PROVINCIA

Los trabajadores de la salud, de paro hasta el lunes

Ayer un grupo de manifestantes tomaron el Ministerio.

07/08/2012 02:00

Tensión. La puerta del Ministerio volvió a ser un escenario de expectativa tras la decisión de los autoconvocados de no aflojar con su reclamo.

2.845


Asambleístas del Nivel Central que ayer iniciaron la retención de servicios decidieron tomar el edificio del Ministerio de la Salud en Rawson al no ser recibidos por su titular, Osvaldo Luján. Se tuvo que cortar la calle Mariano Moreno por el reclamo, que duró hasta las 21.30. Los empleados del Ministerio recibieron el apoyo de otros asambleístas y dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado, que se instalaron con carpas a la espera de ser recibidos.

El representante del Nivel Central, Manuel Azocar, indicó por FM Bahía Engaño que “la medida de fuerza continúa hasta que el ministro reciba a los verdaderos representantes de las asambleas, que somos los delegados y no nos dio respuesta. Nosotros también somos delegados de ATE”.

“Se debe entender que esto no da para más porque venimos hace 8 meses de lucha y el salario básico de un ingresante es de 1.300 pesos”.

Respecto a los incidentes del viernes, que desencadenaron la ruptura de la paritaria, Azocar responsabilizó a la Secretaría de Trabajo de violar un acta que fijaba hora y lugar de encuentro de los secretarios. “Así terminan provocando al trabajador porque cambian los lugares; quieren reunirse con los que firmarán lo que ellos proponen. Todos peleamos por lo mismo, que no nos vengan a dividir ellos porque lo tenemos claro. No nos apoya una minoría: los directores de cargos altos que llegan con el sueldo. Los que estamos impulsando el reclamo somos los que tenemos los sueldos más bajos, la mayoría”.

Guillermo Quiroga, de la cúpula de ATE,  declaró por FM Bahía Engaño que el repudio creció al observar la llegada de secretarios generales al Ministerio. “Por lo visto el diálogo está para algunos y otros no”, declaró. Hoy llegarían a Chubut dirigentes de la conducción nacional de ATE para resolver internas del gremio e intervenir en el conflicto. También un abogado para asesorar sobre supuestas irregularidades que asambleístas creyeron detectar de parte de Trabajo. Al cierre de esta edición no se descartaba la visita del secretario general de ATE a nivel nacional, Arnoldo Núñez.

El secretario de Interior de ATE, Juan Illanes, señaló que buscan retomar la discusión salarial. Exigen que los mil pesos de aumento se otorguen en blanco y que Quiroga sea el interlocutor de la paritaria. Si no se acuerda con el gobierno habrá una gran movilización provincial en Rawson. “Hay un grupo de Comodoro que quiere formar parte del reclamo y como desde la seccional de la ciudad petrolera no se los apoya, estamos en condiciones de representarlos”, concluyó.

En Madryn



En Puerto Madryn, por su parte, los trabajadores del hospital Isola seguirán el paro hasta el lunes. Podrían rever la medida si el gobierno provincial restablece la mesa negociadora, tras la caída de las paritarias. Además podrían movilizarse a Rawson junto con personal de otras ciudades.

Gastón Medina, dirigente de ATE Madryn, aclaró que “tenemos una actitud responsable y aguardamos poder alcanzar un acuerdo de partes”. La asamblea portuaria instó a los sindicalistas a seguir con el diálogo sin claudicar en el pedido. Hubo críticas al Ministerio de Salud por su actitud en las audiencias. “La gente no ha decaído en su actitud,” dijo Medina. “Asamblea tras asamblea son mucho más los trabajadores que se involucran. Es un conflicto donde no se ve una salida cercana por los acontecimientos de último momento que se vivieron”.

“Cuando pasaron las primeras mensualizaciones hablábamos de 100 por mes, después de cuatro reuniones decidieron pasar a todos los mensualizados. Ahora decidieron volver todo a foja cero cuando la liberación de partes la pedimos hace dos reuniones y el gobierno no estuvo de acuerdo”.

Versión Hompanera



En conferencia de prensa, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Edgardo Hompanera, aclaró que el viernes fue a la negociación en Casa de Gobierno con “cada paritario electo por las asambleas de toda la provincia”, y que incluso “hubo compañeros sentados en esa mesa con los que no tenemos afinidad política y gremial, pero respeto la decisión de las asambleas”.

Según su versión, cuando salió a la calle a decir que se había rechazado la propuesta salarial y que había una contrapropuesta, con los autoconvocados que esperaban afuera “se armó una batahola de disturbios y se crearon situaciones violentas aprovechando que yo estaba solo, solamente con los paritarios, sin compañeros de la conducción ni delegados ni afiliados”.

“Lo único que lograron es que se caigan las paritarias y que el gobierno dude en retrotraer las medidas –advirtió el líder de ATE-. Por un grupo de inadaptados y violentos se perjudica a un reclamo genuino de los trabajadores. No entienden que la representatividad gremial la dan los trabajadores en las elecciones y no las asambleas”.

Más enojado, calificó a los autoconvocados de “un grupo de volados de la cabeza, lo digo sin tapujos, que no entienden las cuestiones gremiales ni la representatividad de los sindicatos”. El secretario general mostró temor de perder, entre otros logros, el pase a planta de 2 mil contratados, becados y planes de empleo. “Eso no se puede perder por un grupo de volados”. Y de cortar una paritaria que busca un acuerdo salarial que satisfaga a la mayoría.

“Este secretario general siempre da la cara y no tengo ningún problema en hacerlo, pero lo que pasó ya excede cualquier tipo de análisis que podamos hacer como personas civilizadas. Lamentablemente un grupo de trabajadores llevó esto a una paranoia total donde se dirimen las cuestiones con aprietes, patadas o armas”.

Denunciados



Hompanera aseguró que tiene identificados a los violentos gracias a los videos de Casa de Gobierno y también a quienes incitaron la agresión en su contra. “Hubo afiliados al sindicato que están denunciados, como la compañera Sandra Vargas, que me pegó una piña en la cara”. Acusó que otros, como el gremial Guillermo Quiroga, “incitaban a que nos peguen; Mara Regués, la autoconvocada del Hospital, agredía con piñas por la espalda”.

Para Hompanera “fue una situación bastante vergonzosa y bochornosa porque así no se resuelven las cuestiones del sindicato: tenemos diferencias internas pero se resuelve con los compañeros y afiliados”. El escenario del viernes “la verdad que no le hace bien a nadie y no tengo porqué andar disparando como si fuera un delincuente porque 4 locos me quieran pegar”. El gremialista reveló que lo amenazaron con incendiar su casa y su auto y que debió sacar a sus hijas y a su esposa del hogar. “Hasta sabían donde vivía y donde pasaban ese día mis hijas. Estamos para conducir un sindicato, no para actuar como mafiosos”.

El secretario general advirtió que el pedido de renuncia que le hacen los autoconvocados “es descabellado ya que no son quienes para pedir la renuncia de nadie: eso se hace a través de los afiliados; la verdad que lo que digan nos tiene sin cuidado”.

-Lo acusan de pegarle a una mujer…

-Planteo una hipótesis: estaba yo solo con 60 compañeros enardecidos que querían pegarme y algunos fogoneaban para que me peguen. Si agredía a cualquier persona en ese momento y solo, terminaba linchado en la plaza de Rawson. En ese escenario de mucha violencia sería descabellado que levante una mano. Que no inventen estupideces y dirimamos las cuestiones sindicales.#