España investiga a Juan Carlos por gastos en cacerías

La Secretaría de Hacienda española investiga al rey emérito Juan Carlos I por gastos asociados a cacerías a las que asistió en años recientes, informó hoy el diaria español El Mundo, tres meses después de que fueran archivadas investigaciones judiciales sobre su fortuna.

08 JUN 2022 - 9:51

La Agencia Tributaria pidió al exjefe de Estado (1975-2014) "que acredite el origen de los fondos con los que se sufragaron los vuelos y el resto de gastos derivados" de jornadas de cacería a las que asistió entre 2014 y 2018, indicó el periódico español.

Según El Mundo, el monto investigado no supera los 120.000 euros (128.000 dólares), a partir de los cuales Juan Carlos de Borbón podría haber incurrido en un delito fiscal con una pena de entre uno y cinco años de prisión.

Esta información se conoce luego de que en marzo la fiscalía española anunciara que archivaba las tres investigaciones relacionadas con el origen opaco de la fortuna del rey emérito de 84 años, quien se exilió en 2020 en Emiratos Árabes Unidos en medio de las sospechas de corrupción.

Pese a que detectó "cuotas defraudadas a la Hacienda Pública", la fiscalía cerró los casos alegando la inviolabilidad de la que Juan Carlos disfrutó mientras fue jefe de Estado y la prescripción de los posibles delitos.

Para facilitar este resultado, el rey emérito hizo regularizaciones fiscales ante Hacienda por más de 5 millones de euros (5,34 millones de dólares).

El archivo de las investigaciones dio pie a que Juan Carlos visitara España en mayo tras casi dos años de exilio, un viaje en el que asistió a una regata en Sanxenxo, Galicia, y pasó una jornada en el palacio de la Zarzuela en Madrid, donde se reencontró con su hijo, el rey Felipe VI y otros familiares.

El rey emérito tenía previsto volver a participar este fin de semana en otra regata en Sanxenxo, que lleva su nombre, pero al final desistió, informó la agencia de noticias AFP, que cita al vocero del Club Náutico de la localidad gallega, Alejandro Varela.

Una decisión precipitada por el enojo de la Casa Real por la polémica y el eco mediático que tuvo su primera visita, según el diario El País.

Juan Carlos I comenzó su reinado en 1975 tras la muerte del dictador Francisco Franco y abdicó en favor de su hijo en 2014 perseguido por una serie de escándalos en plena crisis económica española, entre ellos un viaje en 2012 a cazar elefantes a África.

Su imagen se manchó aún más en los últimos años por las revelaciones sobre el opaco origen de su fortuna.

08 JUN 2022 - 9:51

La Agencia Tributaria pidió al exjefe de Estado (1975-2014) "que acredite el origen de los fondos con los que se sufragaron los vuelos y el resto de gastos derivados" de jornadas de cacería a las que asistió entre 2014 y 2018, indicó el periódico español.

Según El Mundo, el monto investigado no supera los 120.000 euros (128.000 dólares), a partir de los cuales Juan Carlos de Borbón podría haber incurrido en un delito fiscal con una pena de entre uno y cinco años de prisión.

Esta información se conoce luego de que en marzo la fiscalía española anunciara que archivaba las tres investigaciones relacionadas con el origen opaco de la fortuna del rey emérito de 84 años, quien se exilió en 2020 en Emiratos Árabes Unidos en medio de las sospechas de corrupción.

Pese a que detectó "cuotas defraudadas a la Hacienda Pública", la fiscalía cerró los casos alegando la inviolabilidad de la que Juan Carlos disfrutó mientras fue jefe de Estado y la prescripción de los posibles delitos.

Para facilitar este resultado, el rey emérito hizo regularizaciones fiscales ante Hacienda por más de 5 millones de euros (5,34 millones de dólares).

El archivo de las investigaciones dio pie a que Juan Carlos visitara España en mayo tras casi dos años de exilio, un viaje en el que asistió a una regata en Sanxenxo, Galicia, y pasó una jornada en el palacio de la Zarzuela en Madrid, donde se reencontró con su hijo, el rey Felipe VI y otros familiares.

El rey emérito tenía previsto volver a participar este fin de semana en otra regata en Sanxenxo, que lleva su nombre, pero al final desistió, informó la agencia de noticias AFP, que cita al vocero del Club Náutico de la localidad gallega, Alejandro Varela.

Una decisión precipitada por el enojo de la Casa Real por la polémica y el eco mediático que tuvo su primera visita, según el diario El País.

Juan Carlos I comenzó su reinado en 1975 tras la muerte del dictador Francisco Franco y abdicó en favor de su hijo en 2014 perseguido por una serie de escándalos en plena crisis económica española, entre ellos un viaje en 2012 a cazar elefantes a África.

Su imagen se manchó aún más en los últimos años por las revelaciones sobre el opaco origen de su fortuna.


NOTICIAS RELACIONADAS