España, Portugal y Francia sufren una nueva ola de calor

Estas tres naciones sufren una nueva ola de calor "excepcional" con temperaturas de 40 grados, lo que provoca un impacto en los suelos, los glaciares alpinos, e incendios forestales, se informó hoy.

12 JUL 2022 - 12:58

En Europa, los termómetros volvieron a registrar niveles excepcionales de temperaturas y, según los científicos, el aumento de estos fenómenos está ligado directamente al calentamiento global, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan su intensidad, duración y frecuencia, informó la agencia de noticias AFP.

"Una nueva ola de calor, la segunda este año, se está instalando sobre Europa occidental. Actualmente, afecta sobre todo a España y Portugal, pero se prevé que se intensifique y se expanda", declaró Clare Nullis, vocera de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Estas temperaturas extremas producen sequías con "suelos muy, muy secos", e impactan en los "glaciares en los Alpes, que están siendo muy castigados en este momento", mencionó Nullis.

"Ha sido una estación muy mala para los glaciares. Y estamos aún en un momento relativamente temprano del verano", advirtió, a poco más de una semana del derrumbe de un enorme bloque del glaciar italiano de la Marmolada, debilitado por el calentamiento global, una tragedia que dejó once muertos.

En España, las temperaturas volvieron a superar este martes la barrera de los 40 grados en una buena parte del sur y oeste del país, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que alertaba también sobre la posibilidad de que se alcancen unos muy inusuales 42 grados en la provincia de Orense, en Galicia.

Como consecuencia de las altas temperaturas, varios incendios forestales avanzan en distintos puntos del país y en Extremadura ya se habían quemado 2.500 hectáreas de vegetación.

La ola de calor afecta también a Francia, donde se prevén temperaturas de entre 36 y 38 grados en el suroeste y en el valle del río Ródano, con picos posibles de 39 grados centígrados.

La agencia francesa Météo France espera una ola de calor que dure al menos de "ocho a diez días", con sus peores momentos entre "sábado y martes próximos".

Una situación que llevó a la primera ministra, Elisabeth Borne, a llamar al gobierno a movilizarse para enfrentar un fenómeno que "tiene un impacto muy rápido en el estado de salud de la población, en particular de las personas más vulnerables".

En Portugal, el riesgo de incendio llevó a las autoridades a cerrar el parque de Sintra, situado al oeste de Lisboa, donde varios palacios atraen a turistas del mundo entero.

"Ante la gravedad de la situación meteorológica prevista hasta finales de la semana, es fundamental observar una máxima prudencia", declaró el primer ministro portugués, Antonio Costa.

Como señal del peligro, un fuego que quemó 2.000 hectáreas en Ourém (centro) desde el jueves y que había sido contenido el lunes, se reactivó esta mañana.

12 JUL 2022 - 12:58

En Europa, los termómetros volvieron a registrar niveles excepcionales de temperaturas y, según los científicos, el aumento de estos fenómenos está ligado directamente al calentamiento global, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan su intensidad, duración y frecuencia, informó la agencia de noticias AFP.

"Una nueva ola de calor, la segunda este año, se está instalando sobre Europa occidental. Actualmente, afecta sobre todo a España y Portugal, pero se prevé que se intensifique y se expanda", declaró Clare Nullis, vocera de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Estas temperaturas extremas producen sequías con "suelos muy, muy secos", e impactan en los "glaciares en los Alpes, que están siendo muy castigados en este momento", mencionó Nullis.

"Ha sido una estación muy mala para los glaciares. Y estamos aún en un momento relativamente temprano del verano", advirtió, a poco más de una semana del derrumbe de un enorme bloque del glaciar italiano de la Marmolada, debilitado por el calentamiento global, una tragedia que dejó once muertos.

En España, las temperaturas volvieron a superar este martes la barrera de los 40 grados en una buena parte del sur y oeste del país, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que alertaba también sobre la posibilidad de que se alcancen unos muy inusuales 42 grados en la provincia de Orense, en Galicia.

Como consecuencia de las altas temperaturas, varios incendios forestales avanzan en distintos puntos del país y en Extremadura ya se habían quemado 2.500 hectáreas de vegetación.

La ola de calor afecta también a Francia, donde se prevén temperaturas de entre 36 y 38 grados en el suroeste y en el valle del río Ródano, con picos posibles de 39 grados centígrados.

La agencia francesa Météo France espera una ola de calor que dure al menos de "ocho a diez días", con sus peores momentos entre "sábado y martes próximos".

Una situación que llevó a la primera ministra, Elisabeth Borne, a llamar al gobierno a movilizarse para enfrentar un fenómeno que "tiene un impacto muy rápido en el estado de salud de la población, en particular de las personas más vulnerables".

En Portugal, el riesgo de incendio llevó a las autoridades a cerrar el parque de Sintra, situado al oeste de Lisboa, donde varios palacios atraen a turistas del mundo entero.

"Ante la gravedad de la situación meteorológica prevista hasta finales de la semana, es fundamental observar una máxima prudencia", declaró el primer ministro portugués, Antonio Costa.

Como señal del peligro, un fuego que quemó 2.000 hectáreas en Ourém (centro) desde el jueves y que había sido contenido el lunes, se reactivó esta mañana.


NOTICIAS RELACIONADAS