ECONOMÍA

Cerezas: de Chubut a China


A mediados de febrero se efectuó la primera exportación de las frutas con 5 contenedores. La producción fue aportada por Gaiman y Sarmiento. El ingreso fue exitoso y existe un gran potencial de crecimiento para la actividad.
03/03/2019 02:00

933

Chubut abrió un nuevo mercado para la exportación de cerezas. El destino es nada más y nada menos que China, donde llegaron a mediados del mes de febrero cinco contenedores de 16 mil kilos de fruta cada uno. La producción provino en su mayoría desde Gaiman y también de la zona de Sarmiento. También de las provincias de Neuquén y Río Negro.

Hasta ahora el mercado asiático estaba cerrado por algunas estrictas medidas fitosanitarias, tradicionales en ese país, con rigurosos controles. Para entrar al país se tenía que hacer intermediación con Chile. Esta fue la primera ocasión en que se hizo de forma directa. Fue tras la firma de un convenio durante el último G20 en Argentina que se dio la luz verde.

El buque que partió a principios de enero llegó para la segunda semana de febrero a China y con la mercadería en excelentes condiciones.

Uno de los objetivos que ya se plantean para 2020, más allá de aumentar los volúmenes, tiene que ver con coordinar el ingreso con el año nuevo chino. Ya que la cereza es un producto de exclusividad que se utiliza muchísimo como regalo tradicional.

De este modo, 2019 será el primero de los dos ciclos de control de la mosca de la fruta que hará China a Chubut, más allá que hace tiempo se erradicado esta enfermedad y se comercia con otros países como los Estados Unidos, Canadá y Europa.

Para ello se debe llevar a cabo un tratamiento con cámaras de frío. Una vez que el ciclo de control finalice, Argentina y la Patagonia con marca registrada podrá ingresar al país sin mayores trabas. Aunque el mercado chino impone ciertos aranceles y también preocupa en los números de la ecuación las retenciones impuestas por el Gobierno Nacional.

Todos factores a considerar por los productores chubutenses, ya que se deben pagar costos altísimos por el flete hasta el otro lado del mundo y el tiempo que tarda es de poco menos de un mes. Con lo que los riesgos son altos, teniendo en cuenta la conservación del producto.

El titular de la Cooperativa de Cerezas en Gaiman, Julio Kresteff, aseguró que “desde acá mandamos cuatro contenedores. Fuimos los que más aportamos, porque también hubo de Sarmiento y otras provincias del país en menor medida”.

Evaluó que “se trata de un mercado importante. Hacer el primer ingreso ahí y poder entrar ya es una ventaja que nos puede cambiar el negocio. Hace 8 años que venimos peleando por esto. De todos modos no podemos perder el horizonte de Europa y los Estados Unidos que son dos mercados que los tenemos hace 15 años. Chile por ejemplo se volcó directamente a China casi toda su producción y no diversificó”.

Hoy Argentina vende al mundo 5.000 millones de cerezas al año. La producción anual en Gaiman y el Virch llega a 1,5 millones de kilos, mientras que en Sarmiento la última cosecha estuvo en 878 mil kilos. Y existe un gran potencial para crecer, sumando hectáreas y mayor cantidad de puestos de trabajo. Siempre y cuando haya una planificación y acompañamiento a la actividad.

“Nosotros venimos planteando de armar una líneas crediticia, tal vez con regalías, para que en Gaiman de acá a 5 años tengamos 5 o 6 millones de kilos y vamos a exportar el 70%. Y podríamos crear otros 600 puestos de empleo”, explicó Krestef. Aunque aclaró que hoy el camino todavía no se ha empezado siquiera a recorrer. “Éramos 60 productores y quedamos 12 y se fundieron los demás. Pero el potencial es tremendo. Hoy empezamos a poder hablar el tema porque planificamos a 10 o 15 años y tenemos que planificar para 10 años en adelante. Sería bueno acompañarlo con mas hectáreas”.

En Sarmiento a través de la empresa Frutos de Los Lagos se exportó uno de los contenedores con 16 toneladas de cereza. Alejandro Bruneto es uno de los responsables de la empresa. “El contenedor que mandamos no tuvo ningún tipo de objeción, todo lo contrario. Se dio el hecho que nosotros tenemos fruta fresca, uno de los contenedores que mejor pasó. Salieron de Centenario (Neuquén) y vía Chile se embarcaron a China. Por suerte no pasó nada con la logística, y el momento de arribo los chinos no compran por caja sino por contenedor y los contenedores se vendieron en seguida”.

