PAÍS & MUNDO

Sánchez logra una prórroga del estado de alarma vital para su gestión de la crisis del coronavirus

El presidente del gobierno español superó la votación más decisiva para su mandato desde el inicio del coronavirus, al conseguir el respaldo del Parlamento a una nueva prórroga del estado de alarma, hasta el 26 de mayo, que le permitirá seguir gestionando la fase de desconfinamiento iniciada tras el retroceso de la pandemia.

06/05/2020 14:40

525

"Levantar el estado de alarma ahora sería un error absoluto, total e imperdonable", subrayó el socialista Pedro Sánchez durante un debate parlamentario cargado de dramatismo en el que quedó en evidencia la fragilidad de su gobierno de coalición, que no cuenta con mayoría.

La cuarta extensión del estado de alarma estuvo en peligro hasta que anoche Sánchez alcanzó un pacto con los liberales de Ciudadanos y los nacionalistas vascos, a cambio de aceptar gestionar junto con las regiones el desconfinamiento y de que las ayudas económica y sociales se desvinculen de la medida de excepción.

La medida finalmente recibió 178 votos a favor, 75 en contra y 97 abstenciones.

El conservador Partido Popular (PP), que había respaldado las prórrogas anteriores, se abstuvo; mientras los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) dieron la espalda al gobierno, en una advertencia a Sánchez después de haber facilitado su reelección en enero.

"Ligar el estado de alarma a la vida es un chantaje", le reprochó a Sánchez el vocero de ERC, Gabriel Rufián, quien también reprochó al presidente haber optado por pactar con Ciudadanos, una fuerza de centroderecha.

"Sin diálogo no hay legislatura", avisó Rufián al gobierno.

Al iniciar su intervención en el Parlamento, Sánchez anunció que declarará luto oficial y también se celebrará un homenaje a las víctimas cuando la mayor parte del país esté en la fase 1 de la desescalada, que comienza el 11 de mayo.

La pandemia sigue en retroceso pese a que España sumó hoy 685 nuevos contagios y un leve repunte con 244 nuevas muertes, que elevaron el total de víctimas fatales a 25.857.

"No hemos llegado hasta aquí porque nos haya llevado la corriente. Lo hemos hecho con esfuerzo, con sacrificio, y gracias a una herramienta plenamente constitucional como es el estado de alarma" remarcó el presidente del gobierno.

Según Sánchez, "esa es la única herramienta que nos permite cegar las vías de contagio del virus cuando todavía comparte buena parte de su capacidad letal".

Anticipándose a las críticas, el mandatario dijo también que el estado de alarma "no es ningún recurso retorcido del centralismo, sino que es el medio de evitar que el virus se desplace entre provincias".

Además, remarcó que "todas las libertades están intactas" y que "solo están limitadas la de circulación y de reunión". "No priven al gobierno de su arma jurídica para vencer al virus", reclamó el presidente a la oposición.

Sin embargo, con discurso duro y agresivo, el líder del PP, Pablo Casado, desacreditó la gestión que hizo el Ejecutivo de la crisis de coronavirus y acusó a Sánchez de utilizar a los ciudadanos que dependen de las ayudas del gobierno como "escudos humanos".

"Usted ha fallado en todo y a todos. No espera a estar en la oposición para usar a las víctimas en contra de los demás", dijo Casado dirigiéndose a Sánchez, consciente de que los votos del PP ya no eran necesarios.

"Desconfinar sin un estudio de seroprevalencia es como bajar una montaña con los ojos cerrados. Algún plan 'B' tendrá que tener que no sea poner todo el peso en los hombros de los españoles que bastante hemos soportado", añadió el líder conservador.

Casado también acusó al jefe de Gobierno de amenazar a la oposición y de personalizar el "caos", y presentó alternativas legales al estado de alarma tras afirmar que no se le puede pedir "mantener la arbitrariedad del Gobierno con poderes excepcionales".

Compitiendo en dureza, el partido ultraderechista Vox, la tercera fuerza política parlamentaria, aseguró que el gobierno mantiene "rehenes" a los españoles y amenazó con una "moción de censura" contra Sánchez, al que señaló como "único culpable" de la crisis del coronavirus junto a la "Europa de los burócratas".

Santiago Abascal, el líder de Vox, incluso propuso una manifestación contra el gobierno en coche, sin anunciar la fecha.

A pesar de superar la votación, el presidente recibió advertencias y críticas también de quienes lo apoyaron, como el PNV, cuyo vocero, Aitor Esteban, le sugirió que "vaya preparando el futuro en estos 15 días", porque "no hará falta en estado de alarma en todas las fases".

Sánchez, necesitado de apoyos, respondió que "la voluntad del Gobierno es de trabajar con los grupos para que cuando podamos abordaremos la nueva situación con leyes orgánicas o no orgánicas".

El Ejecutivo tenía planes de extender el estado de alarma hasta julio para terminar de gestionar el levantamiento del confinamiento que ha devastado la economía, y que ya se traduce en enormes pérdidas de empleo, pero se topó con la realidad de su debilidad, y ahora apenas ha ganado un margen de dos semanas.