entre el Gobierno y el organismo multilateral.

En ese sentido, enfatizó que posiblemente “haya que hacer ajustes en el acuerdo” frente a los cambios en la coyuntura, aunque sin modificar su esencia.

“Una cosa son las metas que pone el acuerdo y otra son los objetivos que no hay que perder de vista, que son, por ejemplo, que la economía y el empleo crezcan, la pobreza disminuya, y que la Argentina fortalezca su sector externo”, concluyó Todesca Bocco.


NOTICIAS RELACIONADAS