El fútbol la protegió de la muerte trágica de su papá y jugará con 40 años la Copa Federal

Es la historia de María Care, delantera de Río Mayo. “Mi papá fue, es y será por siempre mi héroe. Hasta el día de hoy sufro su decisión de partir”, le comentó María a Jornada. “Encontré refugio en el fútbol”, añadió.

María Care, un emblema del fútbol femenino de Río Mayo.
12 AGO 2022 - 19:43

Por Francisco Caputo

El fútbol puede ser en determinadas ocasiones un consuelo para paliar los dolores del alma. Esa búsqueda de sosiego puede guiar a la superación y a la excelencia deportiva. Se aplica para la historia de María Care, docente de 40 años y futbolista de Río Mayo.

En 2018, su padre Pedro tomó una drástica decisión con su vida, situación que alteró por completo el mapa de María. Primero en el futsal y luego en el fútbol 11, la delantera encontró la paz que necesitaba.

“Mi papá fue, es y será por siempre mi héroe. Hasta el día de hoy sufro su decisión de partir”, le comentó María a Jornada. “Fue un golpe muy duro que la vida me dio. Pero encontré refugio en el fútbol”, añadió "Mari".


Ese camino de búsqueda de paz la guio al campeonato con “Las Leonas” riomayenses el año pasado en la Subsede Noroeste de la Liga Norte de Santa Cruz.

Ese título les dio luz verde para participar de la Copa Federal, el primer torneo de AFA donde participará Río Mayo. Debutarán el domingo 21 a las 15 en la primera fase de la Patagonia ante Marcelo Rosales en Caleta Olivia, en una llave ida y vuelta. “Mi papá nos va a estar alentando, a mí y a mis compañeras”, remarcó.

Señora de las cuatro décadas

María nació en Ricardo Rojas, donde sigue residiendo gran parte familia y donde su padre fue jefe comunal. Tras culminar la Primaria, ella se trasladó a Río Mayo a cursar la Secundaria.

Y allí se afincó posteriormente. Formó familia con Marcelo Vázquez, estudio la carrera docente y se recibió de Profesora en Educación Especial. También es auxiliar en enfermería, pero no ejerce. Además, tiene tres hijos: Ian, Avril y Rocío Vázquez Care. Y colabora en el negocio de la familia.

Sin embargo, hace no mucho tiempo que María hace deporte a nivel federado. “Hace diez años que practico futsal. Juego actualmente en Quilmes Río Mayo. Y empecé el año pasado con el fútbol”, explicó.

Hay motivos que explican esto. “Cuando era chica, estaba establecido que el fútbol era solo para hombres”, narró. Pero la marea empezó a cambiar y el deporte más popular del mundo empezó a ser practicado de forma masiva por las mujeres. Y la marea llegó a Río Mayo, pero con algo de atraso.

Historia

Es harto sabido que el club jamás había sido aceptado en ninguna liga oficial de Chubut, al estar ubicado a gran distancia de las ciudades de la provincia. Antes del 2021, la institución jamás había jugado un partido oficial en sus 78 años de vida.

“En lo personal, siempre estuve cerca del fútbol (NdR: su marido fue jugador de Río Mayo y es ayudante de campo). Era muy triste, ver que pasaban generaciones de a chicos con habilidades a quienes y no le daban la oportunidad de participar”, narró.

En 2021, se hizo la luz, tras 77 años de lucha. La lucha de la dirigencia del “León”, sumadas a las gestiones de Pablo Toviggino y Javier Treuque, tesorero de AFA y secretario general del Consejo Federal, permitieron que Río Mayo haya podido afiliarse a la Liga Norte de Santa Cruz el año pasado.

“La afiliación fue algo muy lindo, pude ver desde muy cerca el trabajo y gestión que se realizó para que esto se llevara a cabo, de parte del club y de parte de las autoridades de la AFA que nos escucharon”, precisó María.

Esto permitió, entre otras cuestiones, la creación del equipo femenino de Río Mayo.

Cambio de rutina

Esto obligó a modificar algunos hábitos. Era necesario entrenar para poder competir en la Liga Norte. “El primer torneo particularmente fue un desafío. Siempre para la mujer es más difícil, nosotras nos encargamos de los hijos, la escuela, la casa y si la familia no te acompaña es imposible”. relató.

