PAÍS & MUNDO

Crecen los contagios y extienden restricciones en Asia ante una pandemia que no da tregua

Corea del Sur informó hoy más de 700 casos de coronavirus por tercer día consecutivo, mientras que Bangladesh, golpeado por la variante Delta, extendió su confinamiento total tras un doble récord de contagios y muertes y China aisló parcialmente una ciudad sureña tras detectar tres casos de transmisión comunitaria.

05/07/2021 10:48

576

Los 711 casos informados por Corea del Sur constituye la cifra la más alta para un lunes desde principios de enero, cuando el país pasaba la peor ola de la pandemia, pese a que por lo general el primer día de la semana se anuncian menos contagios porque los domingos se hacen menos pruebas.

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Corea (KCDA) dijo que alrededor de 550 de los nuevos casos provenían de Seúl, la capital, y su área metropolitana, donde vive casi la mitad de los 51 millones de habitantes del país y ha sido la más golpeada por la pandemia desde su inicio, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

La semana pasada, autoridades retrasaron una flexibilización planificada de las medidas de distanciamiento social en Seúl y sus zonas suburbanas para hacer frente a un aumento en las transmisiones, y ayer se reimpuso el uso de barbijo en lugares abiertos y cerrados, incluyendo para los vacunados.

Hasta el momento, el país reportó 160.795 casos, incluidas 2028 muertes. Aproximadamente el 30% de la población recibió al menos una dosis de vacunas.

En Bangladesh, en tanto, el Gobierno extendió hoy un confinamiento casi total iniciado la semana pasada hasta el 14 de julio, tras registrar un doble récord de 8.662 contagios y 153 muertes asociadas al virus.

Luego de detectar la temida variante Delta del virus, que es mucho más contagiosa, el Gobierno de Bangladesh había decretado un confinamiento "de escala limitada" desde el 28 de junio, pero 1 de julio decidió hacerlo total alarmado por el avance de la enfermedad.

Asimismo, el Gobierno desplegó soldados en las calles para controlar la restricción al movimiento de los ciudadanos.

La Policía arrestó ya a más de 2.100 personas en la capital, Daca, por supuestamente violar las limitaciones.

Desde el inicio de la pandemia, el país sudasiático de 168 millones de habitantes acumula cerca de 945.000 contagios y más de 15.000 fallecidos.

En China, en tanto, autoridades de la suroccidental Ruili, en la provincia de Yunnan, restringieron la entrada y salida de la ciudad por el aumento de los casos de Covid-19, informó la web oficial del Gobierno local.

Según el comunicado, el 4 de julio se confirmaron en Ruili tres nuevos casos de coronavirus, en dos nacionales de China y un ciudadano de Myanmar, que limita con Yunnan por el Oeste.

Por eso, a partir del 5 de julio, a excepción de traslados imprescindibles, queda prohibido salir y entrar a la ciudad de 156.000 habitantes.

Más de 900 sanitarios han sido enviados a Ruili para realizar test PCR y rastrear posibles cadenas de contagio.

Pese a haber sufrido varios rebrotes en Ruili y otras ciudades, China ha casi erradicado los casos de transmisión comunitaria del coronavirus, gracias a confinamientos estrictos y campañas de testeo masivo cada vez que identificó un foco de circulación local.

El país acumula más de 91.800 casos y 6.636 muertes desde que el virus fue detectado por primera vez en su ciudad central de Wuhan, en diciembre de 2019.