ECONOMÍA

El Banco Central Europeo advierte del riesgo de una guerra comercial

El Banco Central Europeo (BCE) expresó hoy su preocupación por los posibles efectos que podría conllevar el estallido de una guerra comercial, según recogen las actas de su última reunión de marzo, publicadas hoy.

12/04/2018 14:06

2.075



En dicho protocolo, el Consejo de Gobierno de la entidad monetaria admite su inquietud ante los crecientes riesgos que podrían derivarse de un conflicto comercial en un momento en el que aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China a cuenta de la imposición de nuevos aranceles, según un cable de DPA.



Preocupaciones similares también se reflejan en las actas de la última reunión de decisión de tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense (Fed), publicadas un día antes. 



De acuerdo con la institución presidida por Mario Draghi, las consecuencias que se deriven de un conflicto comercial dependen principalmente de la cuantía a la que asciendan los aranceles fijados por un determinado país así como de las medidas que adopten el resto de Estados para hacerles frente. 



Además, valora el BCE, una guerra comercial podría repercutir de forma negativa en la confianza de los consumidores o de las empresas. 



Por lo demás, el guardián del euro sigue observando riesgos al alza en la economía global, debido, entre otros motivos, a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, "Brexit".



En las actas, el ente con sede en Frankfurt también admite que todavía no ha logrado cumplir con su objetivo de situar el nivel de precios en la eurozona en un valor cercano pero inferior al dos por ciento. 



En su reunión del mes de marzo, el BCE decidió mantener invariable la principal tasa de interés en la zona euro en su mínimo histórico del cero por ciento pero avanzó el regreso a la normalización monetaria al descartar un aumento de sus compras de deuda en el futuro como parte de la política ultraexpansiva iniciada en 2015. 



Los analistas esperan que el Banco Central Europeo cierre este año definitivamente el grifo del dinero barato que abrió en los últimos años con numerosos estímulos y programas de liquidez y comience a partir de 2019 a elevar el precio del dinero, actualmente en el cero por ciento.