Se reactiva la economía china al relajar las restricciones por Covid

La economía en China comenzó a mostrar signos de reactivación este mes tras las restricciones sanitarias que se impusieron en ciudades como Shanghai y Beijing por los rebrotes de coronavirus, y que comenzaron a relajarse este mes.

30 JUN 2022 - 10:54

De acuerdo con una encuesta difundida hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la actividad en el sector industrial manufacturero y en los servicios de la segunda economía mundial registró un repunte en junio.

En ambos casos, el índice de gerentes de compras (PMI) se ubicó por encima de los 50 puntos, lo cual indica una expansión en la actividad; un número menor, por el contrario, muestra una contracción.

En el caso del PMI no industrial, el índice subió de 47,8 puntos en mayo a 54,7, siendo la primera vez desde febrero que presenta una expansión mensual en la actividad y el mejor dato en más de un año.

Dentro de dicho índice se destacaron tanto los servicios (54,3 puntos, frente a los 47,1 del mes anterior) y la construcción (56,6 frente a 52,2).

En todos los casos, los números superaron las previsiones de los economistas, según la agencia Bloomberg.

"A medida que la situación nacional de prevención y control de epidemias continúa mejorando, y se ha acelerado la implementación de un paquete de políticas y medidas para estabilizar la economía, la recuperación general se ha acelerado", destacó Zhao Qinghe, estadístico sénior de la Oficina Nacional de Estadísticas en un comunicado difundido por las agencias de noticias AFP y DPA.

En tanto, en el campo industrial, el PMI llegó a los 50,2 puntos, lo cual indicó una leve expansión tras los 49,6 de mayo, y, al igual que el índice no industrial, marcó el primer dato positivo desde febrero.

Con la reanudación del trabajo en los establecimientos tras las cuarentenas, mejoraron tanto la producción como demanda y los tiempos de entrega, según la entidad estadística.

La economía de China había entrado en una fuerte desaceleración al comenzar el año a partir de la rígida política de “Cero Covid” dispuesta por el gobierno de Xi Jinping.

Sin embargo, durante el último mes, las restricciones comenzaron a relajarse y Shanghai, una de las ciudades más afectadas, levantó su férrea cuarentena -que se prolongó por dos meses-, permitiendo la reactivación de sus comercios, industrias y las operaciones en su puerto.

De todas formas, Xi reafirmó esta semana la política sanitaria al considerar que era la más “económica y efectiva para el país”, abriendo las puertas a que regresen las restricciones de haber rebrotes.

“Los PMI oficiales apuntan a una recuperación sorprendentemente rápida en la actividad de servicios este mes después de que se levantaron la mayoría de las restricciones de virus", evaluó Julian Evans-Pritchard, economista para China de Capital Economics, aunque advirtió que dicha expansión podría ser momentánea por el efecto rebote y se encuentra limitada por la fragilidad en “las finanzas de los hogares y la confianza de los consumidores”.

Tras la desaceleración en la economía, recientemente bancos de Wall Street como UBS y JPMorgan redujeron sus previsiones de crecimiento para este año a 3,7% y 3%, respectivamente, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su última proyección de abril, la modificó de 4,8% a 4,4%; por debajo de la meta gubernamental de 5,5%.

30 JUN 2022 - 10:54

De acuerdo con una encuesta difundida hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la actividad en el sector industrial manufacturero y en los servicios de la segunda economía mundial registró un repunte en junio.

En ambos casos, el índice de gerentes de compras (PMI) se ubicó por encima de los 50 puntos, lo cual indica una expansión en la actividad; un número menor, por el contrario, muestra una contracción.

En el caso del PMI no industrial, el índice subió de 47,8 puntos en mayo a 54,7, siendo la primera vez desde febrero que presenta una expansión mensual en la actividad y el mejor dato en más de un año.

Dentro de dicho índice se destacaron tanto los servicios (54,3 puntos, frente a los 47,1 del mes anterior) y la construcción (56,6 frente a 52,2).

En todos los casos, los números superaron las previsiones de los economistas, según la agencia Bloomberg.

"A medida que la situación nacional de prevención y control de epidemias continúa mejorando, y se ha acelerado la implementación de un paquete de políticas y medidas para estabilizar la economía, la recuperación general se ha acelerado", destacó Zhao Qinghe, estadístico sénior de la Oficina Nacional de Estadísticas en un comunicado difundido por las agencias de noticias AFP y DPA.

En tanto, en el campo industrial, el PMI llegó a los 50,2 puntos, lo cual indicó una leve expansión tras los 49,6 de mayo, y, al igual que el índice no industrial, marcó el primer dato positivo desde febrero.

Con la reanudación del trabajo en los establecimientos tras las cuarentenas, mejoraron tanto la producción como demanda y los tiempos de entrega, según la entidad estadística.

La economía de China había entrado en una fuerte desaceleración al comenzar el año a partir de la rígida política de “Cero Covid” dispuesta por el gobierno de Xi Jinping.

Sin embargo, durante el último mes, las restricciones comenzaron a relajarse y Shanghai, una de las ciudades más afectadas, levantó su férrea cuarentena -que se prolongó por dos meses-, permitiendo la reactivación de sus comercios, industrias y las operaciones en su puerto.

De todas formas, Xi reafirmó esta semana la política sanitaria al considerar que era la más “económica y efectiva para el país”, abriendo las puertas a que regresen las restricciones de haber rebrotes.

“Los PMI oficiales apuntan a una recuperación sorprendentemente rápida en la actividad de servicios este mes después de que se levantaron la mayoría de las restricciones de virus", evaluó Julian Evans-Pritchard, economista para China de Capital Economics, aunque advirtió que dicha expansión podría ser momentánea por el efecto rebote y se encuentra limitada por la fragilidad en “las finanzas de los hogares y la confianza de los consumidores”.

Tras la desaceleración en la economía, recientemente bancos de Wall Street como UBS y JPMorgan redujeron sus previsiones de crecimiento para este año a 3,7% y 3%, respectivamente, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su última proyección de abril, la modificó de 4,8% a 4,4%; por debajo de la meta gubernamental de 5,5%.


NOTICIAS RELACIONADAS