PAÍS & MUNDO

Acusaron formalmente por corrupción ante la Justicia israelí al premier Netanyahu


El fiscal general de Israel presentó hoy ante un tribunal una solicitud de procesamiento del primer ministro Benjamin Netanyahu en tres casos de corrupción, horas después de que el jefe de gobierno retirara un pedido de inmunidad que había hecho al Parlamento.
28/01/2020 10:04

397

Netanyahu, de visita en Washington para el lanzamiento del esperado plan de paz para el conflicto palestino-israelí del presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que dio marcha atrás con el pedido porque decidió "no dejar que continúe este juego sucio".

El anuncio de Netanyahu llegó el día en que el Parlamento israelí preveía discutir la formación de una comisión para discutir el pedido de inmunidad del premier para no ser juzgado por los delitos que se le imputan de soborno, fraude y abuso de confianza.

Se espera que el Parlamento israelí se reúna de todo modos.

Los medios israelíes daban por seguro que el Parlamento rechazaría el pedido de inmunidad, asestando así un duro golpe a Netanyahu justo cuando busca su reelección el 2 de marzo en los terceros comicios en el país en menos de un año.

La marcha atrás del primer ministro, quien rechaza los cargos y dice ser víctima de una campaña de la oposición política, la Justicia y la policía, allanó el camino para que avancen los procedimientos legales en su contra.

Horas después de que Netanyahu retirara su pedido de inmunidad, el fiscal general Avichai Mandelblit presentó formalmente un pedido de procesamiento del premier ante la Corte de Distrito de Jerusalén, informó el diario israelí Haaretz.

Mandelblit había anunciado el 21 de noviembre pasado su decisión de pedir el procesamiento de Netanyahu, pero no pedía hacerlo ante los tribunales hasta que concluyera el procedimiento parlamentario en torno a la solicitud de inmunidad.

Su principal rival político, el líder centrista Beny Gantz, que ayer también se reunió con Trump en la Casa Blanca para abordar el plan de paz, dijo hoy que "nadie puede conducir un Estado y al mismo tiempo enfrentar tres serios casos criminales".

El procesamiento de Netanyahu ni lo obliga a renunciar ni lo inhabilita para los comicios de marzo, en los que competirá contra Gantz, pero el Tribunal Supremo se tendrá que pronunciar sobre si puede recibir el mandato para formar gobierno tras las elecciones.

"Bibi", como se apoda a Netanyahu, se convertirá así en el primer mandatario israelí en concurrir a unos comicios con un procedimiento judicial en marcha.

El más grave de todos es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable de su portal de noticias Walla.

En el caso 1000, el primer ministro está imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

En el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con el diario Yedioth Ahronoth debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al premier en el primer medio.