Explicó el empresario que “en el protocolo ellos no nos reconocen como país libre de mosca de los frutos, pero quedó abierto un monitoreo de dos años. Dos ciclos biológicos de la planta. Era muy importante para Argentina mandar este año para China para que se cuente este ciclo como uno de los dos que pide para reconocernos libre de mosca. La cosecha que viene, el año que viene sería el segundo ciclo y la tercera ya no tendríamos que hacer el tratamiento si no aparece la mosca de los frutos, que no tenemos. Ya quedaríamos libres del tratamiento de frío”.

En cuanto a la planificación de la actividad comercial, sostuvo: “Nuestra jugada en el sur sería tratar de coincidir con el año nuevo chino. Que en comparativa tenemos el pan dulce, el turrón en las fiestas. Para ellos la cereza es como un regalo tradicional de esa fecha. Por el color rojo, porque es un producto que lo toman como de buena suerte, buen augurio y exclusivo. Hay mucha venta de cereza. Pero en ese momento hay mucha demanda y buen precio”.

Explicó por qué se decidió hacer el traslado por la vía marítima y no llegar por avión, teniendo en cuenta que se tardó 28 días en llegar con el producto. “En nuestro caso el aéreo no es tan interesante, porque nosotros no somos primicia, el aéreo es caro. En Mendoza y Río Negro es interesante”.

“Tiene que ver con el costo del flete y por cuándo arribas. Si sos primicia el precio está alto, los primeros en llegar y te conviene mandarlo por aéreo porque se justicia el costo del flete. Nosotros somos tardíos por latitud y por variedades entonces no llegamos como primicia. En principio no nos conviene, apuntamos a ser tardío. Y preferimos mandar por buque que tarda 25 días”.

En relación a los números, Bruneto indicó que a priori cerrarían: “Argentina tiene una pequeña retención. No tenemos tratado de libre comercio. Hay que ser finos con los números, y estamos viendo que cerrarían los números con China y por lo tanto es un mercado muy importante para nosotros. Es muy interesante tener un lugar donde mandar fruta y se venden porque no hay limitante en cantidad de fruta debido a la alta d manda, y lo que falta definir es las retenciones, que nos juegan en contra, al igual que los reintegros. Además con China un porcentaje de tasa que no tenemos con Estados Unidos para el ingreso. Esperamos que desaparezca ese impuesto y ganar más rentabilidad. Pero sin dudas es un mercado muy interesante”.

Desde el Municipio de Sarmiento también se mostraron muy conformes con la apertura del nuevo mercado asiático. De hecho una comitiva china estuvo recorriendo las fincas a mediados de enero, observando todo el funcionamiento de la cadena y la calidad.

La secretaria de Producción, Karina Sandoval, aseguró que “la verdad que llegaron y en muy buenas condiciones las cerezas. En perfecto estado de conservación. Nos comentaban que llegaron y automáticamente se compró todo. Se llevaron todo en el momento”.

Sobre lo que vendrá, marcó que “seguramente que ahora hay que analizar lo que demandará China para la próxima temporada. Si le das esa satisfacción a un mercado que es tan exigente como China, seguramente nos van a estar solicitando mucha más exportación y se tendrá que bajar con esos parámetros”.

Proyectó que “después si va bien esto habrá que ocupar mano de obra, y lo que acarrea una nueva plantación. Más adelante tendremos un panorama más claro. La empresa Frutos de Los Lagos tiene 128 hectáreas de cerezas, así que la cosecha de este año de 878 mil kilos, el año que viene por el desarrollo que han tenido las plantas habrá muchas más cerezas también”.

La funcionaria municipal se refirió al apoyo que dan a la actividad: “Nosotros desde tratamos de acompañar y que la gente que se tome sea local y acompañar a la empresa en la toma de personal. Acá cuando tuvimos la visita de los chinos que vinieron eran técnicos y quedaron asombrados de lo que vieron, observaron todo el circuito productivo de la cereza, fue el único lugar donde pudieron verlo, desde las cosecha hasta el empaque. Fue una vistia grata”.#


cerezas China Chubut Gaiman Sarmiento