“Tengo el apoyo incondicional que me acompaña en esto que me gusta tanto, ya sea en los entrenamientos, viajes, reuniones que demandan tiempo. Mi familia siempre está”, narró.

El 10 de octubre del año pasado, comenzó el primer torneo oficial. Y hubo vuelta olímpíca. “Fue lo más, compartir la emoción con todo el club el pueblo fue hermoso”, expresó.

“Hubo mucho esfuerzo, por la exigencia que demanda el club de tener que entrenar todos los días, más allá del clima. También en lo personal fue muy satisfactorio poder superarme física y futbolísticamente”, describió.

La Copa Federal

Ese título avaló a Río Mayo a jugar la Copa Federal. La participación en la Copa Federal se vive con muchas expectativas, hace bastante que estamos entrenando ahora ya tenemos fecha y rival para dar inicio a esta instancia”, acotó.

“Sabemos que Marcelo Rosales es un rival al que ha ganado muchos partidos, pero creo que nosotras vamos a dar lo mejor de cada una confiamos en el trabajo que venimos realizando todo este tiempo”, comentó “Mari”.

“Es un trabajo por el cual se agradece a nuestro cuerpo técnico quienes nos ofrecen su compromiso y dedicación, apostando a cada una nosotras”, relató.

Al margen del respaldo del pueblo, habrá un aliento especial en la serie ante Marcelo Rosales: su papá. “Lo tengo presente lamentablemente viví todo muy pleno. Lo sigo superando día a día”, explicó. Podría escribir un testamento, pero se me hace un nudo en ña garganta y se me llenan los ojos de lágrimas”, añadió.

“Pero como te dije, él es mi héroe y estará ahí acompañándome en la cancha, como hace siempre”, concluyó.

Agradecimientos
*Compañeras de equipo y familia
*Carlos Correa, Daniel Sotelo y Fernanda Oviedo, integrantes del cuerpo técniuco
*Dirigencia de Río Mayo por haber conseguido la afiliación y por el apoyo al femenino.
*Comunidades de Río Mayo y Ricardo Rojas

Enterate de las noticias de DEPORTES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
María Care, un emblema del fútbol femenino de Río Mayo.
12 AGO 2022 - 19:43

Por Francisco Caputo

El fútbol puede ser en determinadas ocasiones un consuelo para paliar los dolores del alma. Esa búsqueda de sosiego puede guiar a la superación y a la excelencia deportiva. Se aplica para la historia de María Care, docente de 40 años y futbolista de Río Mayo.

En 2018, su padre Pedro tomó una drástica decisión con su vida, situación que alteró por completo el mapa de María. Primero en el futsal y luego en el fútbol 11, la delantera encontró la paz que necesitaba.

“Mi papá fue, es y será por siempre mi héroe. Hasta el día de hoy sufro su decisión de partir”, le comentó María a Jornada. “Fue un golpe muy duro que la vida me dio. Pero encontré refugio en el fútbol”, añadió "Mari".


Ese camino de búsqueda de paz la guio al campeonato con “Las Leonas” riomayenses el año pasado en la Subsede Noroeste de la Liga Norte de Santa Cruz.

Ese título les dio luz verde para participar de la Copa Federal, el primer torneo de AFA donde participará Río Mayo. Debutarán el domingo 21 a las 15 en la primera fase de la Patagonia ante Marcelo Rosales en Caleta Olivia, en una llave ida y vuelta. “Mi papá nos va a estar alentando, a mí y a mis compañeras”, remarcó.

Señora de las cuatro décadas

María nació en Ricardo Rojas, donde sigue residiendo gran parte familia y donde su padre fue jefe comunal. Tras culminar la Primaria, ella se trasladó a Río Mayo a cursar la Secundaria.

Y allí se afincó posteriormente. Formó familia con Marcelo Vázquez, estudio la carrera docente y se recibió de Profesora en Educación Especial. También es auxiliar en enfermería, pero no ejerce. Además, tiene tres hijos: Ian, Avril y Rocío Vázquez Care. Y colabora en el negocio de la familia.

