Esquel: llaman a cuidar la flexibilización para no retroceder de fase

Se realizó una nueva reunión del Centro de Operaciones de Emergencias Municipal de Esquel para revisar las medidas vigentes por el distanciamiento social y luego se anunciaron algunos ajustes, incluso el intendente Ongarato advirtió que se da el incumplimiento de unos pocos, que pueden derivar en decisiones de retroceder a fases anteriores.

“Si no se respete puede retrocederse”, advirtió Ongarato.
17 JUN 2020 - 20:56

Tras la reunión, el jefe comunal encabezó una conferencia de prensa junto al epidemiólogo Emiliano Biondo del Area Programática de Salud, y el Jefe de la Unidad Regional de la Policía Provincial, comisario mayor Víctor Acosta.

Ongarato remarcó que “no hemos tenido ningún caso positivo de Covid-19, gracias a un esfuerzo muy grande del sector de Salud, Policía Provincial, Policía Federal y demás fuerzas de seguridad; de la Municipalidad y de todos los vecinos”. Pero, también señaló que unos pocos no cumplen de manera efectiva las medidas, y ponen en riesgo lo logrado entre todos.

“La sensación que tengo es que el virus está en la primera curva detrás de la portada, y en cualquier momento puede entrar a nuestra ciudad”, siguió en su exposición y dijo que es posible que gente de Esquel vaya a contagiarse de coronavirus, con el problema que se pueda transmitir a cientos de personas donde se estuvo sin los cuidados, poniendo en riesgo de colapso al sistema de salud.

Más controles

Luego Sergio Ongarato recalcó que Esquel no está entre las zonas de la provincia con circulación viral, y por ende no hay necesidad de volver atrás con las medidas. Pero, se endurecen los controles, para evitar esa circulación del virus. Insistió en que es posible que vaya a haber personas enfermas, y en esos casos es importante saber dónde se contagiaron, y a quienes transmitieron el virus. A su vez, destacó que toda la cordillera está en la fase 5 de la cuarentena decretada a nivel nacional.

El intendente consideró que quizás sea necesario realizar una nueva ronda de reuniones con los sectores que han reabierto sus actividades, para repasar los protocolos vigentes, y puntualmente en alusión a la gastronomía que se flexibilizó la semana pasada, sostuvo que no es cuestión de echarle la culpa a dueños de locales, ya que es responsabilidad de quienes concurren masivamente a una cervecería, confitería o restaurante, y no cumplen con el distanciamiento que se les pide.

Admitió Ongarato que están en evaluación esas situaciones, y “ojalá no haya que tomar la decisión de volver atrás con algunas medidas y retroceder de fase. Pero si no guardan cumplimiento de los protocolos vecinos y dueños de locales, habrá que buscar otra alternativa”.

Además el mandatario municipal comentó que ha visitado puntos de control de ingreso de transportes, tanto en la portada como en la terminal, incluso adelantó que se reforzará con personal municipal el acceso a la ciudad por Ruta Nacional 259. Aseguró que presencia policial y de Salud, se controla la documentación de choferes, y los vehículos.

La concientización

El Jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Víctor Acosta, indicó que en la ciudad se ha flexibilizado el autocontrol, y planteó necesario volver a la concientización del distanciamiento, ya que si bien se han habilitado varias actividades, aún no se puede descartar el ingreso del virus a Esquel.

Hizo hincapié en el distanciamiento, y no desplazarse en vehículos con más de dos personas que es lo permitido, como también puntualizó que los vecinos salgan únicamente a abastecerse de alimentos o medicamentos, más allá de la flexibilización que rige.

Analizó que Esquel es un punto neurálgico de la cordillera, y si llegaran a suceder casos de Covid-19, el hospital zonal sería el que atendería a las personas de las distintas localidades, por lo que sugirió cuidar que no se dispare el virus.

Advirtió que en algunas confiterías y cervecerías, se ha sobrepasado la capacidad permitida de público, que es al 50%, y preocupa. Coincidió con Ongarato en no descartar tener que volver hacia atrás con algunas medidas de flexibilización.

