Aumentó el 43% la población en situación de calle en Córdoba

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Córdoba estimó que en lo que va del 2022 “aumentó 43% la población en situación de calle” en la capital provincial, en comparación con el mismo período de 2021, informó hoy el organismo.

09 AGO 2022 - 13:23

Los datos surgieron de un relevamiento que estuvo a cargo del Instituto de Género y Promoción de la Igualdad de la Defensoría, que reportó que el año pasado se registraron 405 personas en situación de calle contra las 582 actuales, lo que representa un poco más del 43%.

En tanto, de las 582 personas relevadas, 94 (16,1%) permanecen en lugares de la vía pública; 127 (21,8%) se encuentran en albergues y hogares de la sociedad civil y 361 (el 62%) en hoteles temporales dispuestos por la Municipalidad de Córdoba.

Los datos fueron relevados entre junio y julio de 2022 y arrojaron que 8 de cada 10 personas en situación de calle cuentan con un lugar acondicionado para dormir, alimentarse y asearse.

Entre otros antecedentes la investigación determinó una “significativa disminución de las personas que actualmente duermen en la vía pública”, ya que las cifras sostienen que son alrededor de 100 las que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, en comparación con las 245 detectadas en 2019.

También resaltó la “notable disminución de la población atendida en los albergues de la sociedad civil los últimos dos años”, que, en comparación a períodos anteriores, hoy funcionan al 60% o 70% de su capacidad y cuenta con sobrante de plazas disponibles en todos los casos.

Ese contexto de reducción de la capacidad de albergues se debe a que “deben afrontar cada vez mayores dificultades económicas, escasez de recursos humanos y materiales, problemas edilicios y de infraestructura, entre otras cuestiones”.

El 65% de la población en situación de calle es oriunda de Córdoba (capital e interior), en tanto los “conflictos familiares” son uno de los principales factores desencadenantes de que vivan en esa situación, además de problemas laborales, económicos y de salud, de acuerdo a los datos relevados.

Sólo la mitad mantiene algún contacto con familiares, y la mayoría cuenta con algún ingreso proveniente de actividades laborales informales o de una pensión y/o jubilación, que “no alcanza para cubrir un alojamiento ni resolver otras necesidades de subsistencia”, detalló el informe.

"La mayoría logra cubrir, aunque sea precariamente, su alimentación, principalmente el desayuno, almuerzo y cena”, indicó y agregó que eso es posible en gran medida por el accionar de los comedores, desayunadores, hogares, organizaciones y grupos de la sociedad civil que asisten diariamente a esta población.

09 AGO 2022 - 13:23

Los datos surgieron de un relevamiento que estuvo a cargo del Instituto de Género y Promoción de la Igualdad de la Defensoría, que reportó que el año pasado se registraron 405 personas en situación de calle contra las 582 actuales, lo que representa un poco más del 43%.

En tanto, de las 582 personas relevadas, 94 (16,1%) permanecen en lugares de la vía pública; 127 (21,8%) se encuentran en albergues y hogares de la sociedad civil y 361 (el 62%) en hoteles temporales dispuestos por la Municipalidad de Córdoba.

Los datos fueron relevados entre junio y julio de 2022 y arrojaron que 8 de cada 10 personas en situación de calle cuentan con un lugar acondicionado para dormir, alimentarse y asearse.

Entre otros antecedentes la investigación determinó una “significativa disminución de las personas que actualmente duermen en la vía pública”, ya que las cifras sostienen que son alrededor de 100 las que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, en comparación con las 245 detectadas en 2019.

También resaltó la “notable disminución de la población atendida en los albergues de la sociedad civil los últimos dos años”, que, en comparación a períodos anteriores, hoy funcionan al 60% o 70% de su capacidad y cuenta con sobrante de plazas disponibles en todos los casos.

Ese contexto de reducción de la capacidad de albergues se debe a que “deben afrontar cada vez mayores dificultades económicas, escasez de recursos humanos y materiales, problemas edilicios y de infraestructura, entre otras cuestiones”.

El 65% de la población en situación de calle es oriunda de Córdoba (capital e interior), en tanto los “conflictos familiares” son uno de los principales factores desencadenantes de que vivan en esa situación, además de problemas laborales, económicos y de salud, de acuerdo a los datos relevados.

Sólo la mitad mantiene algún contacto con familiares, y la mayoría cuenta con algún ingreso proveniente de actividades laborales informales o de una pensión y/o jubilación, que “no alcanza para cubrir un alojamiento ni resolver otras necesidades de subsistencia”, detalló el informe.

"La mayoría logra cubrir, aunque sea precariamente, su alimentación, principalmente el desayuno, almuerzo y cena”, indicó y agregó que eso es posible en gran medida por el accionar de los comedores, desayunadores, hogares, organizaciones y grupos de la sociedad civil que asisten diariamente a esta población.


NOTICIAS RELACIONADAS