Sin embargo, hace no mucho tiempo que María hace deporte a nivel federado. “Hace diez años que practico futsal. Juego actualmente en Quilmes Río Mayo. Y empecé el año pasado con el fútbol”, explicó.

Hay motivos que explican esto. “Cuando era chica, estaba establecido que el fútbol era solo para hombres”, narró. Pero la marea empezó a cambiar y el deporte más popular del mundo empezó a ser practicado de forma masiva por las mujeres. Y la marea llegó a Río Mayo, pero con algo de atraso.

Historia

Es harto sabido que el club jamás había sido aceptado en ninguna liga oficial de Chubut, al estar ubicado a gran distancia de las ciudades de la provincia. Antes del 2021, la institución jamás había jugado un partido oficial en sus 78 años de vida.

“En lo personal, siempre estuve cerca del fútbol (NdR: su marido fue jugador de Río Mayo y es ayudante de campo). Era muy triste, ver que pasaban generaciones de a chicos con habilidades a quienes y no le daban la oportunidad de participar”, narró.

En 2021, se hizo la luz, tras 77 años de lucha. La lucha de la dirigencia del “León”, sumadas a las gestiones de Pablo Toviggino y Javier Treuque, tesorero de AFA y secretario general del Consejo Federal, permitieron que Río Mayo haya podido afiliarse a la Liga Norte de Santa Cruz el año pasado.

“La afiliación fue algo muy lindo, pude ver desde muy cerca el trabajo y gestión que se realizó para que esto se llevara a cabo, de parte del club y de parte de las autoridades de la AFA que nos escucharon”, precisó María.

Esto permitió, entre otras cuestiones, la creación del equipo femenino de Río Mayo.

Cambio de rutina

Esto obligó a modificar algunos hábitos. Era necesario entrenar para poder competir en la Liga Norte. “El primer torneo particularmente fue un desafío. Siempre para la mujer es más difícil, nosotras nos encargamos de los hijos, la escuela, la casa y si la familia no te acompaña es imposible”. relató.

“Tengo el apoyo incondicional que me acompaña en esto que me gusta tanto, ya sea en los entrenamientos, viajes, reuniones que demandan tiempo. Mi familia siempre está”, narró.

El 10 de octubre del año pasado, comenzó el primer torneo oficial. Y hubo vuelta olímpíca. “Fue lo más, compartir la emoción con todo el club el pueblo fue hermoso”, expresó.

“Hubo mucho esfuerzo, por la exigencia que demanda el club de tener que entrenar todos los días, más allá del clima. También en lo personal fue muy satisfactorio poder superarme física y futbolísticamente”, describió.

La Copa Federal

Ese título avaló a Río Mayo a jugar la Copa Federal. La participación en la Copa Federal se vive con muchas expectativas, hace bastante que estamos entrenando ahora ya tenemos fecha y rival para dar inicio a esta instancia”, acotó.

“Sabemos que Marcelo Rosales es un rival al que ha ganado muchos partidos, pero creo que nosotras vamos a dar lo mejor de cada una confiamos en el trabajo que venimos realizando todo este tiempo”, comentó “Mari”.

“Es un trabajo por el cual se agradece a nuestro cuerpo técnico quienes nos ofrecen su compromiso y dedicación, apostando a cada una nosotras”, relató.

Al margen del respaldo del pueblo, habrá un aliento especial en la serie ante Marcelo Rosales: su papá. “Lo tengo presente lamentablemente viví todo muy pleno. Lo sigo superando día a día”, explicó. Podría escribir un testamento, pero se me hace un nudo en ña garganta y se me llenan los ojos de lágrimas”, añadió.

“Pero como te dije, él es mi héroe y estará ahí acompañándome en la cancha, como hace siempre”, concluyó.

Agradecimientos
*Compañeras de equipo y familia
*Carlos Correa, Daniel Sotelo y Fernanda Oviedo, integrantes del cuerpo técniuco
*Dirigencia de Río Mayo por haber conseguido la afiliación y por el apoyo al femenino.
*Comunidades de Río Mayo y Ricardo Rojas


NOTICIAS RELACIONADAS