Por otro lado, el intendente se refirió a las personas que arriben a Esquel provenientes de zonas con circulación del virus, deberán cumplir con un aislamiento obligatorio por 14 días, en hoteles determinados por el COEM.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
“Si no se respete puede retrocederse”, advirtió Ongarato.
17 JUN 2020 - 20:56

Tras la reunión, el jefe comunal encabezó una conferencia de prensa junto al epidemiólogo Emiliano Biondo del Area Programática de Salud, y el Jefe de la Unidad Regional de la Policía Provincial, comisario mayor Víctor Acosta.

Ongarato remarcó que “no hemos tenido ningún caso positivo de Covid-19, gracias a un esfuerzo muy grande del sector de Salud, Policía Provincial, Policía Federal y demás fuerzas de seguridad; de la Municipalidad y de todos los vecinos”. Pero, también señaló que unos pocos no cumplen de manera efectiva las medidas, y ponen en riesgo lo logrado entre todos.

“La sensación que tengo es que el virus está en la primera curva detrás de la portada, y en cualquier momento puede entrar a nuestra ciudad”, siguió en su exposición y dijo que es posible que gente de Esquel vaya a contagiarse de coronavirus, con el problema que se pueda transmitir a cientos de personas donde se estuvo sin los cuidados, poniendo en riesgo de colapso al sistema de salud.

Más controles

Luego Sergio Ongarato recalcó que Esquel no está entre las zonas de la provincia con circulación viral, y por ende no hay necesidad de volver atrás con las medidas. Pero, se endurecen los controles, para evitar esa circulación del virus. Insistió en que es posible que vaya a haber personas enfermas, y en esos casos es importante saber dónde se contagiaron, y a quienes transmitieron el virus. A su vez, destacó que toda la cordillera está en la fase 5 de la cuarentena decretada a nivel nacional.

El intendente consideró que quizás sea necesario realizar una nueva ronda de reuniones con los sectores que han reabierto sus actividades, para repasar los protocolos vigentes, y puntualmente en alusión a la gastronomía que se flexibilizó la semana pasada, sostuvo que no es cuestión de echarle la culpa a dueños de locales, ya que es responsabilidad de quienes concurren masivamente a una cervecería, confitería o restaurante, y no cumplen con el distanciamiento que se les pide.

Admitió Ongarato que están en evaluación esas situaciones, y “ojalá no haya que tomar la decisión de volver atrás con algunas medidas y retroceder de fase. Pero si no guardan cumplimiento de los protocolos vecinos y dueños de locales, habrá que buscar otra alternativa”.

Además el mandatario municipal comentó que ha visitado puntos de control de ingreso de transportes, tanto en la portada como en la terminal, incluso adelantó que se reforzará con personal municipal el acceso a la ciudad por Ruta Nacional 259. Aseguró que presencia policial y de Salud, se controla la documentación de choferes, y los vehículos.

La concientización

El Jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Víctor Acosta, indicó que en la ciudad se ha flexibilizado el autocontrol, y planteó necesario volver a la concientización del distanciamiento, ya que si bien se han habilitado varias actividades, aún no se puede descartar el ingreso del virus a Esquel.

Hizo hincapié en el distanciamiento, y no desplazarse en vehículos con más de dos personas que es lo permitido, como también puntualizó que los vecinos salgan únicamente a abastecerse de alimentos o medicamentos, más allá de la flexibilización que rige.

Analizó que Esquel es un punto neurálgico de la cordillera, y si llegaran a suceder casos de Covid-19, el hospital zonal sería el que atendería a las personas de las distintas localidades, por lo que sugirió cuidar que no se dispare el virus.

Advirtió que en algunas confiterías y cervecerías, se ha sobrepasado la capacidad permitida de público, que es al 50%, y preocupa. Coincidió con Ongarato en no descartar tener que volver hacia atrás con algunas medidas de flexibilización.

Por otro lado, el intendente se refirió a las personas que arriben a Esquel provenientes de zonas con circulación del virus, deberán cumplir con un aislamiento obligatorio por 14 días, en hoteles determinados por el COEM.


NOTICIAS RELACIONADAS