Afectada por la variante Delta, se desacelera el crecimiento de China

El crecimiento de la industria manufacturera se desaceleró en China durante agosto, según indicó el Índice de Gerentes de Compras publicado por la Oficina Nacional de Estadística del Gobierno chino.

31 AGO 2021 - 12:35

El menor ritmo del crecimiento económico en China se da en el marco de los nuevos brotes de contagios por la variante Delta que sufrió el país entre fines de julio y principios de agosto, que provocaron cuarentenas, restricciones a la movilidad turística y pruebas de contagio masivas en el país asiático, con el objeto de controlarlos en la que se considera la peor ola allí desde el surgimiento del virus en 2020.

El PMI de la industria manufacturera (en tendencia a la baja desde el mes de marzo) se situó en 50,1 puntos durante agosto, frente al 50,4 de julio, y se señaló como uno de los motivos de la caída las disrupciones que se presentaron en las cadenas de suministro.

El índice, que es considerado como un indicador de la situación económica de los países, refleja una expansión en la actividad si se sitúa por encima de los 50 puntos. En cambio, un número menor indica una contracción.

En ese sentido, el área de los servicios registró su primer retroceso desde febrero de 2020 al situarse en 47,5 puntos, cayendo del 53,3 de julio, debido a una reducción en el gasto de los consumidores y en los viajes turísticos, como consecuencia de los nuevos brotes del virus.

Según la agencia Bloomberg, otros factores que están presentando dificultades a la recuperación económica china son las nuevas políticas de regulación recientemente adoptadas por el gobierno, y la debilidad en la demanda local.

En ese sentido, el Banco Popular de China (el banco central de ese país) indicó que realizaría nuevas políticas focalizadas (como, por ejemplo, al reducir el encaje a algunas de las entidades prestamistas) y el gobierno prometió aumentar el gasto público para la segunda mitad del año con el objetivo de motorizar el crecimiento.

Algunos economistas ya redujeron sus pronósticos de crecimiento de este año para este país, aunque, aún así, se espera que la expansión supere la modesta meta oficial del 6%.

La contracción en el PMI de los servicios indica que “el impacto de la variante Delta en China fue más severo del esperado”, indicó la economista Chang Shu a la agencia Bloomberg, aunque subrayó que el hecho de que la manufactura siga en expansión ofreció “cierto reaseguro sobre la salud más general de la recuperación”.

No se trata de la única disrupción en el continente asiático: la producción industrial de Japón cayó 1,5% intermensual en julio, según datos publicados hoy.

31 AGO 2021 - 12:35

El menor ritmo del crecimiento económico en China se da en el marco de los nuevos brotes de contagios por la variante Delta que sufrió el país entre fines de julio y principios de agosto, que provocaron cuarentenas, restricciones a la movilidad turística y pruebas de contagio masivas en el país asiático, con el objeto de controlarlos en la que se considera la peor ola allí desde el surgimiento del virus en 2020.

El PMI de la industria manufacturera (en tendencia a la baja desde el mes de marzo) se situó en 50,1 puntos durante agosto, frente al 50,4 de julio, y se señaló como uno de los motivos de la caída las disrupciones que se presentaron en las cadenas de suministro.

El índice, que es considerado como un indicador de la situación económica de los países, refleja una expansión en la actividad si se sitúa por encima de los 50 puntos. En cambio, un número menor indica una contracción.

En ese sentido, el área de los servicios registró su primer retroceso desde febrero de 2020 al situarse en 47,5 puntos, cayendo del 53,3 de julio, debido a una reducción en el gasto de los consumidores y en los viajes turísticos, como consecuencia de los nuevos brotes del virus.

Según la agencia Bloomberg, otros factores que están presentando dificultades a la recuperación económica china son las nuevas políticas de regulación recientemente adoptadas por el gobierno, y la debilidad en la demanda local.

En ese sentido, el Banco Popular de China (el banco central de ese país) indicó que realizaría nuevas políticas focalizadas (como, por ejemplo, al reducir el encaje a algunas de las entidades prestamistas) y el gobierno prometió aumentar el gasto público para la segunda mitad del año con el objetivo de motorizar el crecimiento.

Algunos economistas ya redujeron sus pronósticos de crecimiento de este año para este país, aunque, aún así, se espera que la expansión supere la modesta meta oficial del 6%.

La contracción en el PMI de los servicios indica que “el impacto de la variante Delta en China fue más severo del esperado”, indicó la economista Chang Shu a la agencia Bloomberg, aunque subrayó que el hecho de que la manufactura siga en expansión ofreció “cierto reaseguro sobre la salud más general de la recuperación”.

No se trata de la única disrupción en el continente asiático: la producción industrial de Japón cayó 1,5% intermensual en julio, según datos publicados hoy.


NOTICIAS RELACIONADAS